06 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
Cartas al Director

Cartas al Director

EDCM

PRESIDENTE EN FUNCIONES A AMBICIÓN PEGADO - José-Tomás Cruz Varela (23 septiembre 2019)

Rotas las negociaciones entre las distintas formaciones políticas, una vez más y  como sucede en las campañas electorales, reconozcamos que en esta ocasión todo se ha complicado más de lo debido.

Lo normal es que surjan desagradables enfrentamientos, y no solo entre partidos y tendencias como sucede en todos los comicios. Se producirán las típicas compras de voluntades, devoluciones de favores, disputas por los nombramientos, ascensos y prebendas, etc. Todo un intento dedicado a tratar de vender la mejor imagen posible de Pedro Sánchez, obviamente desde un abrumador aparato a través de las tertulias de debate. Programas que en su momento gozaron de un indiscutible éxito entre el público de las distintas emisoras.

Posiblemente, los españoles, más que dubitativos en estos mementos, nos consideremos sencillamente hastiados y con toda la razón. Infinidad de ciudadanos dispuestos a asumir ingentes pérdidas de tiempo con banales explicaciones de nuestros políticos que solo derrochan tiempo, recursos y categoría.

Las personas sensatas, por lo general, lo que procuran es escuchar argumentos sensatos, coherentes, con criterio y no desperdiciando el tiempo.

La farsa de Pedro Sánchez, con su colectivo de payasos al completo sigue creciendo como era de esperar, lo que induce a la obligada reflexión tras haberse instalado el presidente en funciones en la Moncloa pertrechado de lujos y comodidades.

En otro orden de cosas, los organismos financieros españoles, vienen avisando sobre los riesgos de nuestra inmediata recesión en el aspecto económico como era de esperar, y que tristemente no transcurre por una de sus mejores etapas.

Nuestro bloqueo político es incorregible de ahí que desde el 2015-2019 constituya el periodo más inestable a efectos económicos y en paralelo a nuestro reducido ritmo laboral, hasta alcanzar el pasado mes de agosto,  la peor cifra de afiliación laboral. La repetición de elecciones impedirá la elaboración de los presupuestos para el 2020. Necesitamos ayudas en renovación, energía, planes de empleo, educación, educación y formación a raudales…¡¡Tiempo al tiempo!!

COMPARTIR: