Cartas al Director

Cartas al Director


EDCM

CALDEAR MÁS LA SITUACIÓN - Nicolás Galán Serrano (31 de mayo de 2020)

Entre el comentario de D. Vicente Tirado, expresidentes de las Cortes de
Castilla-La Mancha y el número montado y, ante el edificio del futuro
Hospital General Universitario de Toledo, protagonizado por el actual líder
de la oposición regional, todo ello publicado en este diario y a escasas
horas de haberse producido el incendio del hospital de Hellín, parece que
hubieran quedado de acuerdo en caldear más la situación que vivimos. Si esta
no fuera tan dramática, causaría gracia.

Ninguna de las personas a las que D. Vicente recuerda saliendo a los
balcones y dand  un ejemplo de generosidad y de sacrificio, esperaría nada
de esto. Muchas han realizado esta acción desde sus hogares y cada uno, en
esos momentos, tenía en sus mentes a protagonistas diferentes, sentimientos
distintos aunque no muy lejanos porque les unía una idea común. Que la
pesadilla terminase, que parara de una vez.

Esto es lo que parece que no han entendido y me temo que no entenderán,
todas estas esencias que forman la política de nuestra región y de nuestro
país. Este es el mensaje que siguen sin captar nuestros representantes y
como he dicho en otras ocasiones, el entrar en estas polémicas lo único que
hace es ruido. Nos distrae de resolver el verdadero problema que es acabar
con esta situación, sanitaria y económica pero nos lo ponen difícil porque
no se pueden decir disparates y pretender que la gente se los trague sin
agua.

No podemos olvidar lo que ocurrió en esta región a partir de mayo del 2011
por mucho que a D. Vicente y D. Francisco les gustase, por supuesto que
tampoco se nos olvidan ciertas medidas del gobierno del Presidente Zapatero
pero los cuatro años de Dña. Dolores tampoco. D. Vicente, ostentaba un cargo
de honor por aquellos años y era un testigo de primera línea. Lo digo por lo
que comenta de no repetir la historia.

No vamos a enumerar todas las decisiones tomadas y aprobadas e, incluso,
reprobadas por los tribunales de justicia, haciendo rectificar muchas de
ellas. Ni los hospitales paralizados.

No, no quiero hacer nada de esto, no conduce a ningún sitio. Siéntense, se
que va contra su naturaleza pero piensen que ustedes son totalmente
prescindibles, todos somos prescindibles, su partido seguramente que no pero
ustedes si. Hagan algo para que su paso por servir a la comunidad a la que
ustedes representan, incluso a la que no les ha dado su apoyo, se sientan
realmente satisfechos por su trabajo o por intentar algo que beneficie a la
sociedad. Nadie puede estar satisfecho de la gestión de esta crisis pero es
erróneo el asumir que los culpables del resultado de las infecciones y de
los fallecimientos tienen nombre, apellidos y DNI. ¿Dan por hecho que
alguien quería que esto sucediera? ¿Dan por hecho que sabían lo que
ocurriría y no hicieron nada para evitarlo?

Fíjense, no de hace unos meses, sino bastantes lustros ya, todas las
comunidades autónomas son responsables de las gestiones sanitarias en sus
territorios. No se me pasa por la cabeza pensar que ningún consejero o
consejera ni ninguna presidenta o presidente autonómico sea el culpable de
lo ocurrido en sus localidades, aunque sea muy critico con algunos o
algunas. Ya, ya se que el gobierno central asumió el mando único pero eso no
significa esquivar las responsabilidades propias.

Después de reflexionar sobre el vergonzoso episodio que ocurrió el jueves 28
en la comisión de reconstrucción en el Congreso de los Diputado, el
presidente de esta comisión Patxi López, se disculpo, pidió perdón
humildemente y finalizando sus palabras dijo “Este es el momento de entender
para qué sirve la política. Si no somos capaces, es que no servimos para
nada. Debiéramos de ser capaces de autocensurarnos para estar a la altura de
las circunstancias”.

Pues eso.

Compartir