Confidencial

Confidencial

EDCM

Un ex de la región, entre los "doce apóstoles" de Casado para relanzar el nuevo PP

Montaje fotográfico de El Mundo

Ha sido el diario El Mundo el que les ha puesto el nombre de los "doce apóstoles" de Pablo Casado, el grupo de personas más cercanas y de mayor confianza que le están ayudando a "rearmar" este nuevo PP que quiere alejarse de gran parte de su historia pasada y ofrecerse a los ciudadanos como la gran alternativa de centro derecha de la política española. Entre los doce apóstoles figura un ex de Castilla-La Mancha: Adolfo Suárez Illana, quien fuera candidato del PP a la Presidencia de la Junta de Comunidades.

Según el citado diario, el "maestro político" de Casado no es, como algunos se figuran, José María Aznar, sino Manuel Pizarro, expresidente de Endesa y número dos del PP en las elecciones de 2008. Es uno de los asesores de cabecera del presidente del PP, "con quien comparte una visión política liberal, volcada en los valores clásicos del centroderecha y con una notable querencia por la economía de mercado como catalizadora de la prosperidad del país".

No sólo Pizarro ha vuelto a la actividad en primera línea política tras el último congreso del PP: "Pablo Casado se ha rodeado de una selecta guardia pretoriana de políticos y economistas de marcado acento liberal y conservador, de los que descuellan tres nombres. Se trata de Teodoro García Egea, todopoderoso número dos del partido; Javier Fernández-Lasquetty, nuevo jefe del gabinete de Casado; y el ex presidente del Gobierno José María Aznar, cuyo legado ideológico es la piedra angular del proyecto. Con ellos al frente de su apostolado, el joven presidente popular quiere recuperar a los votantes desencantados, esos que han buscado en Ciudadanos y en Vox los valores que no reconocían en el Partido Popular".

Aznar no aparece en primera línea, pero como si lo estuviera. Relacionados con la Fundación Faes que preside el expresidente, han salido nombres que ahora están activos en el entorno de Casado. Además de  Pizarro y Lasquetty, están Isabel Benjumea (número dos del gabinete), Pablo Hispán (coordinador del programa), José Ramón García Hernández (portavoz de Exteriores del PP) o el consultor José Ruiz Vicioso.

Al margen de Faes, Casado ha creado su propio laboratorio de ideas, la Fundación Concordia y Libertad. En ella ha colocado a los tres casadistas que El Mundo considera "más ministrables": Adolfo Suárez Illana, como presidente; Teodoro García Egea, como vicepresidente, y Daniel Lacalle, como responsable económico.

También está en este equipo Alberto Nadal, ex secretario de Estado de Presupuestos, quien tiene "una visión más pragmática y aboga por acompasar las rebajas fiscales a la consolidación de las cuentas públicas".

Casado incluye también en su círculo más selecto a su directora de Comunicación, María Pelayo, quien ha salido reforzada de las elecciones andaluzas.

Al margen de los "doce", hay otro castellano-manchego bien situado en el entorno de Casado, aunque procede de las filas de Cospedal: Vicente Tirado, que es hoy por hoy el número cuatro en el organigrama de dirección del partido. Poco a poco se va ganando la confianza de los nuevos dirigentes "populares". Ayer mismo desembarcó la cúpula formada por Casado, García Egea y Tirado en el acto de Albacete en el que apadrinaron la presentación de Paco Núñez como candidato a la Presidencia de Castilla-La Mancha y la de los cabeza de lista de las cinco capitales de la región, de Talavera y Puertollano.

En el PP se respira un ambiente muy distinto al que había antes de las elecciones andaluzas, aunque tendrán que esperar a los resultados de las autonómicas y municipales del próximo mes de mayo antes de echar las campanas al vuelo. En el caso de Castilla-La Mancha han pasado de la depresión a la esperanza, y eso, en los tiempos que corren, es un paso de gigantes.

COMPARTIR: