Cartas al director

CAPACIDAD DE AMAR - Jesús Sánchez-Ajofrín Reverte (20 de mayo de 2018)

El sosiego del amor pone en marcha esa sintonía natural que nos invita a pasar página de la banalidad de lo superfluo. Nada nuevo dicen mis palabras; pero sí se visten de gala para compartir esos nobles sentimientos que nacen del corazón. No hay bálsamo mejor, para curar las heridas, que la capacidad de amar en estado puro. Una vez que afloran desde los manantiales de la excelencia, todo es tranquilidad y calma. Ya no nos importarán esos valores materiales; inventados en la parte contraria al amor. Se difuminarán de forma indolora desde lo más profundo de nuestra alma, para dejar vía libre a esa felicidad que nos merecemos desde la grandeza del Universo que habitamos.

CAMBIO DE HATO - Manuel Muñoz de Luna Sánchez (18 de mayo de 2018)

Dice un refrán español: "Según es el hato, así te trato". Cuando uno se decide a cambiar su casa, presumiblemente acorde con su atuendo, por otra de mas de 600.000 €, es de prever que el hato tendrá que estar en consonancia con el cambio. Es lo que, para no llamar la atención, haría cualquiera, pero por otro lado, hay iglesias que se creen catedrales y con tal de seguir significándose continuarán con su "uniforme".

¿ESPAÑA? - Benito (18 de mayo de 2018)

Está claro que los políticos actuales no dan una. Podrían hacerlo a derecha o a izquierda, pero no. Unos preocupados por su humilde morada, cuando han criticado la de otros,  eso sí, ganándoles en humildad; y otros en demostrar que lo que han estudiado es suyo. El problema viene a los que estamos en frente a la hora de votar. Está claro que la diferencia entre unos y otros es abismal, pero como los medios y la realidad no dejan de acercarlos, el dilema es importante. Sin olvidar a los que están diciendo que nos quieren destruir. Que en el fondo son los más sinceros. El de la Villa Tinaja, es verdad que tampoco escondió hacia dónde va; el de los líos universitarios, no termina de reventar; y el de la independencia, se descojona llamándonos de todo. Por eso, ante esto no me queda otra que echar de menos cómo son en otros países, donde estos no serían nada y algunos estarían en la cárcel. Aquí, ya se ve, cabreados y pronto sin patria. Ah, que siga atusándose la barba que al paso que va esto remojarla será imposible. Qué pena y cuanta vergüenza.

¿QUÉ FUE DE AQUEL 15-M? - Mario Blázquez (17 de mayo de 2018)

Hay cosas a las que tiempo ha hecho envejecer mal. Con la distancia de siete años, nada es lo que pareció, y nada es lo que parecía que iba a ser. Aquella manifestación que no tenía una convicción de ser masiva, sorprendió a todos en aquella multitudinaria salida desde Cibeles. Fue un trayecto corto pero intenso, lleno de indignados, de personas que ya no tenían nada a lo que aferrarse. Algunos fueron con la protesta entre sus manos, y otros sólo a ver qué pasaba. Hasta los propios organizadores y asistentes se vieron superados, sobre todo en aquella coronación de la Puerta del Sol, lugar ahora inviolable, sepultado bajo una capa hormigón y una vigilancia fronteriza. Pero aquel entonces nadie esperaba que aquellas personas que sólo fueron a una manifestación decidieran quedarse allí, un día, dos, semanas. El 15M catapultó el movimiento de protesta a nivel europeo, también, evidenciando que aquello no fue una improvisación. Pero abrió una brecha de esperanza en la gente, de que las cosas se podían cambiar, en la calle, y no frente a un televisor o en la barra de un bar. Fue una unión de la masa para abandonar su posición pasiva y convertirse en una amenaza real. Todos los partidos de izquierda quisieron apropiarse el movimiento: la Izquierda Unida de Cayo Lara en aquel entonces, Podemos, tiempo después de fundarse. Todos querían dejar claro “yo estuve allí” y ahora estoy en el Congreso. Pero el tiempo ha demostrado que eso no es así, quienes estuvieron allí ya no están, y los que pretenden hacer ver que estuvieron están en el otro bando, en el Congreso, compartiendo cafés a la salida de la oficina, con los mismos que trataron de vencer el movimiento. Lo justo es darle a ese movimiento lo que supuso históricamente, homenajear a quienes estuvieron allí, y no alargar su legado cuando conviene, apropiárselo indebidamente. ¿Qué fue el 15M? Sólo eso, un día en el que todo pareció posible, en el que todo fue posible.

BANAL ATREVIMIENTO - Jesús Sánchez-Ajofrín Reverte (14 de mayo de 2018)

Estaba pensando en esa zona intermedia; esa dimensión; ese tramo ignoto que nos debe tender su mano al nacer y al morir; y que, únicamente sabemos de él cuando nos sucede solo dos veces a lo largo de nuestra vida. Esta vivencia puntual, nos abduce de tal manera con su energía, que nos lleva a un estado catatónico del que, sin lugar a dudas, no tenemos ninguna experiencia. A la velocidad de la luz, nos cambia el escenario y la realidad del momento anterior, sin esa capacidad de reacción a la que estamos acostumbrados. Todo ello, nos produce un nuevo giro de tuerca en el sistema cognitivo de nuestra mente, ajustándonos otra dimensión o realidad, que, (sin intermediar palabra) nos sitúa lejos del idealizado calor humano. Nacer, vivir y morir, una ecuación de tres incógnitas, todavía por resolver. Perdonen mi banal atrevimiento, pero no puedo amarrar esta imaginación desbordante que me abruma con el paso de los años.

EL HOMBRE DEL CASTILLO CATALÁN - Mario Blázquez (14 de mayo de 2018)

Albert Rivera insiste que se aplique el artículo 155 de la Constitución incluso aunque haya un nuevo Gobierno en Cataluña, pensando en que este nuevo Gobierno siga con las directrices del proceso separatista. Catalunya sigue abocada al bucle, casi ya kafkiano, por el que podría no tener Gobierno en firme de manera indefinida. Si hay elecciones, gana Ciudadanos, pero sin la mayoría requerida para gobernar, y de nuevo una coalición del proceso separatista sería frágil y sin estructuras definidas como para realmente asumir todas las responsabilidades. El problema ya no está en las manos del pueblo catalán, sino del Gobierno central, que sólo se ciñe a decirle a su socio que actuarán para hacer cumplir la ley, pero acatándola. A su socio y a todos los españoles. Las acciones de Mariano Rajoy son siempre como sus declaraciones, abstractas, sin mensaje, sin definición. Podría hacérsele cien veces una pregunta de sí o no, obteniendo siempre ambas a la vez. La ley, o la burocracia, puede ser así, a menudo nos quedamos varados en ese vació de especificidad de gestiones administrativas, como ciudadanos lo sufrimos, donde una falta de visión global nos puede ir haciendo pasar por ventanillas sin solución, por personas que no pueden ayudarnos porque su misión en la globalidad no está destinada a nuestra petición. Catalunya ya está más cerca de ser el castillo de Kafka que una república independiente, que una comunidad autónoma española. Pero K. no es ya Puigdemont, sino Rajoy.

CENIZAS - Jesús Sánchez-Ajofrín Reverte (11 de mayo de 2018)

Cada día vivido se convierte en cenizas con el final de la jornada; como así lo hacen los rescoldos de ese fuego vivo, que nos aporta el calor necesario para mantenernos con vida. Cenizas que, en su momento, lo fueron todo, y que, una vez consumidas, volarán a través del viento a cualquier rincón inane de la tierra. Los días se nos van cada noche, sin retorno; sus cenizas las podrás encontrar en cualquier sueño, recuerdo, escritas... Sí. Pero ya no volverán nunca más. Las notarás en la piel, pues con el roce diario te dejaran sus marcas. Y al final de la vida, te invitarán a surcar los mares del silencio junto a ellas. Cenizas...

GUERRA Y DEMOCRACIA - Mario Blázquez (11 de mayo de 2018)

Hace falta una guerra, Siria ya no sirve. Irán siempre ha estado en el objetivo, no hay que olvidar que en la etapa de Obama estuvo a punto de iniciarse un ataque al país persa. Toda la maquinaria propagandística de los EE.UU se encargó de hacerlo creer al resto del mundo. Hay que atacar Irán sí o sí. El lema era el de siempre: “Nosotros podemos tener armas nucleares, pero todo aquel que ose a tenerlas también, es una potencial amenaza”. Después, parece que se desistió sin mediar ninguna medida real que lo justificara, como tampoco estaba justificado el ataque. Ya lo reflejó Todorov en “Los enemigos íntimos de la democracia”, donde aludía a que “EE.UU y los países occidentales tratan de imponer la democracia incluso por la fuerza”. O como expresó Umberto Eco, “gracias a que hay guerra, hay paz”. Una curiosa contradicción. Ejemplos como la guerra preventiva de en Irak, y ahora, Trump, que no ha podido tener su guerra con Corea del Norte, prácticamente firma la paz con el país coreano con una mano, mientras con la otra declara la guerra a Irán. Con Israel como aliado, por supuesto. O tal vez sea al revés, incluso. Además, ahora todo vale, porque las guerras se juegan en otro campo, en Siria, donde Israel ha lanzado misiles contra objetivos militares iraníes en el país ya devastado por la guerra. Ya no sirve esa guerra interna de Siria, ahora se ha convertido en un tablero donde kurdos, turcos, rusos, israelís y americanos saldan sus cuentas en lugar de hacer algo por aquel país. Curiosa, la democracia ejemplarizante como excusa para una guerra.

¿QUÉ HACEMOS CON LAS CATEDRALES? - Grupo Areópago (8 de mayo de 2018)

Escribe Julio Llamazares en su columna titulada “Catedrales” (El País, 7/04/2018) que, tras un viaje de 16 años que le ha llevado a visitar las 74 catedrales españolas, llega a la conclusión de que estos templos “han sido despojados de su significación inicial y convertidos en simples museos por los que deambulan escuchando sus audioguías turistas de todas las procedencias salvo de la ciudad en la que se alzan”, habiéndose convertido así en “edificios vacíos de toda espiritualidad (religiosa o profana, tanto da) sin otro destino que el de generar dinero. Los mercaderes del templo hoy son los propios obispos.”

Detrás de toda generalización existe siempre un hecho verdadero. Pero en muchas ocasiones la generalización equivale a inexactitud, falta de rigor e, incluso, falsedad. El doctor David Burns llega a describir la generalización excesiva como una de las distorsiones cognitivas causantes de ansiedad o depresión (Sentirse bien, 1995).

Excede de las posibilidades de un artículo como este el analizar todas y cada una de las catedrales españolas y, además, en todos y cada uno de los momentos del año (cosa que, naturalmente, tampoco analiza Llamazares). Sin embargo, sí cabe señalar que la catedral de Toledo, si bien es culpable del delito de disponer de audioguías para los turistas —como denuncia Llamazares—, también es lugar habitual de celebración litúrgica de los fieles junto a su arzobispo, como se pone especialmente de manifiesto en Semana Santa, Pascua, Corpus Christi, inicio y clausura de curso pastoral o en las Jornadas Diocesanas de Pastoral; se celebra la Santa Misa, abierta a todos los fieles, al menos dos veces al día en rito romano y una en rito hispano-mozárabe; tienen lugar todas las celebraciones importantes de los seminarios mayor y menor, especialmente las órdenes sagradas; acoge y organiza celebraciones, ritos y oraciones especiales en Adviento, Cuaresma, octavario de Nuestra Señora del Sagrario, etc.; la custodia de Arfe no solo se utiliza para procesionar el día grande del Corpus Christi, sino que el Santísimo Sacramento queda expuesto en ella para la adoración de los fieles en la catedral durante los días previos y posteriores al Corpus. Por otra parte, existe un compromiso concreto del Deán y Cabildo Primado con los más necesitados, promoviendo acciones específicas a lo largo del año en colaboración con Cáritas Diocesana y acogiendo personalmente a las personas necesitadas en el templo para diversas actividades. ¿Se puede decir entonces, honestamente, que la catedral de Toledo está vacía de toda espiritualidad? Evidentemente, no.

Por supuesto que la religiosidad y la asistencia a las celebraciones religiosas se encuentran en evidente descenso en España —no solo en las catedrales—, y siempre se podrá mejorar el servicio a los fieles cristianos y a la sociedad que pueda prestarse desde las catedrales. Pero conviene cuidar la generalización excesiva que, a veces, busca más justificar un prejuicio que  encontrar la verdad.

Si el Estado financia el mantenimiento y reparación de las catedrales, a algunos les parece mal. Y si el cabildo cobra entrada para sufragar los cuantiosos gastos de mantenimiento y reparación sin depender del Estado, les parece también mal. Si las catedrales se usan solo para actos religiosos, exclusivamente para los católicos, les parece mal. Pero si se organizan exposiciones, conciertos y actividades culturales al servicio de la sociedad en general, también les parece mal. Si se dedican los templos a fines espirituales, caemos en el espiritualismo. Y si se acepta la visita turística y las actividades culturales, se está vaciando el templo de espiritualidad. Solo se verán satisfechos cuando consigan despojar a la Iglesia de sus bienes, como se ha puesto de manifiesto con las catedrales de Córdoba o Zaragoza.

En definitiva, haga lo que haga la Iglesia, hay personas que nunca estarán contentas simplemente porque la Iglesia les molesta. Y las catedrales, como signo teológico, como referente para la vida pastoral de la diócesis, como embrión de las actuales universidades, como anticipo de las instituciones asistenciales posteriores, como recuerdo visible de que son las raíces cristianas las que han forjado toda nuestra cultura occidental y europea, molestan también a quienes —quizá— desearían que la Historia hubiese discurrido de manera diferente.

GOODBYE, JOSÉ MARÍA - Jesús Sánchez-Ajofrín Reverte (7 de mayo de 2018)

Ha circulado a todo trapo (por el maremagno de redes y periódicos) la “triste” noticia de la muerte de José María Íñigo. Normal. Lo que ya no es tan normal, es clasificarla de trágica. José María ha pasado a esa dimensión que siempre él tanto ha postulado: la imaginación al poder. Yo lo imagino, preparando un nuevo programa (allá donde se encuentre nuestro nuevo viaje) ingenioso,  imaginativo y divertido. Descansa en paz, crack.

EL DISCURSO DEL ODIO EN INTERNET - Grupo Areópago (4 de mayo de 2018)

Desde el año 2016 han ocurrido muchos acontecimientos que han provocado que se hable en las redes sociales del llamado discurso del odio. ¿Pero a qué nos referimos cuando hablamos de discurso de odio? Según un Informe sobre la Evolución de los Incidentes relacionados con los delitos de odio en España, publicado por el Ministerio del Interior Español en 2016, estos son aquellos que “tienen que ver con injurias, amenazas, vejaciones o tratos degradantes tipificados como antisemitas, racistas, sexistas”.

Hace ya tres años que los Estados Miembros de la Unión Europea vienen colaborando con las empresas de medios de comunicación social para garantizar que se luche contra la incitación al odio en Internet, y por este motivo en mayo de 2016 la Comisión Europea, junto con las empresas TI (Facebook, Twitter, Youtube y Microsoft) hicieron público un Código de conducta que incluía una serie de compromisos contra la incitación al odio en Internet en Europa.  Las instituciones de la Unión Europea y los Estados Miembros lo tienen claro pero ¿las empresas están cumpliendo con el código de conducta? Sería discutible.

Otro dato interesante del informe del Ministerio del Interior es que la mayoría de los investigados por delitos de odio eran hombres españoles de entre 18 y 40 años, jóvenes denunciados por injurias y amenazas de carácter ideológico, sexista o racista realizadas a través de internet.  Estos jóvenes representan el futuro de la sociedad, jóvenes que fomentan el odio entre la sociedad. Jóvenes youtubers que se graban agrediendo a quienes no les gusta, como el joven de 19 años, con un millón de seguidores, que se grabó humillando a un mendigo en Barcelona.

Ante estos comportamientos cabe preguntarse ¿Qué futuro nos espera? ¿Dónde queda el respeto, la tolerancia entre todos?  ¿Qué hacemos nosotros para evitar el odio?

Internet es un canal de comunicación demasiado rápido para promover esta clase de incidentes y comentarios relativos al odio hacia los demás ¿Cómo podemos combatir esta clase de delitos realizados a través de internet? La libertad de expresión es un derecho, pero nunca se puede superar si esa libertad implica saltarse todos los límites del respeto, la tolerancia y la convivencia. El buen uso de las nuevas tecnologías está en nuestras manos, y denunciar las injusticias y agresiones también.

VIVENCIAS MUNDANAS - Jesús Sánchez-Ajofrín Reverte (4 de mayo de 2018)

Las relaciones humanas adolecen de zonas bastante oscuras y tenebrosas; como así ocurre en cualesquiera de las dimensiones mejor iluminadas del planeta o del universo en general. Por esa razón, si trasladamos este ejemplo del espectro físico, al contexto más íntimo de las vivencias humanas con el núcleo familiar: padres, hermanos, hijos... Esa oscuridad (con el tiempo) puede llegar a ser incomprensible y traumática. Se puede convertir (como en esos agujeros negros del cosmos) en ceguera permanente, y no responder a las razones psíquicas más comunes ya estudiadas. Aunque (durante muchos años) las relaciones fluyan en la normalidad más absoluta, esa oscuridad nos puede dejar ciegos temporalmente; y, con frecuencia, para siempre.

LA ELIPSE AFROASIÁTICA - Augusto Manzanal Ciancaglini (3 de mayo de 2018)

Burundi, un pequeño Estado africano, ha decidido abandonar la Corte Penal Internacional y pone en evidencia su propia situación política, pero también la de otros países de su entorno y los desequilibrios de la justicia universal.

En cuanto a los focos de la Corte Penal Internacional, los datos indican que el grado de protagonismo de África es aplastante: el noventa por ciento de las investigaciones formales señalan a este continente.

De esta manera, África ha eclipsado a Asia en el ámbito de actuación de la justicia universal. Sin embargo, en Asia la violencia política se revela a través de las constantes violaciones de los derechos humanos y la difusión de todo tipo de conflictos, especialmente en Oriente Próximo y en Oriente Medio.

La Guerra Civil Siria y las hostilidades en Afganistán e Irak superan las 10000 víctimas mortales anuales, cifra que no es alcanzada por ningún enfrentamiento africano.

Lo cierto es que la violencia transita a través de África oriental, el cuerno de África y los grandes lagos. Por su parte, en dirección contraria, algo parecido sucede a través de un trozo de Asia del Sur y de Oriente Próximo.

Todo forma una región con una mayoría de Estados ajenos a la Corte Penal Internacional, en donde hay tantos recursos naturales como insurgentes, terroristas o dictadores.

Así pues, este catálogo de países, los cuales poseen una alta probabilidad de no respetar los derechos humanos y de generar conflictos, incorpora a 52 miembros: 26 de África y 26 de Asia.

En definitiva, la salida de Burundi de la Corte Penal Internacional ha desnudado varias cuestiones: por un lado, la búsqueda de impunidad de este pequeño país como reflejo de un anhelo más extendido y la inestabilidad política crónica en buena parte de África que oscila entre dictadura y guerra civil, por otro, que esta zona colinda con un sector de Asia en el cual las reglas de juego son homologables, pero en donde existe una mayor elusión de la jurisdicción universal.

Esta artificial demarcación que ha sido bautizada como elipse afroasiática no es más que un símbolo, una llamada de atención que señala una porción ardiente del planeta: el uso de esta caprichosa figura en la construcción de un concepto no es casual y juega tanto con su forma como con su raíz etimológica; el circuito de la violencia y la omisión convergen en una misma realidad, y solo la inexorabilidad de la justicia beccariana en todos los ámbitos de la acción humana podrá alterarla. En pocas palabras, la justicia universal, al desvelar su inconsistencia, tendrá que descubrir la necesidad de reordenar su campo de acción.

Augusto Manzanal Ciancaglini. Politólogo

LA SOMBRA DE “EL GRECO” ES ALARGADA - Román Sánchez Maeso (30 de abril de 2018)

Nunca un Entierro había sido tan recordado y concurrido en España, ni siquiera el del alcalde que lo fue de Madrid, Enrique Tierno Galván. Un Entierro con un valor incalculable, no ya por la obra del cretense a lo largo de cientos de años, que lo tiene, sino por el beneficio crematístico que supone su explotación. Nunca con “tan poco” se había generado tanto beneficio visible, restaurante, alojamientos turísticos, etc. y no visibles...?, en definitiva, tantas obras pías.

Cabe recordar en este punto que el pintor universal y vecino nuestro por adopción (acogido como inmigrante ilustre de la época y al que la Iglesia de la época le regateaba el valor monetario de su Entierro) realizó en su etapa romana de creación artística la obra titulada “La expulsión de los mercaderes del templo” que describe el siguiente pasaje bíblico:

“Marcos 11: 15-18 - Jesús Echa a los Mercaderes del Templo : “Llegaron a Jerusalén; y entrando Jesús en el templo, comenzó a echar fuera a los que vendían y compraban en el templo; volcó las mesas de los que cambiaban el dinero y los asientos de los que vendían las palomas, y no permitía que nadie transportara objeto alguno a través del templo. Y les enseñaba, diciendo ¿No está escrito: Mi casa será llamada casa de oración para todas las naciones? Pero ustedes la han hecho cueva de ladrones. Los principales sacerdotes y los escribas oyeron esto y buscaban cómo destruir a Jesús, pero le tenían miedo, pues toda la multitud estaba admirada de Su enseñanza”.

Y añado yo, “Mateo 13: 9 - “El que tenga oídos que oiga”.

¿NOS ALIMENTAMOS BIEN? - Jesús Sánchez-Ajofrín Reverte (26 de abril de 2018)

Convertir cualquier hecho noticiable, donde se evidencie la bajeza humana, se convierte (vía redes sociales) en la justa ración de carnaza, tan necesaria, para alimentar a esta insaciable e hipócrita jauría humana donde vivimos. Por otro lado, tan ávida por blanquear sus sepulcros. En este caso, lo que comemos se puede convertir en un hábito poco saludable.

Mande su carta al director

Nombre*

Email*

Título*

Comentario* (Max. 1500 caracteres)

Captcha*

Captcha image

Términos y condiciones

CLÁUSULA

El Digital Castilla la Mancha en ningún caso guarda las direcciones que introduzca para su posterior uso. Los datos que ponga solo serán usados para enviar a la redacción del periódico los comentarios que adjunte.