Cartas al director

CON LA MASCARILLA PUESTA - Martín Martínez (1 de junio de 2020)

En internet escribimos cosas, que posiblemente no diríamos en la plaza o en el bar. ¡Nos sentimos protegidos! Detrás de los cristales del coche, o desde el balcón, nos pasa un poco lo mismo. Proferimos recriminaciones o insultos, sin miedo. Y con la mascarilla puesta, también nos pasa lo mismo. Nuestras miradas son más atrevidas. Encantadas, escrutadoras, despectivas...

Desde lejos, o protegidos por una barrera, nos resulta más fácil, desear, o agredir. Ahora tengo a mano tres ejemplos: 1.Un tuit de Abascal: "Iglesias es un peligro para España y para la Libertad". 2. Desde los balcones, aquí en Barcelona, se lanzaron huevos contra los manifestantes de VOX. 3. Normalmente las personas no nos escrutan, no nos escudriñan, no nos examinan. Con la mascarilla puesta, parece que se atreven más.

¡Lo podéis comprobar vosotros mismos!

QUE LOS INTERINOS TAMPOCO QUEDEMOS ATRÁS - Diego Ruiz (1 de junio de 2020)

Y es que uno de los lemas del actual Gobierno de Coalición de PSOE y Unidas Podemos de estos días, es que nadie quede atrás.

Por eso, si analizamos la frase vemos que se señala como sujeto la palabra “nadie”, pronombre que indica claramente que ninguna persona puede quedarse atrás. Y quedarse atrás es permanecer apartado de un camino, que te quedes claramente en la estacada y eso es lo que justo no quiere según esta frase, el actual Ejecutivo.

Pues bien, quiero traer aquí otro lema que los socialistas llevamos en una de las campañas electorales aunque fuera ya hace unos cuantos años: “Hechos y no palabras”. O sea, justo lo que los españoles queremos y pedimos.

Quiero también acordarme de unas palabras que en su momento pronunció el entonces Presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-la Mancha, José Bono precisamente en Polán (Toledo), mi pueblo. Fue en un acto en el Teatro Municipal un primero de mayo para la presentación de la candidatura del PSOE de mi pueblo. Ahí dio un consejo maravilloso al que era nuestro candidato y que, a la postre llegaría a ser el primer alcalde socialista de la democracia y de momento, el único. Recuerdo que sus palabras fueron: “Cuando un político gana unas elecciones y toma posesión de un cargo, tiene que tener claro que pasas de ser el candidato del PSOE para ser el alcalde de todos los vecinos, te hayan votado o no”.

Y acogiéndome a ese magnífico mensaje de Pepe, quiero recordar al Gobierno de PSOE y Unidas PODEMOS (el gobierno socialcomunista como dice la Derecha radical de nuestro país como si eso fuera un agravio o una ofensa para las personas de Izquierdas de España pero que no lo es para desgracia de ellos), que gobiernan para todos los españoles y en ese “todos los españoles” también nos encontramos los interinos.

Interino, funcionario de una administración pública que ocupa un puesto de manera temporal pero que según lo establecido por la normativa europea más concretamente la Directiva 1999/70/CE del Consejo, de 28 de junio de 1999, relativa al Acuerdo marco de la CES, la UNICE y el CEEP sobre el trabajo de duración determinada y atendiendo a la sentencia del 19 de marzo de 2020 se establece la existencia de un fraude de Ley generalizado en la contratación de personal interino y temporal en la Administración española, pero deja en manos de la Justicia nacional la determinación de qué casos son constitutivos de fraude, y qué medidas correctoras deben adoptarse en cada caso.

La sentencia del TJUE reconoce que no existen en la normativa española medidas efectivas para combatir eficazmente el abuso en la contratación temporal de empleados públicos, por lo que insta a los tribunales españoles, tomando en consideración su derecho interno, a hacer todo lo que sea de su competencia para garantizar la plena efectividad de la Directiva europea (toma literal de la página web de SGTEX Sindicato de empleados públicos).

Partiendo de esa base, hay medidas que pueden tomarse por parte de los afectados que es la demanda judicial en los tribunales de Justicia de España para reconocer que existe el abuso en la temporalidad de ese empleado público y a su vez, pueden tomarse las medidas oportunas que van desde una indemnización económica hasta obtener por sentencia la fijeza en el puesto de trabajo.

Pero también existe la vía del concurso de méritos, algo que se ha pedido mediante la presentación de una Iniciativa Legislativa Popular en Andalucía y que se ha admitido a trámite su toma en consideración en el Parlamento Andaluz gracias a los votos a favor de los grupos del PSOE y Adelante Andalucía junto con las abstenciones de PP, Ciudadanos y VOX. Esta toma en consideración de esta ILP, supone un importante paso para transitar por un camino en el que los interinos de la Junta de Andalucía puedan obtener la fijeza mediante la vía del concurso de méritos para todos aquellos que bien tengan tres años de servicio o más (que es donde se marca el presunto fraude de ley) dándose el caso además de que las personas afectadas puedan tener varios años ocupando plazas vacantes en la Administración Andaluza. Y se hace siguiendo el artículo 61.6 del Estatuto Básico del Empleado Público (E.B.E.P.) que indica que “sólo en virtud de ley podrá aplicarse, con carácter excepcional, el sistema de concurso que consistirá únicamente en la valoración de méritos” y a tenor de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y hasta en el contexto de crisis económica que se nos avecina debido al COVID-19, la situación de excepcionalidad para este caso, está totalmente justificada. Y para ello es indispensable una única cosa: VOLUNTAD POLÍTICA para llevarlo a cabo.

Y quiero destacar aquí que existen personas con treinta, veinte, quince o diez años de interinos y así hasta los tres (en mi caso, diez años cumplidos precisamente este mes de mayo). Puedo decir también que hay casos de maestros (es lo que yo conozco puesto que es mi campo laboral) donde llevan más de cinco vacantes seguidas (algunos más de diez, doce o quince consecutivas).

También existen casos donde hay profesionales interinos que llevan veinte años ininterrumpidos en la administración, por el lamentable hecho de que ni siquiera han sido convocadas plazas de su oposición en todo ese tiempo. Entonces, si no tienen oposición ¿cómo van a sacar su plaza? De esa manera, es imposible. Y eso por no hablar del enorme desconocimiento existente entre la sociedad en general que nunca se ha examinado en unas Oposiciones que ven como increíble que esto ocurra en España y algunos, que por desgracia, nos tildan de “vagos” para arriba cuando en ocasiones, ni siquiera saben lo que es enfrentarse a una prueba de Oposición en su vida sin contar que en mi caso, soy interino porque no sólo me presenté a esas pruebas sino que además, sin yo saberlo dado que era la primera vez que opositaba, las bolsas de interinos de Maestro en mi caso se conforman en Andalucía con aquellos que hemos obtenido un 5 o más como nota en la fase de Oposición (en otras comunidades, esto no ocurre puesto que si fuera así, las bolsas de Maestro serían insuficientes para cubrir vacantes y bajas que se dan durante el curso escolar).

Y además, ¿cómo es posible que alguien ose decir que un interino de treinta años de servicio en la administración pública no es válido porque no tiene la plaza? Pues es posible gracias a la desinformación y el desconocimiento. También, porque existen medios de comunicación que utilizan titulares como “los interinos quieren ser fijos sin pasar por Oposición”. Oigan, pues eso no es verdad. Y no lo es porque no se obtiene esa condición si no pasa por una Oposición. Así de fácil.

Hay excepciones donde puedes llegar a ser interino sin haber opositado porque se den circunstancias en las que la administración abra un plazo de presentación de méritos para formar parte de una bolsa de trabajo extraordinaria en previsión de que la principal se agote y tengan que llamar a trabajar a más personas, pero son casos muy puntuales.

Por todo ello, seamos conscientes todos los españoles de la gravísima situación que puede llegar a darse si hay demandas de unas ochocientas mil personas y sentencian a favor de los afectados teniendo que pagar por orden de un juez indemnizaciones de cuantías bastante importantes que pondrían en riesgo la economía de nuestro país cuando si un interino es declarado fijo sin pasar por dicho juicio, sería a coste cero pues no habría que pagar indemnización alguna dejando en el puesto que ya ocupa esa persona sin más cobrando el sueldo que le pertenezca, o sea, lo que ya sucede actualmente.

Por eso, pido a todos los gobiernos (central, autonómicos, provinciales y municipales) que aborden este problema pensando no sólo en los interinos sino en la quiebra económica espeluznante que supondría tener que indemnizar a ochocientos mil españoles por incumplir una norma europea de ¡hace veintiún años! mientras que llevar a cabo la medida de la fijeza sería a coste cero para las arcas del Estado.

Autoridades competentes, es su momento. Por el bien de los interinos y de los españoles en general, estabilicen a esas personas en dichos puestos… ¡FIJEZA YA!

No hagan como el ministro Montoro y no nos dejen atrás.

DIEGO RUIZ RUIZ. Militante del PSOE de Polán (Toledo). Maestro interino

CALDEAR MÁS LA SITUACIÓN - Nicolás Galán Serrano (31 de mayo de 2020)

Entre el comentario de D. Vicente Tirado, expresidentes de las Cortes de
Castilla-La Mancha y el número montado y, ante el edificio del futuro
Hospital General Universitario de Toledo, protagonizado por el actual líder
de la oposición regional, todo ello publicado en este diario y a escasas
horas de haberse producido el incendio del hospital de Hellín, parece que
hubieran quedado de acuerdo en caldear más la situación que vivimos. Si esta
no fuera tan dramática, causaría gracia.

Ninguna de las personas a las que D. Vicente recuerda saliendo a los
balcones y dand  un ejemplo de generosidad y de sacrificio, esperaría nada
de esto. Muchas han realizado esta acción desde sus hogares y cada uno, en
esos momentos, tenía en sus mentes a protagonistas diferentes, sentimientos
distintos aunque no muy lejanos porque les unía una idea común. Que la
pesadilla terminase, que parara de una vez.

Esto es lo que parece que no han entendido y me temo que no entenderán,
todas estas esencias que forman la política de nuestra región y de nuestro
país. Este es el mensaje que siguen sin captar nuestros representantes y
como he dicho en otras ocasiones, el entrar en estas polémicas lo único que
hace es ruido. Nos distrae de resolver el verdadero problema que es acabar
con esta situación, sanitaria y económica pero nos lo ponen difícil porque
no se pueden decir disparates y pretender que la gente se los trague sin
agua.

No podemos olvidar lo que ocurrió en esta región a partir de mayo del 2011
por mucho que a D. Vicente y D. Francisco les gustase, por supuesto que
tampoco se nos olvidan ciertas medidas del gobierno del Presidente Zapatero
pero los cuatro años de Dña. Dolores tampoco. D. Vicente, ostentaba un cargo
de honor por aquellos años y era un testigo de primera línea. Lo digo por lo
que comenta de no repetir la historia.

No vamos a enumerar todas las decisiones tomadas y aprobadas e, incluso,
reprobadas por los tribunales de justicia, haciendo rectificar muchas de
ellas. Ni los hospitales paralizados.

No, no quiero hacer nada de esto, no conduce a ningún sitio. Siéntense, se
que va contra su naturaleza pero piensen que ustedes son totalmente
prescindibles, todos somos prescindibles, su partido seguramente que no pero
ustedes si. Hagan algo para que su paso por servir a la comunidad a la que
ustedes representan, incluso a la que no les ha dado su apoyo, se sientan
realmente satisfechos por su trabajo o por intentar algo que beneficie a la
sociedad. Nadie puede estar satisfecho de la gestión de esta crisis pero es
erróneo el asumir que los culpables del resultado de las infecciones y de
los fallecimientos tienen nombre, apellidos y DNI. ¿Dan por hecho que
alguien quería que esto sucediera? ¿Dan por hecho que sabían lo que
ocurriría y no hicieron nada para evitarlo?

Fíjense, no de hace unos meses, sino bastantes lustros ya, todas las
comunidades autónomas son responsables de las gestiones sanitarias en sus
territorios. No se me pasa por la cabeza pensar que ningún consejero o
consejera ni ninguna presidenta o presidente autonómico sea el culpable de
lo ocurrido en sus localidades, aunque sea muy critico con algunos o
algunas. Ya, ya se que el gobierno central asumió el mando único pero eso no
significa esquivar las responsabilidades propias.

Después de reflexionar sobre el vergonzoso episodio que ocurrió el jueves 28
en la comisión de reconstrucción en el Congreso de los Diputado, el
presidente de esta comisión Patxi López, se disculpo, pidió perdón
humildemente y finalizando sus palabras dijo “Este es el momento de entender
para qué sirve la política. Si no somos capaces, es que no servimos para
nada. Debiéramos de ser capaces de autocensurarnos para estar a la altura de
las circunstancias”.

Pues eso.

SANIDAD Y LOS 14 DÍAS - Nicolás Galán Serrano (26 de mayo de 2020)

Sanidad anuncia que los días fijados entre fases, se pueden acortar, no serían necesarios los 14 días.

¿Supone esto que a las personas en cuarentena, se les acortará el aislamiento? Se supone que la medida, está avalada por los “expertos”, aunque más bien, nos recuerda la recomendación o no recomendación, de ponernos las mascarillas, no por una decisión sanitaria, sino por la escasez de las mismas. Ahora lo que urge es el fin del estado de alarma ya que es imposible que nadie se ponga de acuerdo para salvar nuestra salud.

Lamento la actitud de los responsables del ministerio, pasando por las consejerías y terminando por las presidencias.

No discuto la importancia de la economía pero enfermos o muertos, difícil será que ayudemos a relanzarla. Creo que impera más la decisión en ciertos despachos, aunque ha quedado patente estos últimos días, no ser vitales para el país. Ha quedado negro sobre blanco los que sí lo son y nos hemos olvidado de ellos, nadie sabe como son sus contratos, cuanto cobran, como son sus condiciones laborales. Eso ya da igual, han hecho su trabajo, se ha arriesgado y a otra cosa, como tampoco nos importa los que  se han quedado en el camino ni los que han sufrido con la enfermedad.

Nos extraña que Francia no recomiende a sus ciudadanos viajar a España y que nuestros socios europeos no cedan sus posturas egoístas para dar respiro a países, como el nuestro, golpeados despiadadamente por el virus pero no somos capaces de vernos a nosotros mismos en disputas absurdas y narcisistas, desde una punta a otra de nuestro territorio, dando bandazos y contradiciéndonos en las decisiones que se adoptan, sin entender que significa cooperación ni mando único.

Que la naturaleza que nos golpeo nos ayude a salir del abismo, es lo único que podemos esperar. Seria muy complicado realizar hoy, lo conseguido a finales de los 70 en este país, no ya por la sociedad, sino por sus representantes.

José Luis López Aranguren volvería a avergonzarse de nosotros, de nuestra estupidez que, por otro lado, es lo único que nos une con el resto de la humanidad.

Gracias y un saludo.

SOBRE EL PATRIOTISMO Y SUS FALACIAS - África Martínez Amezcua (21 de mayo de 2020)

Patriota según la RAE es, persona que tiene amor a su patria y procura todo su bien.

Asimismo falacia viene definida como, engaño, fraude o mentira con que se intenta engañar a alguien.

Bajo estas dos premisas me doy cuenta de que algo no cuadra entre ambas, francamente estoy perpleja.

Pero el caso es que, ciudadanos que hasta ahora jamas se han preocupado ni por los recortes públicos, ni por los derechos de los trabajadores, ni por cualquier derecho en general, ni por la corrupción política, ni por nada que atañera a algo que no fuera sus intereses… ahora salen con cacerolas y con la bandera de nuestro país como si fuera un aval de confianza a pedir que???

Un “señor” en un descapotable con chófer pidiendo la dimisión del gobierno… ¿Que el gobierno dimita? Es un gobierno legítimo, electo en las urnas… Habrá elecciones en su momento donde poder expresarse...

¿Libertad? De que ? Las medidas de restricción son un tema de salud pública, libertad para no colaborar con esas medidas de salud pública? Eso es amar a tu país?

Una señora que dice ser maestra y que por lo que se ve no ha visto féretros ni autopsias… lo que tiene es suerte de no haber perdido ningún ser querido, pero si lo quiere es ver todo eso no hay problema que busque un poquito, en las redes está todo (los sanitarios no hemos tenido que buscar nada, nos ha embestido de lleno).

Amor a la patria es salir a ondear nuestra bandera en aras de que?, oí a una “señora” en un telediario cuya queja mayor era no poder comprar en el corte inglés… (gran sacrificio…)

Francamente no entiendo, no comprendo como personas que dicen ser patriotas están exponiendo, con sus concentraciones ilegales, (aunque no les importe el resto de la población…) a ellos mismos y a sus propias familias.

El patriotismo bien entendido creo que es el de procurar todo el bien para la patria, que al fin y al cabo somos todos, las falacias quedan sin duda fuera, muy lejos de ese patriotismo.

EL ABRAZO DE JUAN GENOVÉS - Alfonso Bermejo García (17 de mayo de 2020)

En estos días de pandemia en los que lo que más echamos en falta son los abrazos,  nos deja un  artista excepcional, Juan Genovés Candel (Valencia, 31-05-1930 – Madrid ,15-05-2020), un pintor y artista gráfico inquieto y preocupado por la necesidad de renovar el arte español.

Su obra más conocida probablemente sea El Abrazo (1976) (pintura perteneciente a la colección del Museo Reina Sofía, en Madrid), utilizada como cartel de la Junta Democrática en favor de la amnistía  (por lo que fue detenido) y reproducida para Amnistía Internacional durante la Transición española. En 2003 esta obra se convertiría en la escultura ubicada en la plaza de Antón Martin de Madrid en homenaje a los Abogados laboralistas muertos en Atocha en un atentado terrorista la noche del 24 de Enero de 1977.

Esta obra maestra del pintor valenciano, que fallecía hoy, festividad de San Isidro, en Madrid a los 89 años, es un símbolo. El símbolo de la reconciliación, del entendimiento. El icono de una época fundamental de nuestra Historia, la Transición, en la que al artista le parecía que todos los españoles y españolas remaban en la misma dirección. Ahora, decía Juan, hemos vuelto al “ellos” y “nosotros”.

Mi hija Lucia, que ha tenido la suerte de conocerlo en persona, me cuenta que además de parecerle una bellísima  persona, en las contadas ocasiones que hablo con él, entendió que era un hombre que a lo largo de toda su vida luchó en favor de la libertad, pero la libertad genuina, no con el sentido que en este momento de crisis sanitaria parte de la ciudadanía la concibe.

Sobre su obra el Abrazo, Genovés le explicó a Lucia que en una época en la que los abrazos entre hombre y mujeres estaban mal vistos, decidió representar en el cuadro una mujer (la única, dibujada a la derecha del cuadro), sola, con los brazos extendidos, abrazando al mundo y a la libertad.

En este momento en el que no tenemos forma de  expresar con abrazos a otras personas nuestro afecto o gratitud, nos damos cuenta de lo que los necesitamos. Quizás no los hemos apreciado lo suficiente. Tal vez sea el momento de empezar.

Pienso que el abrazo que inmortaliza en su cuadro Juan Genovés representa un montón de filantropías: la amistad, la unidad, la solidaridad, la esperanza.  

Sigamos su lección. Abracemos nuestras oportunidades, abracemos nuestros sueños, abracemos nuestros miedos, abracemos nuestras dudas e  incertidumbres.

Gracias por todo, Juan.

Un abrazo para ti, estés donde estés.

 

EL ESLABÓN MÁS DÉBIL - África Martínez Amezcua (17 de mayo de 2020)

En relación a la situación actual, me da igual quién gobierne y me da igual si es santo o no de mi devoción, lo que si tengo claro es que hay que remar en la misma dirección para no hundirnos más en la miseria.

Si grupos o colectivos quieren manifestarse, manifiéstense como siempre hemos hecho todos (igual es que tienen falta de costumbre), con una convocatoria dentro de la legalidad, con un recorrido permitido, con normas que cumplir (que si ahora es estar a 2 metros, pues a dos metros habrá que estar...), con la policía velando por el cumplimiento de las normas y protegiendo los derechos de los manifestantes (no tengo recuerdo haber estado en ninguna manifestación donde no haya habido presencia policial), en resumen, derecho a manifestarse, si por supuesto, pero también por supuesto dentro de la legalidad.

Y si queremos que la economía resurja, empujemos todos para el mismo lado, con solidaridad.

Y si queremos que el sistema sanitario no colapse de nuevo, seamos responsables.

Y si aplaudíamos con el corazón a las ocho de la tarde, vamos a seguir teniendo respeto aunque ya no aplaudamos.

Toda cadena es tan fuerte como su eslabón más débil, igual que las  sociedades, reflexionemos si queremos ser ese eslabón más débil.

CIERTA INDIGNACIÓN - Daniel Pérez Ayala (17 de mayo de 2020)

Buenos días. Soy nacido y residente en Madrid y trabajador en la provincia de Toledo. Ese es el motivo por el cual, a pesar de que no resido allí, me interesan las noticias de Castilla-La Mancha.

Leyendo la noticia cuyo titular es el que aparece en el asunto de este email, no puedo evitar sentir cierta indignación, ya que de la lectura de las palabras que habéis publicado se infiere claramente una acusación a los madrileños. Esta falta de tacto y de empatía pueden ser causante de rencores entre personas, personas a las que lo único que les separa es una frontera autonómica.

Madrid siempre ha sido una ciudad y una comunidad abierta y, como tal, siempre ha recibido población del resto de comunidades de España, muy en especial de las del sur. Muchas de esas gentes todavía siguen teniendo vinculación con sus comunidades de origen o incluso se trasladan a Madrid para trabajar pero regresan a sus hogares cuando no tienen trabajo o están de vacaciones. Esa gente a las que los madrileños consideramos de los nuestros, también siguen siendo manchegos, extremeños, andaluces, gallegos...

Creo que a la hora de redactar un artículo como este se debería tener en cuenta este factor de regreso al terruño. Creo que se debería tener en cuenta que los madrileños que somos de Madrid desde hace generaciones, no tenemos pueblo al que volver y aún así se nos mira mal desde otras comunidades por culpa de aquellos que lo único que han hecho es regresar a su casa para estar cerca de sus familias mientras pasa la tormenta.

Agradecería una matización del artículo, ponerle un poco de corazón y un poco menos de datos un poco menos de fría ciencia acusadora.

Muchas gracias.

LA VIDA ANTES QUE LA BOLSA - Diego Ruiz (17 de mayo de 2020)

Estos días que estamos viviendo de lucha contra este virus letal y desconocido como es el COVID-19, nos está dejando al descubierto posturas bastante claras. Y es que nos está dejando un enfrentamiento lamentable entre quienes anteponen la vida frente a la Economía contra quienes hacen justo lo contrario.

Se sabe que estamos ante una pandemia, es decir un virus que afecta a todo el pueblo, a toda la Humanidad (pan-pantos: todo, demos: Pueblo). Algunos, no ven o no quieren ver o incluso, no quieren que los demás veamos que esta crisis sanitaria está sucediendo a nivel mundial. Y eso me apena y hasta me avergüenza.

Sí, me da pena. Mucha pena y hasta rabia porque algunos intentan aprovecharse del mal ajeno para intentar colarnos mentiras difundiéndolas en todos los medios de comunicación que los ciudadanos tenemos a nuestro alcance. Y lo hacen para intentar derribar a un gobierno cuando el enemigo a batir, es un virus que es algo que no vemos venir pero que, por desgracia, está entre nosotros aunque no tenga cuerpo físico por así decirlo.

Estamos viviendo días de angustia y dolor que es lo que provoca cada muerte que se está cobrando el coronavirus.

Este mal nos ha pillado de golpe, de sopetón. Así, sin avisar. Lo ha hecho como un mazazo frío, helado e inmisericorde que no entiende ni de ricos ni de pobres. No entiende como todos los días vemos, tampoco ni de colores ni de ideologías. Esto no va ni de Izquierdas ni de Derechas, ni de rojos, ni de azules, ni de naranjas, ni de verdes, ni de morados. Afecta a españoles, a franceses, a estadounidenses, a italianos y a muchas personas más de diferentes países. Pero no. Algunos se han creído tonterías y pasan de verdades científicas, de análisis, de comprobaciones, de datos, de estadísticas que por muy frías y desoladoras que sean, son las únicas que nos ofrecen certezas entre tanta desgracia. Es la Ciencia de la Medicina la que nos ha dejado la evidencia de que existe el virus y que éste no ha sido creado por ningún político del mundo.

Algunos torpemente andan por la vida equivocados. Han confundido la lucha contra la pandemia con la batalla política. Algunos, cegados por la sinrazón de políticos que basan su estrategia en mentiras, han hecho de esto una cuestión de ideología y de seguidismo político y hasta utilizan banderas como si éstas salvaran vidas olvidando además que esas banderas son de todos y no de unos pocos.

Tiempo habrá para homenajes, duelos, lutos, crespones negros y hasta de minutos de silencio. Ahora, no toca. Y es que esta maldita enfermedad no nos permite hacerlo, por el momento. Ella sigue ahí. En las calles, en las plazas. Espera a que salgamos para incrustarse en nosotros hasta conseguir matarnos.

Me gustaría escribir de una manera dura, cruel y llegar a igualarme a la implacable enfermedad para lograr que la gente entienda que el Estado de Alarma, no coarta libertades sino que lo que hace es intentar salvar vidas.

La ceguera sin sentido de algunos, ha calado de tal manera que se están comportando como verdaderos aliados del virus. Sí, cada vez que una persona sale a la calle y no guarda las distancias de seguridad, está acercándose al virus. Sin embargo, cada vez que una persona se queda en casa, nuestro hogar hace de barrera no sólo con la gente sino con el virus que es el verdadero y auténtico enemigo y no el Presidente del Gobierno al que están llamando de todo y si no se lo creen aún, cojan las redes sociales un momento y lo descubrirán. Es tan fácil como echarlas un vistazo. Ni más ni menos.

Todos los gobiernos están haciendo todo lo que pueden para acabar con la pandemia cuanto antes y así, volver a la rutina diaria de antes pero sabiendo que, por desgracia, la vida después del virus no será igual puesto que habrá dejado atrás millones de vida segadas por todo el mundo. No voy a hablar sólo de las miles que tenemos ya en nuestro país sino de todas las que se está cobrando el COVID-19 en muchos lugares del mundo, aunque me temo que mi esfuerzo porque entren en razón algunos y no cometan locuras que dañen a todos los demás, me da que va a ser en vano. Y lo lamento. Creedme que lo lamento.

Hoy tenemos que librar una batalla abierta contra un virus y eso es lo único que debería de preocuparnos pero sin embargo, tenemos otra absurda y también terrible batalla a la que debemos enfrentarnos: la del odio y el rencor que algunos muestran por el hecho torpe de creer a unos cuantos que dicen que si estamos confinados en nuestras casas, es porque el Gobierno quiere privarnos de libertad. No. Quedarnos en nuestros hogares no es una medida que haya tomado el Ejecutivo sin consultar. Es más. Esta medida ha sido tomada teniendo en cuenta a los expertos en Medicina porque han podido comprobar que la distancia social o el lavado de manos, salva vidas. Y recuerdo escuchar una vez a un ex-Presidente del Gobierno que dijo que gobernar es tomar decisiones incluso hasta las que no nos gusten.

Por desgracia, ya muchos no salen a su terraza o a su balcón a aplaudir sino que cogen sus cacerolas para protestar contra el Gobierno de todos los españoles. Sí, porque también lo es de ellos. Y es que, por mucho que no quieran verlo, la responsabilidad de un gobernante es velar por la seguridad y la salud de todos sin mirar si te han votado o no. Y es que una vez que un político accede al poder, debe tener presente que en sus manos está el futuro de todos sean quienes sean, vivan donde vivan y piensen lo que piensen.

Pero eso no está pasando en todos los gobernantes. Algunos, piensan antes en el coste económico que supone estar confinado antes que en el ahorro de vidas que supone quedarse en casa. No pueden ser más torpes y a la vez, tan crueles.

Yo me quedo con la vida que salvan o que intentan salvar cada día nuestro personal sanitario. Me quedo con su sudor, con sus lágrimas de impotencia, de frustración por ver que a pesar de su empeño, hay vidas que se van. Por eso, cada vez que alguien se saltan las normas o mienten con descaro con noticias falsas, nos dañan a todos sí pero muy especialmente a ellos.

A algunos, no les importa. El Presidente del Gobierno acertadamente ha reiterado que ahora no es tiempo de partidismos sino de unidad contra el virus. Que no es tiempo de reproches sino de arrimar juntos el hombro para acabar cuanto antes con esta pandemia.

Señores, siempre respetaré lo que cada uno diga, piense o vote pero dejen que diga una cosa a quienes ponen en peligro mi vida y la de los demás con sus absurdas y temerarias concentraciones: que si ustedes siguen consignas equivocadas cegados por el poder y el dinero, les lamento comunicar que pueden morir y entonces perderán tanto el dinero como la vida porque nadie se va al Más Allá con la cartera llena de billetes.

Señores de la Derecha, háganme caso y lean a Jorge Manrique y cuando lo hagan ojalá y se acuerden de mí cuando reciten aquello de que todos somos ríos que vamos a parar al mar y es que ese mar representaba la muerte para el poeta, en concreto la de su padre. Sean como los sanitarios y miren por ese río de vida. La Política mal entendida nos lleva a caminos de falso poder porque por si no se han dado cuenta, por mucha riqueza y posesiones que atesoremos, Izquierdas, Centro, Derechas, rojos y azules, verdes, naranjas o nacionalistas…todos somos iguales: seres humanos con un vida con principio y final.

Por favor, entiendan mi mensaje, actúen con libertad, no con libertinaje y cuando tengan que elegir ahora y siempre, elijan antes la vida y no la bolsa.

Eso es lo verdaderamente importante.

DIEGO RUIZ RUIZ. Militante del PSOE de Polán (Toledo)

ESPAÑA NECESITA VENTILARSE - Bernardo Vicente Cebollero (15 de mayo de 2020)

El Covid-19,además de rompernos los pulmones y el alma, nos ha abierto los ojos para ver como un Gobierno manipula a los muertos, ¡qué no harán con las papeletas depositadas por los vivos en las urnas, incluso antes de los tenebrosos pactos entre partidos!, esto es lo que se piensa, al observar la categoría de los personajes políticos que actualmente nos gobiernan sin legitimidad representativa alguna.

Respetando las normas racionales de precaución para protegerse del virus SARS-CoV-2-8M  y en base a la meditación generada por la obligada reclusión antes de llegar a ser moldeados por el totalitarismo marxista, cómodo él en esta trágica situación sanitaria y envalentonado por la mayoritaria idiotez en que se asienta España, es necesario expresar firmemente nuestra irritación y nuestro sentimiento de indignación para con las formas y el fondo de un Gobierno que se emperra en manejarnos y anularnos.

Respecto a una nación o a un país tan antiguo e interesante como España, pudiera ser justa su desaparición por la reacción de la Naturaleza, en sus distintas manifestaciones, contra un pueblo incapaz de entenderse, aplaudidor de ineptos, torpe en la elección y aceptación de dirigentes idóneos, distraído en lo propio  y desinteresado por una educación universal obligatoria; pero España nunca se merecerá, ni puede tolerar, qué entre unos cuantos oportunistas, piratas, bucaneros y filibusteros la asfixien llenándola de mierda.

 

TANTOS SEGUNDOS POR RECUPERAR - África Martínez Amezcua (12 de mayo de 2020)

Parece que el tiempo hubiera cambiado su cadencia, parece que la primera semana de marzo hubiera ocurrido hace muchísimo tiempo y a la vez parece como si ese tiempo hubiera transcurrido muy deprisa.

Tengo la sensación de haber envejecido en dos meses varios años, como si un peso imperceptible a la vista se hubiera instalado sobre mis espaldas.

Siento la pérdida tangible de tantas y tantas cosas, de tantas personas… A lo que está claro que habrá que adaptarse, pero en este momento me parece tan difícil esa adaptación...

Cosas que siempre he visto como cotidianas, ahora me doy cuenta de que realmente son casi mágicas.

Un tranquilo paseo por el parque en un día de sol, mientras oyes de fondo los gritos y risas de niños jugando, sin pensar en que eso sea algo peligroso...

Quedar con amigos a comer, cenar, tomar un café, tomar unas cañas, en fin a lo que sea, simplemente para estar juntos y hablar un rato, compartir alegrías, compartir penas, a menos de dos metros de distancia…

Y los abrazos, una amiga mía dice que los abrazos, para ser de verdad, tienen que durar al menos 8 segundos, eso que en su momento igual podía parecer una exageración, visto desde el prisma actual es fácil que cuando podamos abrazarnos de nuevo se nos queden cortos… tenemos tantos segundos por recuperar...

TIEMPO DE POLÍTICA, NO DE PARTIDISMOS - Diego Ruiz (11 de mayo de 2020)

Es un momento complicado. Seguramente, el más difícil que haya vivido la Humanidad desde el final de la II Guerra Mundial.

Un instante desconocido para el Ser Humano actual de tal gravedad que se necesitan adoptar decisiones políticas totalmente diferentes a las que se han ido tomando hasta hace muy poco. Sí, hablo de muy poco aunque la vida antes del COVID-19 nos parezca ya algo bastante lejano.

Dicen que la vida ya no va a ser igual a partir de ahora sobre todo, para las miles de familias que desgraciadamente, han perdido a un ser querido por culpa de este virus tan terrible que está asolando al mundo.

Nadie estaba preparado para ello. Nadie podía pensar que lo que iba a meternos en nuestras casas iba a ser una pandemia. Nadie lo predijo así que decir alguien qué debía haberse hecho para evitarlo me parece decir algo irresponsable y hasta temerario por una razón más que lógica y es que el ser humano no puede actuar sobre algo que no existe. Es decir, nadie puede poner remedio a un virus si éste no ha aparecido.

Por eso, me parece terrible que haya políticos que hablen del Coronavirus como si éste estuviera entre nosotros desde hace años o décadas. Ante un hecho insólito, tocan tomar medidas insólitas como la de decretar el estado de alarma.

Al Gobierno se le critica no haber tomado medidas antes, como si España fuera el único país del mundo donde el COVID esté siendo devastador. Y lo digo por aquellos políticos de mente estrecha que son capaces de intentar sacar rédito político tomando este asunto como algo de índole nacional aún sabiendo que esto está afectando a nivel mundial.

Es por eso que los políticos deben tomar acuerdos a dos niveles: a nivel global y a nivel nacional y esto implica alcanzar consensos, llevando a cabo iniciativas que partan del esfuerzo colectivo y todo eso, sólo puede conseguirse desde la voluntad conjunta de la Derecha y de la Izquierda teniendo en cuenta que esta pandemia no entiende de sexos, razas, religión, orientación sexual (eso que tanto critica la ultraderecha de nuestro país de manera cruel y torpe), pensamientos, ideas, sentimientos…y por supuesto, tampoco de ideologías.

Ahora no pueden existir egoísmos territoriales. No caben ideas extremistas. Es más, la única idea que puede acabar con este maldito enemigo común que tiene la Humanidad, es la de UNIDAD. Así, con mayúsculas.

Es más, he creído que esta situación iba a ser la mejor que tenía nuestro país para volver a reeditar la gran alianza política que surgió tras la Dictadura de Franco que fue la Transición. Muchos hemos pensado que iba a llegar el momento de reeditar los Pactos de la Moncloa pero el Partido Popular y la Ultraderecha lo están poniendo realmente difícil. Pero fijaos, no estoy diciendo imposible tal vez porque aún me queda un pequeño rayo de esperanza en mi interior para pensar que estamos a tiempo para ver cómo todos los partidos políticos se sientan en torno a una mesa para poner encima soluciones para salir de esta crisis sanitaria de la mejor forma posible.

Por eso, hacer una mesa para la reconstrucción económica, social y política de España debería ser una obligación para todos los políticos de esta nación cuyo único objetivo fuera el de no dejar a nadie atrás y cuando digo nadie, es nadie. Lo que no quiero es que en esta crisis salgamos de nuevo de una manera desigual.

En este tiempo de Política debería de existir nexos comunes, temas centrales como el blindaje de los servicios públicos empezando por la Sanidad. Reconstruir nuestro sistema sanitario público para que se encamine a incrementar el número de camas, contratar a mucho más personal sanitario y dotar de mejores medios tecnológicos para tener en España la mejor Sanidad del mundo. La hemos tenido y volver a tenerla es posible pero falta voluntad por parte de aquellos que cuando se dispusieron a elegir entre la bolsa o la vida, eligieron la bolsa para repartírselas entre sus amigos, esos que ponen el capital para hacer hospitales privados a los que no todas las personas pueden acceder.

A mí siempre me ha dolido muchísimo que la vida se mida en euros y no en personas. Que seamos más veces números que corazones que laten. A mí que me perdonen esos políticos que hablan de lo público como algo de lo que se puede prescindir. Lo siento pero de quienes podemos prescindir es precisamente de políticos que piensen así pero, ¿de hospitales? ¿de colegios? ¿de pensiones? No. Sin eso, no podemos pasar.

Pero, también nosotros debemos pensar en algo muy claro: este tiempo nuevo que nos da el Coronavirus depende también de nosotros y es que debemos exigir diálogo y sobre todo, soluciones porque creo que lo no se puede tolerar una vez más que quienes volvamos a perder seamos los pobres, los obreros. No. Otra vez no.

Y no estoy pidiendo tener una vida de millonarios, no. Estoy pidiendo llevar una vida digna y por eso, el político que se piense que pueden dejarnos otra vez en la estacada, le recomendaría que deje desde ya la Política y si no lo hace, habremos de invocar a todos los ciudadanos de este país que, por favor, nunca más se vote a partidos que tenga gente sin alma capaz de dejar sin nada a un ser humano, con tal de que unos pocos vivan sin problemas y a todo tren.

Si la vida es para todos, la Política debe centrarse pues en todos. Por eso, creo que es tiempo de mirar por toda la sociedad. Siempre lo ha sido pero ahora, creo que aún más. Quien busque hacer partidismos, espero que sea castigado en las urnas de forma severa, dura y cruel, aunque no creo que ninguna derrota electoral sea tan cruel como perder una vida de la noche a la mañana por culpa de esta pandemia que está siendo tan implacable que nos ha puesto frente al espejo mostrando lo vulnerables que somos.

Si este virus nos va a dejar una vida totalmente distinta a la que hemos tenido, si nos va a dejar un mundo diferente al que teníamos antes, no hagamos la Política inútil de estos últimos años.

Si la Política es servir a la gente, que nadie vuelva a servirse de la gente con ella.

Tengamos presentes que si se hace razonablemente bien y salimos de ésta más fuertes, unidos y con una vida mejor (aunque siempre tengamos en el recuerdo a quienes por desgracia, esta pandemia les ha segado la vida), puede que muchos españoles que hoy no creen en la Política, empiecen a creer en ella.

Diego Ruiz Ruiz. Militante del PSOE de Polán (Toledo)

LA PANDEMIA. ALGUNAS COSAS POSITIVAS - Martín Martínez (8 de mayo de 2020)

"No hay bien que por mal no venga". Este refrán puede significar que del mal o bicho que ha dañado nuestra salud y nuestra economía, pueden derivarse bienes. ¡Cosas buenas!

Encontrar consecuencias positivas no es fácil. Contemplando el desastre cuesta diferenciarlas. Yo, esforzándome mucho, he encontrado algunas:

1. Ha disminuido la contaminación y esperamos una reducción de ciertos trastornos.

2. Nos hemos dado cuenta que necesitamos un sistema público de salud potente y esperamos que de la crisis salga reforzado.

3. Hemos visto, que necesitamos una industria nacional, que nos permita resistir un cierre de fronteras, y esperamos que se trabaje en este sentido.

4. También hemos visto, que el espacio virtual, es decir, internet, puede fallar, al igual que nos ha fallado el espacio real. Y debemos tener un plan B. Nadie esperaba las limitaciones de movilidad que hemos sufrido. Nadie esperaba que salir a la calle estuviera casi prohibido.

5. Y una posible consecuencia positiva más. Los países más afectados por el virus, y con una deuda disparada, presionarán más para que se tomen medidas contra los paraísos fiscales. Los paraísos donde se esconden los que quieren pagar menos.

DISCRIMINACIÓN - Isabel Ferrer (6 de mayo de 2020)

Hola, me llamo Isabel Ferrer, tengo 62 años y vivo en Guadalajara. Soy lectora de su periódico digital pero hay noticias en las cuales ustedes no contrastan y estoy en desacuerdo. Ignoro si la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha les ayudan a ustedes en subvenciones, espero y deseo que no.

Ustedes pusieron una noticia de que la Dirección General de Vivienda de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha había rubricado un acuerdo con Liberbank y Haya o sea Bankia, alquiler vivienda asequible para personas que están en la lista de demandantes de vivienda de alquiler. Ignoro dónde guardarán las viviendas de alquiler pública que antes entregaba la Junta de Comunidades para que actualmente tengan que echar mano de las viviendas de los buitres de banca.

Mi caso es para llorar: les mandé una carta a atención al cliente de Bankia y a Liberbank por discriminación hacia nosotros, mi marido y yo porque no nos quieren hacer un contrato de alquiler porque mi marido tiene cáncer y si fallece yo no podré hacerme cargo del alquiler de la vivienda que deseamos alquilar. No hemos recibido respuesta ni de Bankia ni Liberbank ni tampoco de la Dirección  General de Vivienda de la Junta  de Comunidades de Castilla-La Mancha en Toledo, gobernada por el señor García-Page, denunciando nuestra especial situación.

Me gustaría que contaran nuestra situación, que lo publicarán en letras mayúsculas en su portada. Aunque mucho me temo que no publicarán nuestra situación y me sentiré muy desilusionada como lectora de su diario digital. Un saludo.

DISCRIMINACIÓN - Isabel Ferrer (6 de mayo de 2020)

Hola, me llamo Isabel Ferrer, tengo 62 años y vivo en Guadalajara. Soy lectora de su periódico digital pero hay noticias en las cuales ustedes no contrastan y estoy en desacuerdo. Ignoro si la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha les ayudan a ustedes en subvenciones, espero y deseo que no.

Ustedes pusieron una noticia de que la Dirección General de Vivienda de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha había rubricado un acuerdo con Liberbank y Haya o sea Bankia, alquiler vivienda asequible para personas que están en la lista de demandantes de vivienda de alquiler. Ignoro dónde guardarán las viviendas de alquiler pública que antes entregaba la Junta de Comunidades para que actualmente tengan que echar mano de las viviendas de los buitres de banca.

Mi caso es para llorar: les mandé una carta a atención al cliente de Bankia y a Liberbank por discriminación hacia nosotros, mi marido y yo porque no nos quieren hacer un contrato de alquiler porque mi marido tiene cáncer y si fallece yo no podré hacerme cargo del alquiler de la vivienda que deseamos alquilar. No hemos recibido respuesta ni de Bankia ni Liberbank ni tampoco de la Dirección  General de Vivienda de la Junta  de Comunidades de Castilla-La Mancha en Toledo, gobernada por el señor García-Page, denunciando nuestra especial situación.

Me gustaría que contaran nuestra situación, que lo publicarán en letras mayúsculas en su portada. Aunque mucho me temo que no publicarán nuestra situación y me sentiré muy desilusionada como lectora de su diario digital. Un saludo.

Update CMP