Confidencial

Confidencial


EDCM

Un equipo médico toledano "salva" del Covid al tertuliano Kiko Matamoros

Kiko Matamoros en Sálvame, en Telecinco Kiko Matamoros en Sálvame, en Telecinco

Fueron noticia hace poco más de un mes cuando se conoció que la combinación de antihistamínicos -usados habitualmente para combatir los síntomas de las alergias primaverales- y azitromicina -antibiótico empleado en casos de amigdalitis, faringitis, bronquitis y neumonías- resulta muy eficaz para combatir la covid-19 sin efectos secundarios y reducir la mortalidad.

Era un estudio realizado por el equipo médico del centro de salud de la localidad toledana de Yepes que se publicó en la revista científica internacional 'Pulmonary Pharmacology & Therapeutics', que se edita en Estados Unidos.

El equipo, liderado por el médico de atención primaria Juan Ignacio Morán, había aplicado con éxito este tratamiento en dos residencias de ancianos. "Un pico de la epidemia coincidió con muchas infecciones respiratorias por alergias a las que había que aplicar antihistamínicos y comprobamos que las personas que tenían este tratamiento no enfermaban igual que otros con coronavirus, mejoraban de forma impresionante en uno o dos días y los ingresos hospitalarios eran mínimos", explicaba entonces el doctor Morán.

Ninguno de los pacientes tratados con este protocolo había muerto y todos evolucionaron bien, así como sus contactos, que habían recibido esta mezcla de antihistamínico con azitromicina, que es un antibiótico común de tres días. "Son medicamentos económicos que hay que testar en más sitios con mayor población", sostenía el doctor Morán.

Varias semanas después hay alguien muy conocido en los medios de comunicación que lo ha testado en su propia persona. Se trata del peculiar y popular tertuliano de Telecinco Kiko Matamoros, que después de unos días alejado de la televisión en los que ha vivido las consecuencias del Covid-19, ha vuelto a Sálvame totalmente recuperado y con la misma fuerza de siempre.

Lo pasó muy mal en un primer momento y consciente de la importancia de lo que estaba viviendo, Matamoros ha reconocido que se acordó de un artículo que leyó en prensa en el que "unos médicos de Yepes" trataban la sintomatología con acitromicina y antihistamínicos, un tratamiento que, asegura, en su caso le ha ayudado enormemente a sobrellevar mejor el coronavirus.

Aunque Kiko explicó que ha vivido todos estos días con bastante cansancio y dolor muscular, agradeció públicamente a los médicos de Yepes que dieran con esta fórmula. Hablando sinceramente sobre la forma en la que los poderes públicos están tratando esta pandemia, insistió en que se debería divulgar este tratamiento que es efectivo y que podría ayudar a muchas más personas. 

Una excelente promoción del tratamiento contra el Covid del equipo médico que capitanea el doctor toledano Juan Ignacio Morán.

Compartir