Confidencial

Confidencial


EDCM

Bárcenas vuelve a dar muestras de su odio numantino a Cospedal

Luis Bárcenas y María Dolores de Cospedal Luis Bárcenas y María Dolores de Cospedal

El extesorero del PP Luis Bárcenas, condenado a 33 años de prisión por la trama de corrupción del caso Gürtel, ha vuelto a hacer gala este lunes de su profunda animadversión hacia la exsecretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, en el juicio que se sigue por la causa de la operación Kitchen.

En su declaración ante el tribunal Bárcenas ha dirigido sus sospechas contra algunos de los principales protagonistas de la anterior etapa del PP, especialmente contra Cospedal y su supuesta implicación en el operativo de espionaje que se montó para sustraerle documentos comprometedores. Sobre la expresidenta de Castilla-La Mancha no ha tenido dudas al afirmar que "siempre pensé que Cospedal y su marido [Ignacio López del Hierro] estaban detrás", aseguró sobre las grabaciones que, según su versión, tuvo en su poder y que le fueron robadas.

A lo largo de las dos horas de su declaración ante el juez, Bárcenas manifestó que le fue sustraído un 'pendrive' con documentación sensible y grabaciones. Entre esos datos se encontraba la grabación realizada al expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el momento en el que el extesorero le entregó los últimos apuntes de la caja B del PP y una copia de recibís y otras pruebas de esa caja negra, que supuestamente Rajoy destruyó delante de él. Fue en ese punto cuando dejó caer sus sospechas hacia Cospedal, unas afirmaciones que sin embargo, tal como han apuntado algunos medios, no pasa de sospecha y no puede probar, igual que ha hecho en múltiples ocasiones al referirse a Cospedal y su marido.

Algo similar ha ocurrido con el antiguo chófer de Bárcenas, Sergio Ríos, también implicado en la operación Kitchen, que habría confesado que informó a Cospedal del espionaje al extesorero a través de un policía de su confianza, el comisario Andrés Gómez Gordo, pero sin aportar ninguna prueba al respecto. El empleado de Bárcenas, según publicó el lunes El confidencial citando fuentes próximas al procedimiento, también ha implicado en la operación al marido de la exministra de Defensa, el empresario Ignacio López del Hierro.

Cabe recordar respecto a la relación de Cospedal y Bárcenas que fue ésta la que como secretaria general del PP despidió al tesorero por las irregularidades contables detectadas, que le llevaron posteriormente a la cárcel. Hasta el momento Bárcenas no ha podido probar judicialmente ninguna de las acusaciones que a lo largo de todos estos años ha lanzado contra ella y, por el contrario, ha perdido las querellas que Cospedal le ha presentado. Puede que Bárcenas aún esconda alguna carta en la manga contra ella, pero en medios políticos creen que sería extraño que a estas alturas y con todo lo que se ha investigado, no lo haya utilizado todavía para hacer aún más daño a su íntima enemiga.

Compartir