18 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
Confidencial

Confidencial

EDCM

Las tres más grandes en Castilla-La Mancha coinciden en una buena (y voluntaria) causa

Eurocaja Rural, Liberbank y Globalcaja, las tres entidades financieras en Castilla-La Mancha con una mayor presencia en la región, se han adherido junto a otros bancos y cajas en España al Código de Buenas Prácticas para la reestructuración viable de las deudas con garantía hipotecaria sobre vivienda habitual. La adhesión por parte de las entidades de crédito o de cualquier otra entidad que, de manera profesional, realice la actividad de concesión de préstamos o créditos hipotecarios es voluntaria.

La Resolución, que aparece publicada en el Boletín Oficial del Estado de este lunes, establece medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos, estableciendo una serie de mecanismos conducentes a permitir la reestructuración de la deuda hipotecaria de quienes padecen “extraordinarias dificultades para atender su pago”. Para tal fin, la Secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, dependiente del Ministerio de Hacienda, ha establecido un Código de Buenas Prácticas en el que pueden adherirse las entidades que lo deseen y cuyo seguimiento es supervisado por una comisión de control establecida al efecto para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social.

La comisión está integrada por representantes del Ministerio de Economía y Empresa, Banco de España, Comisión Nacional del Mercado de Valores, Consejo General del Poder Judicial, Ministerio de Justicia, Consejo General del Notariado, Instituto Nacional de Estadística, Asociación Hipotecaria Española, Consejo de Consumidores y Usuarios y de las asociaciones no gubernamentales, estos últimos serán determinados por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

COMPARTIR: