15 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
Confidencial

Confidencial

EDCM

El futuro de la ministra Magdalena Valerio en el Gobierno según un medio nacional

2019/06/19/109783_74668_magdalenavalerio-p.jpg
Magdalena Valerio

Pedro Sánchez sigue buscando la manera de ser investido presidente del Gobierno de España y negociando con los distintos partidos que pueden ayudarle a conseguirlo. Mientras tanto se hacen quinielas sobre la continuidad o no de los actuales miembros del ejecutivo, alguno de los cuales están especialmente en el punto de mira de la especulación política. Entre ellos la ministra de Trabajo, la diputada por Guadalajara Magdalena Valerio.

Este miércoles el diario digital El Independiente le ha dedicado un gran titular a Valerio diciendo que hay dudas sobre su continuidad. ¿La causa? Las críticas a su gestión de los agentes sociales. Justo la misma de la que se habló cuando fue cesada en Castilla-La Mancha como consejera de Empleo, que no mantenía buenas relaciones con patronal y sindicatos.

La historia podría volver a repetirse, aunque quizá por causas distintas y a pesar de que la ministra ha realizado una buena labor al frente del departamento y goza de una gran valoración profesional y personal en el mundo político, empresarial y sindical. Es además la ministra que logrará probablemente en este mes de junio la cifra récord de afiliación a la Seguridad Social

Hablamos también de una de las personas más próximas al presidente del Gobierno, con el que ha estado ligado estrechamente en los momentos más duros.  El Independiente cita fuentes internas del PSOE para decir que es una de las ministras mejor valoradas por el presidente y recuerdan que parte de su campaña se basó en logros alcanzados por la propia Valerio, como la subida de las pensiones con el IPC, el incremento del salario mínimo (SMI) hasta los 900 euros, la ampliación de los permisos de paternidad hasta las ocho semanas o la recuperación del subsidio para mayores de 52 años.

No importan algunos de los controvertidos episodios que ha protagonizado el ministerio de Magdalena Valerio, como la aceptación y posterior rechazo a la creación de un sindicato de prostitutas o el último encontronazo con el Banco de España a propósito del SMI.

Su mayor problema sería "el desencanto generado por su gestión entre empresarios y sindicatos. Lo que es lo mismo que decir que, mientras la ministra defiende a capa y espada el diálogo social, los logros por los que el presidente saca pecho no acaban de convencer a los que allí se sientan". Los dos grandes sindicatos aplauden la presencia al frente del Gobierno del socialista Pedro Sánchez pero no acaban de admitir que no pueda legislar sin el acuerdo de los empresarios y fuerzas políticas de la derecha dada su débil mayoría en el Congreso. Lo más duro de aceptar para ellos es que se haya aparcado la "contrarreforma laboral".

Fuentes sindicales citadas por el periódico de García Abadillo habría asegurado que "no es un problema que se centre en Valerio, sino que, como en otros Gobiernos anteriores, Sánchez no ha acabado de dar más peso al Ministerio de Trabajo sobre Hacienda o Economía. Defienden la buena sintonía con Valerio en las reuniones, pero achacan al área más económica del Ejecutivo la resistencia a dar ciertos pasos".

Por otro lado, las presiones de la CEOE hicieron efecto, y la agenda reformista del PSOE se aguó poco a poco. Pero los empresarios no olvidan que la batalla librada para frenar el avance de algunas de las promesas sociales del Gobierno ha sido ardua.

La mayor oposición la habría encontrado Valerio entre los autónomos. La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) no oculta su descontento con la intención del Gobierno de transformar el sistema de cotizaciones actual por otro en el que las aportaciones se vinculen a los ingresos reales, opción que a día de hoy se encuentra en la ‘nevera’ de Trabajo.

Se descarta completamente que si Valerio es sustituida lo sea por alguien de Podemos. Podría dejar la cartera de Empleo, pero su peso político y su estrecha relación con Sánchez hacen pensar que no dejará el Gobierno.

COMPARTIR: