Cartas al director

MUCHOS VOTANTES PREFIEREN EL LÍDER DURO - Martín Martínez (26 de octubre de 2020)

Muchos padres, si pueden elegir, prefieren el profesor exigente, duro, con normas claras, que deje poco espacio para la discusión, que no priorice la libertad de expresión. Muchos votantes, cuando pueden elegir, eligen al político que presente las características anteriores. La claridad se valora. También la iniciativa, y la contundencia. Los indecisos no tienen éxito, en ninguna parte.

Lo que acabas de leer, está un poco relacionado con el siguiente titular. "La gente con mala leche vive más y triunfa en su profesión". Ya hemos visto que los padres, y los votantes valoran el mal carácter. Ahora nos toca ver porque pasa lo que afirma el titular. (...). ¿Por qué viven más? Porque no se contienen, y diciendo y decidiendo se desahogan. Y ya sabemos que la expresión reduce la tensión y relaja. ¿Por qué triunfan ?. Porque no esperan que la suerte les sonría, no esperan que Dios les ayude, no son optimistas. ¡Son pesimistas defensivos! ¡Y se esfuerzan!

Todos los pesimistas defensivos no son iguales. No es lo mismo la mala leche de los justos, que la mala leche de los injustos y corruptos. Si fracasa VOX, seguramente no será por la dureza de sus líderes. Será porque algunas de sus ideas no se sostienen.

DOCTRINA DEL ODIO - David Valentín Torres (5 de octubre de 2020)

El problema raíz de las sociedades, desde las antiguas a las modernas, ha sido y será la animadversión al pensamiento o modus vivendi ajeno. En ocasiones, justificada o injustificadamente, las personas tienden a reaccionar bajo la doctrina del odio cuando sus criterios e intereses personalistas corren el riesgo de ser, tan solo, cuestionados.

Esto evidencia la decadencia como civilización, así se ha demostrado en tiempos remotos y hasta la fecha. No muestra ser un beneficioso recurso para la convivencia los intensos sentimientos de rechazo hacia algo o alguien; es decir, el odiar por odiar.

Desde el punto de vista médico, el odio tiene una fuerte causa patológica. Esto lleva a pensar que los individuos, amparados en este tipo de sentimientos contraproducentes al pensar, sentir y vivir de los otros, despuntan una insana naturaleza emocional y a ser atendida debidamente por profesionales. En este sentido, la psicología y las terapias son un excelente recurso para esta conducta nada salubre y, por supuesto, humanamente inapropiada.

No obstante, tampoco se puede obviar que la educación, probablemente inculcada en tiempos de infancia, es la base que forja este carácter de insatisfacción al prójimo para, finalmente, madurarla en el conflicto y la agresividad en la que está sumido el planeta.

Odiar es querer, pero querer lo que conviene en particular, no lo que disfruta o concibe el otro. Desde luego que no es sano vivir en una sociedad donde todo se rechaza, incluso lo que no se conoce salvo por titulares, interpretaciones o etiquetas establecidas.

Es indudable que nadie está obligado a aceptar lo inaceptable y lo que, sin lugar a dudas, perjudica la integridad o el desenvolvimiento digno de los individuos, pero aún así esto no justifica replicar con la medida del odio. Es imposible apagar el fuego echando más leña al asador.

La ética sustenta un importante fundamento para la educación, tanto en las instituciones destinadas a este fin como en la gestión educativa ejercitada en los hogares.

Se puede modificar a la sociedad en este aspecto si se fomenta el entendimiento al sentir y pensar ajeno, si se ofrecen los valores básicos de convivencia y que, de paso, se han marginado ahora más que nunca.

Cada persona tiene el derecho a ser, pensar, sentir, expresarse y actuar con libertad, obviando que esto no vaya en perjuicio ni detrimento de nadie pero, sobre todo, para cumplir justamente con la conducta contraria a lo que dijera el dramaturgo español Jacinto Benavente: «Más se unen los hombres para compartir un mismo odio que un mismo amor».

Es necesario cambiar el enfoque para vivir mejor. Erradicar el odio a las diferencias, abordar métodos de aprendizaje que inspiren a la empatía y reestructurar los sistemas educativos si cabe. Tal vez aprender a amar signifique una tarea ardua, pero el respeto a los congéneres y demás formas de vida, promete ser una labor a enseñarse en casa y a pautarse en las instituciones correspondientes si se plantean con premura y seriamente.

LOS OJOS, LOS LABIOS - Martín Martínez (30 de septiembre de 2020)

Valoramos las cosas cuando no las tenemos. Nos pasa con el dinero, con el trabajo, y con las personas.

Cuando conversamos con una persona, a la que no le podemos ver los ojos, notamos que en la comunicación falta algo. Falta la información que los ojos aportan. Entonces nos damos cuenta. Esto nos pasa con las personas que llevan gafas negras. No notamos si su mirada es agresiva o acogedora. O íntima.

Hay miradas y miradas. La mirada agresiva, la de la persona que quiere imponerse. Te mira los ojos y mantiene la mirada fija. La mirada acogedora o social, la de la persona que se encuentra cómoda contigo. Te mira la cara... Y la mirada íntima, la de la persona que se interesa por tu físico. Te mira de arriba a abajo.

¿Qué me dices? Con la cara tapada, puede saber si la persona que te mira quiere imponerse, te observa con interés o simplemente se siente cómoda.

Valoramos las cosas cuando no las tenemos. La mascarilla nos esconde los labios. Y ahora no contamos con la información que aportan: Sonreír. Morderse el labio inferior. Mover los labios de izquierda a derecha.

LEALTAD INSTITUCIONAL - Nicolás Galán Serrano (27 de septiembre de 2020)

Lealtad institucional. Respeto institucional. Dos frases que estos últimos
días, hemos escuchado y leído en numerosas ocasiones pero dudo que alguno de
los que las han invocado hasta la saciedad, conozcan su significado o lo que
representan.

El vicepresidente segundo del gobierno, Pablo Iglesias y el ministro de
consumo, Alberto Garzón, no han asumido que son parte de una institución que
representa tanto a los que son simpatizantes de sus postulados como a los
que no lo son. Pertenecen al gobierno de una nación, al gobierno del Estado
Español. No están en la bancada de la oposición, sino frente a ella. De no
ser así podrían optar por expresar lo que les apeteciera, sin ni siquiera
cuidar las formas, ni la educación, ni el respeto debido a quienes les
escuchen y vean. Es penoso pero es lo que hemos consentido y es lo que
tenemos. Desde los escaños opositores y sustentadores del gobierno, no hay
límite para ofender al contrario. Todo ello envuelto en la libertad de
expresión, claro, en lo que ellos consideran su libertad de expresión. Yo me
quedo con la idea del filósofo Emilio Lieido respecto a esa libertad de
expresión “La libertad de expresión solo existe si hay pensamiento en esa
expresión, de nada sirve la libertad de expresión si solo se expresan
estupideces”.

Sé que el Sr. Iglesias y el Sr. Garzón, tienen que cuidar y hacerse notar
por sus seguidores pero para eso tienen otros instrumentos como Jaume Asens,
presidente del grupo Unidas Podemos y Comunes en el Congreso de los
Diputados y a otras mentes imaginativas que se encargan de mantener las
ascuas vivas para que el calor no se disipe.

El vicepresidente y el ministro de consumo tienen que saber que representan
y que prometieron respetar y tener lealtad. Ellos tendrían que estar en otro
plano, en el plano de actuación de un gobierno que necesita dar soluciones a
los problemas que tiene nuestro país, no a contribuir a generarlos.

Por otro lado tenemos al jefe de la oposición, al líder del partido
mayoritario de ésta, El Sr. Casado. Pide lealtad y respeto institucional
mientras niega su colaboración para que las instituciones como el Consejo
del Poder Judicial, El Defensor del Pueblo, el Tribunal Constitucional,
entre otros, puedan ser renovadas y tengan plena legitimación en sus
funciones. El motivo para negarse es que no acepta que el candidato
presentado por una mayoría, fruto de unas elecciones democráticas, fuera
proclamado presidente de una institución del estado, como es la presidencia
del gobierno, por otra institución como es el congreso de los diputados y en
base a esa legitimación, formara un gobierno que a él y solo a él, le
compete formar. En vez de ejercer lealmente el papel encomendado, se lanza a
augurar desastres que él mismo sabe que son imposibles en la actualidad, la
propia Constitución y las leyes emanadas de ella, impiden la ruptura por
parte interesada del ordenamiento constitucional.

Cuando un gobierno esta en funciones y tenemos experiencia en el tema
después de cuatro elecciones en cuatro años, hay decisiones o tareas que ese
gobierno no esta capacitado para tomar o hacer, de igual manera tendría que
actuar el Consejo General del Poder Judicial con su presidente a la cabeza.
Si está en funciones, situación que, es cierto, ha denunciado en varios
foros en varias ocasiones, tendría que tener limitadas sus funciones, no
realizando aquellas que supongan un perjuicio para su sucesor, como el
nombramiento de jueces. De lo que sí estoy seguro es que la lealtad y el
respeto institucional, tampoco ha sido entendido. Mucha indignación, mucho
recordar que la justicia nace del pueblo soberano y se aplica en nombre del
Rey pero no le importó poner a éste en situación delicada, al hacer público
la conversación telefónica que, supuestamente y según el presidente del
máximo órgano judicial, tuvieron los dos y si esto fue cierto, aunque ha
sido desmentido, flaco favor han hecho, una vez más, los asesores de la
institución que ostenta la jefatura del estado.

Luego estamos nosotros, los ciudadanos, los que se supone que ostentamos
todo el poder pero que no sé si somos institución o no. No sé si nos
merecemos lealtad y respeto institucional o solo estamos para sufrir las
consecuencias de todas estas incapacidades.

Como dice Antonio Muñoz Molina en su articulo “La otra pandemia” “Si no
hacemos algo más esta gente va a hundirnos a todos”. Pues algo tendremos que hacer.

EL SOCIALISMO POPULISTA DE BAJAR IMPUESTOS - Pedro Labrado Pintado (23 de septiembre de 2020)

La responsable de Hacienda del equipo de Milagros Tolón en el Ayuntamiento de Toledo ha anunciado a bombo y platillo que para el próximo ejercicio se va a aprobar una rebaja en el Impuesto de Bienes Inmuebles de la ciudad de Toledo.

Una rebaja en el impuesto que va a suponer individualmente unos pocos euros, para varios miles de viviendas no llegará ni al euro.

Una rebaja en el impuesto que va a suponer que el ahorro fiscal va a ser mayor para quien más bienes inmuebles posee.

Una rebaja en el impuesto que es neutral para todas aquellas personas que no tienen la “suerte” de ser propietarias de un bien inmueble o de varios.

Cabe preguntarse cuál es el objetivo perseguido por el equipo de Tolón. Según la delegada municipal de Hacienda: “la alcaldesa es la primera interesada en facilitar a los ciudadanos (no sé si también a las ciudadanas) este tránsito de la pandemia, principalmente desde el punto de vista social y empresarial, que son los ámbitos más afectados e intentar que los ciudadanos (no sé si aquí también las ciudadanas) sufran lo menos posible”.

La declaración de intenciones es bonita, cualquiera la podría suscribir pero no termino de encontrar el nexo entre bajada de impuestos, en este caso el IBI y la mejora en el sufrimiento de la ciudadanía, mejorará el sufrimiento de las propietarias de inmuebles, más el de las que más tienen. No veo el cordón umbilical entre pagar menos IBI por las viviendas y la mejora de la situación empresarial. No alcanzo a entender la bajada de impuestos con la mejora en la prestación de servicios públicos para contrarrestar los efectos sociales negativos de esta pandemia cuando simultáneamente se reconoce una bajada en la recaudación del erario municipal.

Alguien debiera explicar cómo con menos recursos se pueden atender y prestar mejores y mayores servicios, como se puede mejorar la seguridad sanitaria en los centros educativos, como se puede acompañar en sus necesidades a las personas mayores, como se puede apoyar a las personas que están en desempleo, como se puede apoyar e incentivar la cultura y el deporte en tiempos de pandemia y otros muchos más “como se puede”.

La alcaldesa se Toledo ha dado la batalla en la FEMP, en su propio partido, en los medios de comunicación y en las redes sociales para que se aprobara el famoso decreto sobre el uso de los remanentes municipales advirtiendo de que la ciudad de Toledo perdería más de 10 millones de euros que se podrían dedicar  a una infinidad de asuntos si no se aprobaba. Bueno, no se aprobó, se perdieron esos supuestos más de 10 millones de euros, y ahora por una modificación voluntaria de la ordenanza que regula el IBI está dispuesta a perder un millón de euros de recaudación como reconoce su delegada de Hacienda municipal en su comparecencia ante los medios para anunciar la rebaja en el IBI. En esta situación tendrá que explicar de dónde va a recortar para cuadrar las cuentas porque en la misma comparecencia de la delegada esta incide en la intención del consistorio en reducir la deuda bancaria. Y ahora no hay excusas ya que el gobierno del Estado ha suspendido la famosa regla de gasto por lo que el consistorio podría disponer libremente de su superávit, si lo hubiera.

A una bajada de impuestos que la mayoría no va a notar, que sólo van a notar de forma significativa las grandes tenedoras de inmuebles, que supone una merma en las cuentas municipales en tiempos de mayores necesidades de gasto para apoyar las políticas anti-covid, y que por tanto sólo persigue titulares en prensa sobre bajada de impuestos, sólo se la puede llamar de una forma: populista, en este caso socialismo populista por el partido al que pertenece el equipo de la regidora municipal. El socialismo no está ni se le espera.

Pedro Labrado. Militante de Podemos y economista

LA REUNIÓN SÁNCHEZ-AYUSO - Nicolás Galán Serrano (22 de septiembre de 2020)

Todos estábamos expectantes con la reunión entre el presidente del Gobierno
y la presidenta de la Comunidad de Madrid. Parecía un acto imposible de
llevar a cabo, sobre todo por lo que se desprendía de las lecturas de los
acontecimientos y actitudes en las semanas y meses pasados. Actitudes que se
han visto en la escenografía que se ha diseñado en el encuentro, más parecía
una cumbre de estados más que un encuentro obligado por necesidad de un
situación sanitaria alarmante, entre gobiernos con afán de cogobernar la
crisis. Sabemos que el gobierno madrileño tiene carencias sanitarias pero
banderas tienen para dar y tomar, aunque le falto la de la Comunidad
Europea, no estoy fuerte en estos protocolos pero creo que ya puestos, debió
estar presente.

Hay nacionalistas o nacionalismos que son evidentes y que todos conocemos y
luego están los nacionalismos de los que no se denominan nacionalistas.
Madrid es distinto al resto de comunidades españolas pero como lo es
Barcelona en Cataluña o Sevilla en Andalucía, todas representan y son
singulares del mismo estado. La densidad de población y la movilidad son
factores que no contribuyen a erradicar los contagios de esta pandemia y
luego está el aspecto socioeconómico pero hemos visto que de este concepto,
están muy bien definidos y separados lo que es “socio” de lo “económico”  y
la importancia que tiene cada uno de estos componentes.

Hemos asistido a un hecho diferencial que distingue al Gobierno de Madrid
como una institución que debe de tener tratamiento distinto, creación de
grupos de trabajo diferentes al resto de comunidades y que serán otorgados
por el gobierno central, no sirven los cauces que se estaban utilizando,
quizá es que no sirvan a La Comunidad de Madrid ni a ninguna otra.
Cualquiera que venga de nuevas se creerá que el presidente Sánchez no se
reúne con la presidenta Ayuso, ni que el ministro Illa no se ha hablado con
el consejero Escudero, ni hay trato alguno con los técnicos del ministerio
ni de la consejería. Hay que crear un poco mas de burocracia para que se
constate que Madrid es especial.

Nuestro presidente castellano manchego dice que las circunstancias de Madrid
es una cuestión de estado y que nos compete a todos. Tiene toda la razón y
más a nosotros que somos vecinos pero esto no es de ahora y él lo sabe muy
bien. Esta circunstancia es de siempre, mes de marzo y abril incluidos. Como
también nuestro presidente, en otra ocasión, comentó, las comunidades
también son estado. Todas. En la situación en la que nos encontramos y de
donde venimos, el acabar o intentar neutralizar al virus, es una cuestión de
estado y no todo ha sido tan idílico como nos quieren hacer creer, ni con el
resto de comunidades ni con la Comunidad de Madrid.

Recordemos, una vez más que el estado de alarma y esto no quiere decir el
confinamiento, decayó porque no encontró apoyos parlamentarios para seguir
en él, entre otras fuerzas políticas, el partido Popular que sigue dando
lecciones de lo que hay que hacer y que no aplica en los gobiernos
autonómicos que sustenta, entre ellos el madrileño que ejerció un acoso y
derribo vergonzoso contra el gobierno central, acusando de bloquear
material, de abandono, de rapto y más disparates que conocemos.

Pues bien ya están las cosas donde se querían llevar, a una diferenciación
de la Sra. Ayuso con respecto al resto de sus compañeros presidentes.
Ahora llegan los reproches, porque claro se pide colaboración pero seguimos
dándole al mazo. No hay rastreadores, necesitarían millones. No hay médicos
pero no dice por que no hay médicos ni por que no hay ofertas de plazas para
médicos ni personal de enfermería. No dice que los médicos en Madrid que es
responsabilidad de su gobierno, están en situación precaria, con contratos
vergonzosos y horarios interminables, con médicos en formación que se han
vuelto a levantar para volver a decir que están artos de ser mano de obra
barata. Hay que ser autocrítica y no presentarse como la que quiere volver a
la solidaridad de los meses de marzo y abril como si hubiera sido el
paradigma de la solidaridad entre gobiernos.

Pedro Sánchez en la rueda de prensa conjunta, nos dice que esto no es un
juego. ¿A quien se lo dice? A pesar de los múltiples ejemplos de personas
tomándose el tema como si fueran de otro mundo, la mayoría de los españoles
sabemos desde hace meses que esto no es un juego pero sí creemos que
escenificaciones como la acaecida en la Real Casa de Correos sí se acercan
más a un juego o a una receta para terminar con una pataleta, porque al
final la eficacia de lo acordado dependerá única y exclusivamente de la
decisión del gobierno de Madrid y queda demostrado que algo no esta
funcionando o funciona con una considerable cantidad de ineficacia en él.
Emilio Lledó dijo que sobrecoge ver el poder que tiene sobre nosotros
ciertas personas disparatadas, pues un imbecil con poder es algo terrible.

LA CRÍTICA EN POLÍTICA - Diego Ruiz Ruiz (13 de septiembre de 2020)

Siempre que se habla de crítica, entendemos esta palabra como algo que se realiza de manera negativa y no tiene por qué ser así.

Hay que subrayar que este término tiene dos sentidos: el negativo y el positivo. Y es que cuando estamos haciendo un juicio de valor, puede entenderse como una crítica sin que necesariamente tenga que ser algo malo.

Por ejemplo, considero una crítica positiva decir que en ocasiones, no sólo los políticos sino las personas en general, cometemos el tremendo error de no saber escuchar y eso nos puede llevar a tomar decisiones equivocadas en nuestra vida.

De hecho, se dice que a veces que la persona que más nos quiere no tiene por qué ser aquella que siempre nos está alabando. Y es que si todos los que nos rodean sólo se dedican a decirnos cosas buenas, podemos caer en la trampa de creer que estamos haciendo todo bien.

Por este motivo, creo que en Política no debe confundirse la lealtad con decir sí a todo. Es más, puede que alguien sea leal simplemente porque es capaz de seguir una doctrina política determinada pero a su vez, también sentirse tan libre como para decir que el camino que se está transitando no es el correcto sin que decirlo resulte perjudicial.

Pero hemos de ser cuidadosos cuando realizamos una crítica sobre determinadas decisiones políticas si no somos capaces de acompañarla de ideas alternativas a aquello que el otro plantea. Y eso es lo que veo por ejemplo que está realizando la Derecha de nuestro país actualmente: decir NO  a todo sin complementarlo con un planteamiento distinto.

Y es que si cuando alguien nos critica y a su vez, nos ofrece una solución o una idea distinta de la que hemos presentado, podremos estudiar esa posibilidad que nos han planteado pero, ¿qué podemos hacer cuando alguien critica y sin embargo, no ofrece una alternativa?

Pues con estos mimbres, quiero hacer ver a la sociedad lo que creo que debe ser siempre un político: alguien apegado a la calle que es capaz de solucionar los problemas de la gente. Pero lo que ocurre con determinados partidos políticos es totalmente lo contrario y es que no sólo no ofrecen soluciones a los problemas que presenta un determinado territorio sino que además, con sus actitudes, son un problema añadido más a los que ya tenemos de por sí en la calle.

Hay una frase que creo que define muy bien en mi opinión lo que debe ser un político y es que un buen representante es aquel que está a la altura de los representados y esto, por desgracia, no ocurre en muchos políticos de nuestro país.

¿Y por qué creo que ocurre? Pues porque la procedencia de ese político precisamente no tiene que ver con orígenes humildes porque tal vez, no han pasado por dificultades de ningún tipo en ningún momento de su vida. También porque en ocasiones, esto sucede porque ese político se ha creído con tal concentración de poder que le ha cegado la mente de tal forma que se ha olvidado de dónde viene y quién le ha votado. En otras ocasiones, puede responder porque simplemente en la personalidad de este político no va que los demás le critiquen porque es algo que no soporta.

Si hay algo que me hizo afiliarme al Partido Socialista Obrero Español, es precisamente porque siempre he podido expresarme en libertad. Siempre he podido decir lo que pienso aunque esto fuese una crítica destructiva pero eso sí, siempre he intentado dar mi punto de vista sobre un determinado asunto a fin de que lo vean como una vía alternativa a la otra idea.

Os confieso que de personas de las que aprendo muchísimo en la vida es de aquellas que precisamente no tienen nada que ver con la Política. Y es que ellas me ofrecen en algunos momentos, un punto de vista diferente al mío de manera que me hacen reflexionar y así, darme cuenta que ciertamente en ocasiones me he equivocado y al final, no sólo admito mi error sino que agradezco que esa persona me lo haya dicho.

Y es que creo que un político para que crezca como tal y sea cada vez más útil para la sociedad, debe estar acompañado y asesorado de alguien que sea capaz de decirle que está cometiendo un error ofreciéndole la solución alternativa para poder resolver un problema de manera adecuada y eficaz.

Y sí, pienso que todo político que quiera alcanzar grandes cotas de éxito debería tener una especie de “Pepito Grillo” a su lado de manera que su labor sea lo más eficiente posible para la sociedad. El problema es cuando un político quiere a la sociedad simplemente para aprovecharse de ella a fin de alcanzar el poder, donde sus promesas son regalos al oído de la gente común que finalmente, no se convierten en hechos.

Por eso, siempre he creído que pensar que todo lo que hace mi partido está bien me conduciría a un error mayúsculo así como pensar que absolutamente todo lo que hace el contrario, es malo aunque por desgracia, desde hace muchísimo tiempo nos estamos encontrando con una Derecha que busca destruir al otro aunque eso se lleve por delante a todo el país. Es la miserable táctica de intentar lograr el poder por el poder sea como sea.

Recuerdo que una de las ideas clave que aprendí de mi carrera universitaria es que un ser humano debe aprender a tener un pensamiento crítico y reflexivo de modo que podamos conseguir crecer cada día como personas. Y creo que en demasiadas ocasiones, vemos cómo en Política esto no existe.

Por este motivo, creo fundamental que cuando algo se haga mal, lo digamos para que en un partido político seamos capaces de ser autocríticos y esto nos ayude a salir de los problemas mejores y más fuertes.

Hay que tener claro que muchas veces es más fácil hacer oposición que gobernar pero algunos confunden estar en la Oposición con oponerse a todo y de esta manera, no entienden que en determinados momentos, aliarse con quien ejerce las labores de gobierno puede ser útil para la sociedad. La pena es que algunos olvidan que no todo puede ni debe hacerse desde un prisma partidista pero si en muchas ocasiones adolecemos de buenos gestores, es indudable que también carecemos de estadistas y puede que en parte, se deba a la soberbia que algunos muestran y que les hacen mostrarse inflexibles por mucho que les critiquen.

Sé que cada vez que hacemos algo en esta vida, estamos sujetos a la crítica de los demás. Ahora espero que esto que he escrito algún día sirva para que a algunos se les caiga la venda de los ojos y sean capaces de comprender que no siempre están acertados.

Y es que como dijo Shiv Khera, las personas sabias prefieren beneficiarse de la crítica constructiva en lugar de ser arruinadas por el elogio falso.

DIEGO RUIZ RUIZ. Militante del PSOE de Polán (Toledo)

PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD - José Ignacio Olona (11 de septiembre de 2020)

Estimado(a) representante de los ciudadanos:

Le ruego dedique unos minutos a la lectura de esta carta, y si verifica que lo que digo es cierto y coincide con su planteamiento, aporte su granito de arena para, entre todos, dar solución a una situación injusta que afecta a buena parte de los ciudadanos, estamentos y negocios de la capital.

Me dirijo indistintamente a todos los concejales del Ayuntamiento de Cuenca, diputados(as) provinciales, y a quienes tengan capacidad de hacer fuerza, rogándole que, no por ser muchos los destinatarios, vaya a pensar que ya habrá otro que se preocupe.

Casi a finales de 2020, la gran mayoría de los ciudadanos que residen en el casco antiguo NO TIENEN acceso a un servicio imprescindible como es la fibra óptica. Esto afecta también a organismos y negocios de mucha importancia para la dinamización de la ciudad. La situación se agrava además con la pandemia que nos afecta y que requiere situaciones de teletrabajo, formación a distancia, colegio en casa, etc.

Ministerio, Junta de Comunidades y Diputación, subvencionan instalaciones y firman convenios con operadoras para actuar en pequeños municipios y lugares de menor densidad de población, sin caer en la cuenta de que Cuenca -que desde hace quince años cuenta con canalizaciones previstas que llegan más arriba de la Plaza Mayor-, carece por la razón que sea, del servicio FTTH (fibra hasta el hogar) en su casco antiguo. Incluso existe una conexión de fibra de alta capacidad entre el Parque de San Julián y el cerro de San Cristóbal instalada y operada por Cellnex, que en principio no da servicio a particulares.

A los que piensen que la excusa es la dificultad para instalar cableado en un casco histórico declarado Patrimonio de la Humanidad, que pregunten cómo lo han hecho en otros entornos que gozan de idéntica protección. La solución no es complicada en muchas de las situaciones, ya que como digo, las canalizaciones principales existen. Podría ser que las operadoras de telecomunicaciones lleven años esperando a que la competencia “mueva ficha”, para beneficiarse después de las inversiones realizadas. ¿Tan difícil es poner a todos de acuerdo y que cada uno asuma lo que le corresponda?

Piensen en actos que tienen lugar en Cuenca en escenarios como el Teatro Auditorio, la Catedral, San Miguel, el Museo de las Ciencias (cuyo observatorio astronómico va a ser puesto a disposición de los investigadores y requerirá buena conectividad), el futuro museo de la Casa del Corregidor, la Fundación Antonio Pérez, la Iglesia de la Merced, las Casas Colgadas, el Parador de Turismo, la sede de la U.I.M.P., el Espacio Torner, etc., a los que a veces no se les puede dar más relevancia por la dificultad de realizar conexiones en tiempo real. Piensen también en los negocios de hostelería y restauración, de turismo, en tiendas, colegios, en la dificultad de instalar sistemas de seguridad que requieren ancho de banda… Casi todos los avances en tecnología requieren buenas comunicaciones.

Busquen en Internet “despliegue FTTH” y vean lo que se hace en otros sitios. Consigan que el casco antiguo de Cuenca figure en las ayudas del MINCOTUR en el próximo Plan de Extensión de la Banda Ancha (PEBANG). Aprovechen este momento de coincidencia de signo político en la mayoría de las administraciones y sin buscar colgarse la medalla, acaben con esta injusta situación. Lo ideal sería analizar solicitud por solicitud y comenzar por lo más fácil o lo más urgente. Seguro que el ciudadano lo agradece. Gracias por su tiempo.

ESTADO DE ALARMA - Nicolás Galán Serrano (27 de agosto de 2020)

El presidente del gobierno descubrió, en la rueda de prensa del martes 25,
tras el consejo de ministros, la forma jurídica que tienen todos los
gobiernos autonómicos para garantizar el cumplimiento de las medidas
excepcionales, legisladas en sus territorios. El martes nos enteramos ya que
no podemos tener toda la legislación en nuestras cabezas que los presidentes
y presidentas de cada una de las autonomías, pueden solicitar al gobierno de
la nación, la declaración del estado de alarma en sus demarcaciones o parte
de ellas, garantizándose por parte de éste, su apoyo institucional y su
aprobación, si fuera necesario, en el Congreso, aunque esto último, sea muy
discutible. Recordemos que el 21 de junio, el estado de alarma decayó no por
una cuestión sanitaria, sino por un problema político, impulsado, entre
otros, por el líder de la oposición con todo su grupo parlamentario en
coral. El partido Popular había reiterado su negativa a seguir defendiéndola
en anteriores votaciones, apoyado por los presidentes que gobiernan en
diferentes comunidades y que reclamaban, como otros de signo distinto,
recuperar sus competencias y funciones. Declaraciones como que los
madrileños estaban secuestrados por el gobierno central, nos demuestran
hasta que punto de fragilidad estaba la cooperación con las medidas del
gobierno. Se cae, una vez más, la estrategia del confusionismo llevada acabo
por la oposición, encabezada por el principal partido de esta y que pretende
gobernar la nación como lo ha hecho en anteriores ocasiones.

Claro, ahora puestas las cosas en su sitio, sabiendo que las comunidades
pueden hacer uso del estado de alarma, nadie opta por esta medida. Ningún
presidente, ni presidenta, solicitará acogerse a esta medida que ellos están
en la obligación de conocer porque es su trabajo y si no la conocían, tienen
personal a su alrededor para indicarles su existencia y funcionamiento.
Ahora no la aceptan porque la solución no es confinar a las personas, como
si el estado de alarma solo tuviese esa opción entre sus medidas. Con el
estado de alarma parcial en una comarca o provincia, e incluso en una región
¿los magistrados habrían tumbando las medidas acordadas por los gobiernos
autonómicos?

Fue curioso ver y comprobar que mientras se exigía comprobación de seguridad
en el comienzo del curso por parte del líder del principal partido de la
oposición ante las palabras del presidente del gobierno nacional, casi en el
mismo instante, la presidenta de la Comunidad de Madrid, admitía, con las
mismas palabras de tranquilidad y seguridad, las medidas para el comienzo
del curso en esa comunidad.

No sirve decir que se trabaja para el estado y se respeta y defiende la
constitución, hay que demostrarlo y en política, como en otros aspectos de
la vida, no todo vale. Hay que ser serios y responsables y sobre todo,
aceptar el papel que las urnas te han dado. No sirve decir que te importa el
funcionamiento de las instituciones y bloquearlas de una forma vergonzosa.
Instituciones que tienen que seguir funcionando incluso con la situación
sanitaria que estamos viviendo. Luego nos rasgaremos las vestiduras cuando
oigamos que la justicia no es independiente, pues ahí esta la muestra,
necesitando de los políticos para que funcione su maquinaria.

Y el ejército otra vez al rescate, esta vez como rastreadores. Eso esta
bien, ahora sabemos que como tenemos un ejercito de profesionales, podemos
echar mano de ellos para tapar las irresponsabilidades de los que se supone,
deberían estar gestionando la crisis. No nos extrañe si de aquí a unas
semanas, con el curso iniciado y se comprobara que no hay profesores
suficientes, veamos personal con uniforme en las aulas. No me molesta el
ejército que tenemos en la actualidad y es de agradecer la labor que han
prestado y que prestan en los meses de verano pero las funciones de unos y
de otros creo que están bien definidas y no hay que mezclarlas.

Lo que no han tenido presente los estrategas de La Moncloa en este guantazo
sin mano que han dado a los opositores, ha sido a los ciudadanos y
ciudadanas, grandes o pequeños, jóvenes o mayores, vivan en un territorio o
en otro. Creo que no nos merecemos este laberinto jurídico, estos lances
partidistas, estas ofensivas para defenderse del acoso. Medidas varias que,
sabemos, algunas no podrán llevarse acabo.

MÁS ROBOTS, MENOS CONSUMO, MÁS PARO - Martín Martínez (26 de agosto de 2020)

Nos dejan sin trabajo, pues ya los vemos más que antes. Ahora incluso, en los hospitales, en las residencias y en los parques. Cubriendo las necesidades de los abuelos, controlando el comportamiento de la gente.

Siempre nos ha parecido bien, que estas máquinas hicieran las tareas peligrosas. Las hemos visto desactivando explosivos, o trabajando dentro de las minas, o en zonas con radiactividad. Ahora los veremos mucho en zonas con contagiados potenciales. Cerca de las personas.

El paro crece. Es difícil reducirlo. Hay dos factores que hacen que sea casi imposible: 1.El progreso tecnológico y el trabajo que hacen las máquinas. 2.La necesidad de reducir la producción y el consumo. Este paro inevitable, por las dos razones apuntadas, justifica el Ingreso Mínimo Vital. IMV.

Para terminar, una reflexión: "Estamos consumiendo mucho, y generando muchos residuos y ensuciando el planeta. Y destruyendo los espacios naturales. Un virus ha saltado desde los animales a nosotros y nos está complicando la vida.Se prevé que en este planeta maltratado pasen más cosas no deseadas o distópicas. ¡Algo ha de cambiar! 

QUÉ ESTÁ PASANDO EN ESTE PAÍS - Nicolás Galán Serrano (13 de julio de 2020)

No sé lo que está pasando en este país. Hemos oído, durante el estado de
alarma, que esta disposición vulneraba derechos fundamentales, como el de
circulación y reunión, una norma que recoge la Constitución y que compromete
al Parlamento para su prorroga, es decir, que sin el consentimiento de
nuestros diputados y diputadas que velan por el cumplimiento de las normas
vigentes, no se ampliaría su vigencia, de hecho, uno de los razonamientos
que se impusieron para que el estado de alarma decayera, fue el criterio de
ciertos partidos que defendían esa libertad arrebatada, incluso, algunos, lo
calificaron de solución medieval.

Se nos repite como un mantra que con los datos que tenemos hoy, se llego
tarde al estado de alarma y que con los datos que teníamos entonces,
rotundamente no. Pues bien, sabiendo lo que sabemos ¿Cómo estamos en estos
momentos?

Visto lo que esta sucediendo, hemos aprendido poco, no ya sobre la epidemia,
seguimos comportándonos con egoísmo y poca o nada de empatía hacia los
demás, ¿nos importa? ¡Nos trae al fresco!

Los llamados héroes siguen con sus jornadas maratonianos y sus contratos de
tres al cuarto. Los medios que se tenían que poner en marcha y la respuesta
en prever situaciones dejan mucho que desear o brillan por su ausencia.
Las elecciones en Galicia y País Vasco son prueba de ello, dos territorios
donde hay rebrotes importantes y se ordena que las personas enfermas por
covid-19 se abstengan de ir a los colegios electorales bajo una sanción por
delitos contra la salud pública.

Se prohíbe a un sector de la población vasca y gallega ejercer su derecho a
voto, se  vulnera un derecho fundamental no menos importante que el de
reunión y transito, ¿alguien dice algo? Nadie, ninguna institución ningún
representante sale a defender este derecho, a defender a estos ciudadanos y
ciudadanas. He llegado a leer y oír a comentarios indicando que estas
personas están en una situación similar a la que podría estar alguien que
sufriera una fractura de cadera, de brazo, una intervención de apendicitis y
que se yo cuantas más enfermedades, como si cualquiera de estos percances
estuvieran relacionados con la pandemias declarada por la OMS. No, ninguno
de estos percances se pueden comparar con lo que esta pasando, estos
percances suceden de forma imprevista, esta crisis sanitaria lleva con
nosotros desde marzo de forma fehaciente y si se realizaran las cosas con
disposición de solucionar los problemas, se hubieran puesto medidas para que
la gente pudiera ejercer el derecho a votar pero es mas fácil sacar la
estaca y prohibir.

Saldrán responsables de los partidos y acólitos construyendo discursos para
dar explicación de lo normal de esta medida e intentarán hacernos ver que
esto no menoscaba la salud democrática del país. También se ha dicho que el
porcentaje de los que no han podido votar por estar infectados, no cambiaría
los resultados, claro esto es el colmo, es decir que el voto de una persona
no vale nada el de cien ya sí.

Independiente de quien haya ganado estas elecciones, tanto en Galicia como
en el País Vasco lo que sí esta claro es que los perdedores hemos vuelto a
ser nosotros, representados esta vez por los gallego y vascos ya que ha sido
vulnerada nuestra capacidad democrática y nadie ha salido en su defensa.
¿Cuál será el siguiente sapo que nos tendremos que tragar por razones de
estado?

PERDÓN - Miguel Ángel Aranda González (22 de junio de 2020)

Perdí ya la cuenta de los días que hace que cambiamos de tipo vida, sólo uno de la “nueva normalidad”, y que ha transformado a la sociedad en otra más solidaria, responsable y empática, que eleva al currito a héroe; aunque lo lógico sería decir heroína.

Y abro el periódico, virtual claro, porque el papel contamina y está contaminado, y miro la tele y las redes sociales, las cosas que me mandan, porque aún reniego de estos inventos demoniacos, y abro los “wass”, porque ya he dicho esto no contamina e íbamos, ahora sí, a salvar al planeta, y sigo viendo lo mismo de siempre.

A unos jóvenes irresponsables que hacen botellones y fiestas, a los ancianos yendo a comprar sin mascarilla, porque ya se la suda todo, a los padres con los niños juntándose entre ellos, sin distancia ni leches, los perros saliendo y oliéndose el culo, con el riesgo que esto conlleva, a los deportistas, a su bola, sin respetar ni distancia ni leches...

Y es curioso esto del cambio, a quien se sigue viendo criticando y denunciando efusivamente a esta panda de asesinos que nos están tiroteando con sus virus que nos echan encima, es a nosotros mismos ¡Claro! ¡Ahora caigo! Nuestro típico marujeo... Pues no ha cambiado tanto la cosa, no.

Continúo revisando noticias y comentarios en busca de alguna señal que me indique algún atisbo de cambio, y pienso ¡Coño! , perdonad mi lenguaje soez y sexista, a lo que iba ¡Pollas!, si estamos tan alarmados con la alarma del bicho éste, seguro que en el país con más casos de muerte en el trabajo de Europa las empresas tienen que ser un caos en Epis, distancia social, protocolos de salud laboral, un hervidero covididiano.

Y, como todos sabemos, porque casi todos tenemos ya la carrera de medicina, que esta cosa permanece en los sitios cerrados con sus gotas y gotículas, las redes sociales, los periódicos virtuales, los “wass”, los televisores tienen que estar inundados de comentarios, de denuncias, de imágenes de empresas incumplidoras, de gente indignada “Porque yo en estas condiciones no voy a trabajar, que luego al que atacan los bichos es a mí y yo voy y se lo pego a mi compañero de trabajo y el otro al de al lado y luego llego a casa y lo transmito a mis hijos, a mi pareja y mi pareja a sus compañeros de trabajo y ellos a sus hijos, a los abuelos ¡Pobrecitos los ancianitos!...”

Y sí, por fin he visto ese cambio tan anunciado. No he encontrado nada referente a empresas privadas que incumplan la normativa en salud laboral en España (Salvo las terrazas de los bares, a los que las fuerzas de seguridad han amonestado, caña en mano, cero cero, por supuesto, mientras repasaban el millón de multas que nos han impuesto en la calle), a nadie saliendo exaltado “En mi empresa son unos irresponsables”.

Las empresas, los grandes empresarios de la construcción, las grandes cadenas de distribución, los almacenes de logística, en la restauración, empresas del metal, en los súper, es todo “happy flower”, a ver si de tanto decirlo desaparece esta expresión ¡Cojones!¡Ovarios! La sociedad, en general, seguimos desgraciadamente igual, pero el gran capital, los grandes empresarios, ésos sí han hecho sus deberes, ellos sí han cambiado. Deberíamos avergonzarnos y pedirlos perdón.

RECORTAR EN EDUCACIÓN: RECORTAR FUTURO… Y TAMBIÉN SALUD - Diego Ruiz (10 de junio de 2020)

Siempre he pensado que un ser humano formado es un bien para la sociedad en general. Tengo claro que gran parte de lo que es en sí el ser humano a lo largo de su vida, lo es gracias a la Educación que recibe y por eso, tengo muy claro que invertir en esta materia hace mejores a las personas.

El verbo educar procede del latín “educare” que significa dirigir desde fuera y es justo lo que hace un maestro o un profesor: conducir a los individuos desde fuera del camino pero señalándoles en todo momento como guía que es, lo que debe hacerse en esa senda que es el aprendizaje.

Desde mi experiencia como maestro y gracias también al aprendizaje que adquirí en la escuela universitaria de Magisterio, aprendí que el oficio de la docencia es la base sobre la que se apoyan las demás disciplinas de la vida puesto que por las manos de un maestro o una maestra, pasan los arquitectos, ingenieros, vendedores de fruta, los médicos, maestros, policías, bomberos…y sí, también los políticos. Es decir, que nadie pasa por la vida sin haber estado en una escuela en estos tiempos, claro. En otros, por desgracia el hambre, la miseria y la pobreza que generó la Guerra Civil y la posterior Dictadura de Franco hizo que muchos de nuestros antepasados más recientes, no pudieran ir a la escuela y eso, no puede suceder nunca más.

Debemos ser muy exigentes con nuestros gobernantes en este tema siempre y tomarnos totalmente en serio que la Educación como la Sanidad, son los dos temas capitales de cualquier país del mundo. Y es que no nos quepa duda que a mejor Educación y a mejor Sanidad, habrá una mejor Economía sin duda alguna.

Por eso, desde estas líneas quiero hacer un llamamiento a todos los políticos de nuestro país sean del partido que sean, que hagan un esfuerzo total por no recortar en Educación ni en lo concerniente al personal docente ni a medios tecnológicos ni demás recursos existentes en un centro educativo.

Quiero además, también exigir a todos los gobernantes que en el próximo curso hagan un esfuerzo aún mayor que en los cursos anteriores pues por desgracia, la pandemia del COVID-19 nos va a exigir a todos llevar unos hábitos de vida y de trabajo radicalmente distintos a los que hemos llevado hasta ahora. Y no, por mucho que un político se empeñe sea de la ideología política que sea, hasta que no se encuentre una vacuna contra este virus, nada va a volver a ser como antes y por consiguiente, la educación tampoco.

Quiero recordar que el artículo 27 de nuestra Carta Magna reconoce la Educación como un derecho que tenemos todos los españoles siendo ésta pública, gratuita y de calidad y quiero recordar a todos los partidos políticos que su deber es cumplir y hacer cumplir la ley y por tanto, esta también y por si esto nos resultara poco, nos recuerda también la LODE de 1985 precisamente lo que dice su propio nombre (Ley Orgánica del Derecho a la Educación) que la Educación no es sino un DERECHO. Quizás algunos políticos hayan olvidado dicha norma por lo que creo que no está de más recordarlo.

Es fundamental recordar aquí la inversión que se realiza en Educación en varias comunidades autónomas según datos recogidos por última vez en el año 2014 donde El País Vasco invierte 8976 euros por alumno (la comunidad que más invierte de España) frente a los de la Comunidad de Madrid (4.443) y Andalucía (4510). Es decir, que en Euskadi se invierte ¡el doble que en esas dos comunidades! Debido a un recorte de casi un 8% desde 2009.

Por eso, quiero destacar la decisión del Gobierno Central de destinar 2.000 millones de euros para Educación poniendo el foco en esta materia como uno de los pilares fundamentales para salir de la crisis generada por la pandemia. Creo que es un esfuerzo importante y a la vez fundamental.

También quiero referirme a la inversión (que no gasto pues me parece peyorativo y perjudicial hablar en esos términos, como también así se refirió el Presidente del Gobierno Pedro Sánchez en su comparecencia en Moncloa este pasado domingo) en determinados países de la Unión Europea para ver en qué lugar estamos en España poniendo algunos ejemplos.

