Blog de Lecturas

Blog de Lecturas


Pedro L. Gayarre

Mitología de los mares de Cunqueiro

En el mundo mitológico de Álvaro Cunqueiro, el mar ocupa un lugar principal. Estas Fábulas y leyendas de la mar son un conjunto de artículos aparecidos en diversas revistas. La mayoría en una de esas publicaciones que parecen soñadas o inventadas por el escritor de Mondoñedo, “La Hoja del Mar”, otros en Sábado Gráfico, la revista, junto a Destino en las que prodigó sus invenciones durante años. El recolector de esta cosecha marina, fue su gran amigo, colega de yantares, mitologías y erudiciones apócrifas, Nestor Luján, que un año después de su muerte se encargó de su edición y prólogo. Un libro, como dice Luján, “cuya unidad reside en la fascinación del mar", pletórico como es de tantos y tantos misterios, de zoologías quiméricas, de increíbles geografías submarinas, de temerosas historias y trágicas leyendas sin fin, tan capaces de desarmar la incredulidad, como decía el poeta inglés Samuel T. Coleridge, y de alimentar inagotablemente la fértil imaginación de Cunqueiro. 

Los cuatro grandes epígrafes en los que el compilador divide la obra puede dar idea de por dónde van los mares de don Álvaro: 1.- Mitos, geografías,  dioses y demonios, con noticias concretas de los reinos sumergidos. 2.-Sobre antiguas navegaciones y viajeros ilustres  con las últimas nuevas del Holandés Errante. 3.- Intermedio con las sirenas del mar. 4.- Sobre la zoología del mar con la epístola consoladora y apócrifa de Santiago Apóstol a los salmones que remontan el río Ulla. Como se ve una variada y escogida muestra de los saberes reales e imaginarios del maestro de mitologías y enredos. 

Uno no sabe nunca, con Cunqueiro, Juan Perucho, Nestor Luján y compañía entre medias, como tomarse estas erudiciones que el prologuista y amigo dicen proceder de su común afición a la lectura de la Historia natural de los peces de Cuvier, de la Historia natural de MicerUlises Aldrovandi, sabio de Bolonia, los textos de Olaos Magno, obispo de Upsala, los del arzobispo finlandés Potoppidan, de la Navigatio Brandani, una crónica irlandesa del siglo XII, o de las viejas historias de Plinio el Viejo: “Tenía como lecturas predilectas, entre otras tantas curiosidades suyas, las recientes sobre la Atlántida, sobre las leyendas marineras, sobre los barcos veleros fantasmales, desarbolados y perdidos, sobre los obispos fabulosos de Bretaña quienes, con sus diócesis dispersas en el fondo del mar, pastoreaban una voluptuosa feligresía de sirenas. Ante los abismos del mar, la capacidad de creación de Álvaro Cunqueiro era infinita, siempre renovada. Le complacía crear geografía que en nada coincidían con los textos e inventar los mapas rigurosos. Su mundo se ancheaba –por decirlo con sus palabras-enormemente, la imaginación podía añadir algunas cosas fulgurantes, preciosas, a miles y miles de sucesos y misterios que se conocían…” en fin, el mundo personal, mágico, misterioso, incomparable e intransferible de este escritor único que nunca, ni en el más humilde de sus artículos, a veces olvidados en alguna de esas revistas desaparecidas en las que se prodigó, dejó de mostrar su talento de escritor.

Álvaro Cunqueiro. Fábulas y leyendas de la mar. Edición y prólogo de Nestor Luján. Ed Tusquests. Colección Fábula. 288 páginas. 8,95€.

Compartir