15 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
Blog de Lecturas

Blog de Lecturas

PEDRO A. LÓPEZ GAYARRE

Un novelón de Manolo Valero

2019/05/16/105031_valero.jpg

Manolo Valero es un escritor total y vocacional. A diferencia de uno, se le nota que lo pasa bien escribiendo. También en la obra que lleva publicada y en la que uno sospecha que guarda en los cajones. Ha escrito más que el “Tostao”, que se decía cuando aún se estudiaban en serio Latín y Humanidades varias en el Bachillerato. No para de escribir y de publicar. Lo mismo le da el género. Ha escrito teatro, ensayo, relatos cortos, novelas, guiones de cine… Ahora lo penúltimo es un novelón de alto recorrido y calado histórico. Una de esas novelas que ya no se escriben. Una novela en la que se entrecruzan familias y personajes de un lugar que todos adivinamos, Puertollano (Pueblo), a lo largo de varias generaciones con la  historia de España como fondo. El espacio temporal abarca desde el comienzo de la I Guerra Mundial a la muerte de Franco. Un trabajo que solo un escritor como Manolo Valero puedee abordar con la naturalidad del que simplemente hace bien su trabajo y lo hace sin rendirse ni cansarse. De principio a  fin. Envolverse en unos personajes y hacerlos vivir como siempre se hizo en la novela, hasta que a algunos les dio por escribir como para volver loco al lector. Manolo pasa de eso y construye una narración coherente en la que todos los personajes de las cuatro sagas viven los acontecimientos que les tocan.

Puertollano vivió su esplendor con la minería del carbón. Un esplendor que se repitió durante el franquismo, cuando la utilización de sus pizarras bituminosas para el obtención de hidrocarburos  y sus derivados la convirtió en una rareza industrial en el corazón de España, lejos de los puertos marítimos en los que se localizaban las principales refinerías.

ManoloValero2012Int60

Y ese Puertollano de casi un siglo da para que aparezcan en la novela de Manolo Valero todos los movimientos sociales, ideológicos y económicos que convirtieron al siglo XX en una época de convulsiones sobre la que se construiría el mundo actual. La neutralidad española en la I Guerra Mundial, no aprovechada por la incipiente industrialización española, la Dictadura de Primo de Rivera, la II República, la Guerra Civil, la II Guerra Mundial, el primer franquismo, el desarrollismo, el posfranquismo… En fin, un fondo histórico pasado por las peculiaridades locales en el que los personajes de Manolo Valero luchan, penan, odian, se matan y, en fin, viven como está mandado de toda la vida de Dios que vivan en las novelas.

Uno le ha dedicado unas cuantas horas de lectura a estas casi seiscientas páginas y ha sentido que construir una obra como la del amigo Valero no está a su alcance.

Manuel Valero. El esplendor y la ira. Ilustrado por Víctor Barba. Ediciones Puertollano. 584 páginas.  

COMPARTIR: