Confidencial

Confidencial


EDCM

García-Page, en una lista nacional de doce políticos por encima de siglas

Emiliano García-Page Emiliano García-Page

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, está en un momento de su carrera política en el que, pese a ser un dirigente de partido disciplinado, se permite tener su propia opinión sobre las cuestiones más delicadas del devenir político nacional, sobre todo en lo relacionado con la unidad de España, la deriva nacionalista o los tonteos del PSOE con separatistas o filoetarras. Es ahí donde Page se permite levantar su voz disonante con la dirección socialista de Pedro Sánchez, en parte mirando por el futuro del país y en parte mirando a su parroquia castellano-manchega, mayoritariamente moderada y contraria a los nacionalismos territoriales.

Por todo ello, el presidente castellano-ha sido incluido en la lista de los “Doce políticos para la concordia: la España que se resiste a dejarse arrastrar a los extremos”, que ha publicado este domingo El Español. Dice el diario digital que “reman a contracorriente. Cada vez son menos. Chirrían en esa dialéctica de campo de fútbol que ha inundado el Congreso. Profetas en el desierto. Claman por unos pactos de Estado que ya no llegarán. Exigen tolerancia y que los calificativos regresen al lugar del que nunca debieron salir”.

Representan a distintas ideologías pero les une un discurso que en ocasiones “choca contra las directrices de sus propios partidos”. Y sueñan, según el periódico, “con una mayoría de escaños que aleje el conflicto para luchar contra la pandemia”.

Encabeza la lista la valiente diputada canaria Ana Oramas, seguida de Manuel Valls, José Luis Martínez Almeida, Begoña Villacís, Margarita Robles, Alberto Núñez Feijoó e Inés Arrimadas. En el puesto número 9 sitúan a García-Page y a continuación figura Javier Lambán, Miguel Ángel Revilla, Alfonso Fernández Mañueco y Luis Garicano. Hay tres del PSOE, tres del PP, tres de Ciudadanos y el resto de partidos regionales o minoritarios. Nadie de Podemos ni de Vox ni de partidos nacionalistas.

De Page dice El Español que junto al presidente de Aragón, Javier Lambán, “jamás vieron con buenos ojos los acuerdos de Sánchez con los nacionalistas para alcanzar el poder. El presidente de Castilla-La Mancha y el de Aragón se mostraron en su día perplejos y dolidos´”.

En cuanto a Page, afirman que “ha logrado un acuerdo para la reconstrucción con Ciudadanos del que el PP no ha querido participar”.

Tanto Page como Lambán “han exteriorizado que se encuentran mucho más `cómodos´ cuando Sánchez mira al centro, pero la estructura vertical de su partido les obliga a guardar determinados silencios. Desde que el actual secretario general socialista alcanzara La Moncloa, no han osado a un enfrentamiento directo. Sin embargo, entonan en todas sus intervenciones la moderación que desearían para Ferraz”.

Compartir