16 de noviembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
Confidencial

Confidencial

EDCM

El puerto seco de Alcázar, un reto y una oportunidad para Talavera

2019/07/10/112629_plataforma-logistica-cabanillas-campo.jpg

El consejero más joven del Gobierno de Page está siendo también el más activo en estos primeros días de rodaje tras la toma de posesión. Nacho Hernando empieza a hacerse notar al frente de Fomento y no cabe duda de que dará mucho de sí desde el punto de vista informativo, tanto por ser uno de los miembros del Gobierno con más experiencia en el ámbito de la comunicación como por su capacidad de trabajo y de gestión. Nada más aterrizar en su nuevo cargo ya ha dado una noticia de largo alcance que afecta directamente a una de las grandes ciudades de la región e indirectamente a otras dos.

Es el visto bueno que ha dado el Gobierno regional a la petición de modificación del Plan de Urbanismo de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) que permitirá la implantación del proyecto del Puerto Seco, una plataforma intermodal con apoyo privado que combinará el ferrocarril y el transporte por carretera. Fue el propio Hernando el que especificó el martes en rueda de prensa que lo que se ha aprobado es, a petición del Ayuntamiento de Alcázar, la reclasificación de suelo rústico y urbanizable de uso residencial en suelo urbanizable del sistema general de infraestructuras de transporte, que además conllevará unas zonas verdes más amplias.

Siendo una excelente noticia para Alcázar ya hay quien ha levantado la voz para decir que lo que le viene bien a la localidad ciudadrealeña puede ser fatal para otras ciudades. Talavera, sin ir más lejos, que aspira al puerto seco desde hace años y cree que la plataforma logística sería la panacea para resolver los problemas de desarrollo que les aquejan.

En Talavera hace falta un cambio de orientación y mentalidad. Es fácil decirlo, pero el estado de depresión en el que vive el conjunto de la ciudadanía lo hace difícil en la práctica. En cualquier caso es urgente que los talaveranos dejen de propagar a los cuatro vientos lo mal que está la ciudad y sus escasas posibilidades de recuperación. Tienen que dejar de espantar a los inversores y de convocar manifestaciones que solo conducen al desánimo y la melancolía.

Y tienen que dejar de decir que lo que es bueno para otras ciudades de la región terminará siendo malo para ellos. Por ejemplo la plataforma logística de Alcázar. Como bien ha dicho el consejero de Fomento, este avance en Ciudad Real “nos permite lanzar un mensaje no solamente positivo para Alcázar de San Juan y la zona central de la región, también es un mensaje positivo y debe animar a inversores privados y operadores del sector logístico a seguir explorando la viabilidad y oportunidad de otras plataformas logísticas, como son la de Talavera de la Reina y la de Albacete, reivindicaciones que también venimos planteando a los distintos ministros de Fomento en los últimos años, y cuya colaboración es esencial en el éxito de estos proyectos”.

No hay que olvidar que Talavera y Alcázar no compiten en el mismo "mercado". La Ciudad de la Cerámica "debe ser referente en el Eje Atlántico", mientras que el municipio manchego mira hacia el Eje Sur y Albacete al del Mediterráneo.

Por eso Hernando reclama la formación “lo antes posible” de un Gobierno central “que no vea su capacidad de acción restringida por estar en funciones, un Gobierno que cuente con unos presupuestos que le permita invertir en el futuro de Castilla-La Mancha”.

Lo importante en este caso es que cuente nuestra región con la colaboración y respaldo de todos los agentes implicados en el desarrollo de la Comunidad y de sus grandes ciudades. La plataforma logística de Alcázar no debe ser un problema para Talavera o Albacete sino una oportunidad para completar el “círculo” de los grandes centros logísticos castellano-manchegos, que empezando por el Corredor del Henares guadalajareño y pasando por Alcázar y Albacete terminaría cerrándose en Talavera con la vista puesta en el Atlántico. Ese es el reto.

COMPARTIR: