Buenos Humos

Buenos Humos


Pedro A. López Gayarre

El error de Paco Núñez con la Casa Real

Paco Núñez no acompañará a los Reyes de España en su visita al “non nato” nuevo Hospital Universitario de Toledo. Después, Paco Núñez ha explicado por carta sus razones a la Casa Real, donde existe gente muy comprensiva con estas cosas del protocolo, en los tiempos que corren, que saben mirar para otro lado sin inmutarse, y ahí está el reciente  viaje a Bolivia con el vicepresidente del moño, en funciones de maleducado de jornada, para demostrarlo. Pero no es eso, Paco Núñez, no es eso… Ni tú, ni mucho menos el partido que representas en la región, pueden cometer ese error, ese inmenso error, que diría el famoso La Cierva, por mucho que te excuses ante el Rey. Hay cosas con las que en los tiempos que corren no se juega y una de ellas es la Corona. A no ser que cualquier pretexto sea bueno y justifique atacar al adversario. Lo que tocaba ahora era acompañar a los Reyes y luego denunciar, si así se quiere, la enorme propaganda que el Gobierno regional hace con el dinero de todos y la cascada de inauguraciones que se vienen sucediendo cada seis meses con ese hospital. Pero con carta de excusas o sin carta, el feo a los Reyes no hay quien te lo borre de tu currículum. La Casa Real comprende y entiende todas estas cosas pero también toma nota.

Uno comprende que hacer oposición en una región como la nuestra, donde Emiliano García-Page, achica espacios a derecha e izquierda, hasta la asfixia, tiene que ser muy duro. Cuando se ocupa el centro político a la manera de Emiliano, el que está enfrente es normal que no sepa por donde hincar el diente sin salirse de esa zona de moderación y conservadurismo que es donde están los caladeros de votos, que decía Bono. Uno no puede hacer una oposición como la que haría Vox sin ir más lejos, e instalarse en el no permanente. En el día a día, la salida nunca puede ser la oposición por la oposición y mucho menos hacer oposición con instituciones que hoy son cuestionadas por los extremos. Desgraciadamente para los que anhelan una alternativa de futuro a García-Page, esa precipitación, tan evidentemente en el hablar de Núñez, es algo que también se traslada a sus decisiones. No hay que decir que el entorno de García-Page cada día es más feliz con el nuevo liderazgo del PP y en esta última salida de pata de banco de la “feroz oposición” han tenido la mejor muestra. ¡Qué nadie le distraiga! es la consigna, y en ello están.

A Paco Núñez uno le reconoce el entusiasmo y el trabajo que pone en todo lo que hace. Me temo que Emiliano también.

Compartir