España invirtió 46.882,8 millones de € en 2016, Alemania 150.465,9 millones de €, Francia 120.127,6 en términos absolutos pero para que quede mejor enfocado voy a destacar la inversión per cápita, es decir cuánto se invierte por habitante pues es una aproximación más ajustada a la realidad. Ahí nos encontramos con que España invierte 1.009 € por habitante, Alemania 1.827, Italia 1.071, Francia 1.804, Portugal 847€, Austria 2.249 €, Dinamarca 3.595 €, Finlandia 2.730€, Noruega 5.080€ o Suecia 3.604€ por poner unos ejemplos. Con estos datos, lo que quiero poner en relieve es la enorme diferencia existente en inversión educativa que hay entre España y varios países de Europa. Y lo digo porque Noruega, Suecia, Dinamarca y Finlandia son considerados como los mejores países de Europa en esta materia y estas cifras me sirven para corroborarlo.

¿Esto quiere decir que a mayor inversión más progreso y desarrollo tendrá un país en un futuro? Yo pienso que sí o al menos, eso es a lo que me invita a pensar la pura lógica.

Por ello, creo que es un deber de España como nación ponerse como reto incrementar paulatinamente la inversión en Educación. La Educación Pública es necesaria puesto que la mayoría de los ciudadanos de nuestro país no puede pagarse unos estudios a nivel privado pero es que además, si nos atenemos a las normas que he citado anteriormente, todos tenemos el mismo derecho a recibir una educación de calidad.

Que no me busque nadie para defender que la Educación es un gasto. Tampoco para defender que es algo caro. Ni tampoco que es algo que no es tan importante.

Señores, esto no es ideología. La Educación es NECESIDAD y lo digo con mayúsculas porque el Ser Humano no puede prescindir de ella si quiere avanzar en la vida y porque además, no hay mayor garante de la igualdad de oportunidades para todos los españoles que la Educación.

Por eso, no sólo como maestro de la Educación Pública voy a insistir en que no se recorte en esta materia, no sólo porque sea interino, no. Voy a exigir todos los días de mi vida en que se le dé a la Educación la importancia que merece y es que un país sin una buena Educación o una buena Sanidad, carecerá de progreso y por tanto, no podrá tener un buen futuro.

Para reforzar mi mensaje quiero traer aquí como base frases como “La ignorancia es el peor enemigo de un pueblo que quiere ser libre” (Jonathan Hennessey), “un niño con falta de Educación es un niño perdido” (John F. Kennedy) y es que no hay mayor cura para la ignorancia que la Educación y eso, hace posible no perder a ningún niño por el camino.

Quédense con estas dos últimas frases, señores políticos y también con esto que les voy a decir: si el Covid-19 nos ha cambiado todo, de manera impepinable y sin excusas, también debemos cambiar la Educación. Invirtiendo en más maestros y profesores, tendremos menos alumnos por clase (lo que en Educación se llama ratio) y eso hará que al virus se lo pongamos cada vez más difícil. Para ello, contraten a más maestros y profesores, den estabilidad de una vez por todas a las plantillas docentes y más si tenemos en cuenta la sentencia del TJUE del 19 de marzo en relación con los interinos. Y es que a mayor estabilidad de las plantillas, mayor será la calidad de la Educación puesto que el trabajo conjunto de los claustros de maestros o profesores será más eficiente puesto que si dispones no sólo de más personal sino que además, sea el mismo, hará que crezca la eficacia de la labor docente y a su vez, daríamos carpetazo al fraude de ley en el que muchos docentes interinos nos encontramos, cumpliendo así con la Directiva Europea 1999/70/ce de 28 de junio relativa a este asunto. Estoy convencido que nuestro nivel educativo subiría y a la vuelta de unos años, el informe PISA nos lo constataría.

En sus manos está. España y la vida de todos en definitiva, lo necesitan.

No recorten. No pongan excusas para hacerlo. Ya no valen. Ya no sirven.

Sindicatos y gobiernos, hagan bien su trabajo.

Nos la jugamos todos porque la Educación es un tema de todos y para todos.

Estamos a tiempo.

 

EL BOTELLÓN DE TOMELLOSO - Javi López V. (2 de junio de 2020)

Quería manifestar mi repulsa a toda aquella persona que participó en el macrobotellón reciente que hizo que toda España se avergonzara de que en una localidad castellano-manchega se fuera tan poco civilizados.

Aunque a quien más debiera avergonzar este acto es a su alcaldesa y responsables municipales que no fueron capaces de dispersar esta reunión de jóvenes.

He oído en los medios de comunicación a la alcaldesa decir que no había suficientes unidades de policía municipal para evitarlo y dispersar a los reunidos.

¿Es que la policía municipal de Tomelloso no podía haber solicitado ayuda de la Guardia Civil?

¿Es que la policía municipal de Tomelloso no cuenta con medios de dispersión de una reunión ilegal o no permitida como pelotas de goma, surtidor de agua...?

¿Es que no es suficiente con la enorme cantidad ya de fallecidos por el Covid 19 para que ese acto provoque un importante rebrote y fallezcan más personas?

¿Es que esos jóvenes no han tenido ningún abuelo fallecido por el Covid 19?

La alcaldesa ha mostrado su ineptitud y debe dimitir ya. Los cargos políticos deben ser responsables de sus actos y de sus ineptitudes.

EL BOTELLÓN DE TOMELLOSO - Javi López V. (2 de junio de 2020)

Quería manifestar mi repulsa a toda aquella persona que participó en el macrobotellón reciente que hizo que toda España se avergonzara de que en una localidad castellano-manchega se fuera tan poco civilizados.

Aunque a quien más debiera avergonzar este acto es a su alcaldesa y responsables municipales que no fueron capaces de dispersar esta reunión de jóvenes.

He oído en los medios de comunicación a la alcaldesa decir que no había suficientes unidades de policía municipal para evitarlo y dispersar a los reunidos.

¿Es que la policía municipal de Tomelloso no podía haber solicitado ayuda de la Guardia Civil?

¿Es que la policía municipal de Tomelloso no cuenta con medios de dispersión de una reunión ilegal o no permitida como pelotas de goma, surtidor de agua...?

¿Es que no es suficiente con la enorme cantidad ya de fallecidos por el Covid 19 para que ese acto provoque un importante rebrote y fallezcan más personas?

¿Es que esos jóvenes no han tenido ningún abuelo fallecido por el Covid 19?

La alcaldesa ha mostrado su ineptitud y debe dimitir ya. Los cargos políticos deben ser responsables de sus actos y de sus ineptitudes.