22 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
Confidencial

Confidencial

EDCM

El PSOE ganaría en Castilla-La Mancha, pero lejos de la suma de PP y VOX

2019/03/25/94597_blancafernandezpsoecr.jpg
Blanca Fernández, cabeza de lista del PSOE CR

Según la macroencuesta de GAD3 publicada este lunes por ABC, el PSOE ganaría en Castilla-La Mancha de celebrarse hoy las elecciones generales. Sería la primera vez desde hace mucho tiempo que los socialistas castellano-manchegos ganarían en las urnas en las generales. Además subirían un diputado con respecto a la consulta de 2015. Sin embargo, se quedaría lejos de la suma del resultado del Partido Popular y de VOX, que conseguirían entre los dos los mismos escaños que lograron los populares en las últimas elecciones nacionales.

Con los resultados de este sondeo en la mano lo primero que cabe deducir es que se divide el voto del centro derecha con un impulso impresionante del partido de Santiago Abascal. El PSOE obtendría 9 diputados, uno más que en 2015. El PP bajaría de los 13 de entonces a 7, dejando por el camino casi la mitad de los escaños. VOX, el gran ganador, pasaría de cero a 4. El PSOE recuperaría el escaño que tiene ahora Podemos por la provincia de Toledo.

Los socialistas ganarían en todas las provincias gracias a la división del voto de centro derecha, aunque se quede lejos de la mayoría absoluta. Ni Ciudadanos ni Podemos conseguirían ninguno de los escaños en liza en la región.

Por provincias es en Cuenca donde el reparto de votos en el centro derecha beneficiaría al PSOE con un diputado. Lo curioso es que la fortaleza del PP en Cuenca le resta votos a VOX, que no consigue el índice suficiente para obtener un escaño. Ese tercer diputado iría a manos del PSOE, con lo que se invertiría el resultado de 2015, en el que el PP logró dos diputados y el PSOE uno. VOX tendría representación en las cuatro provincias restantes y el PP y el PSOE empatarían en número de diputados en Toledo y Ciudad Real. En Guadalajara se repartirían los tres diputados entre PP, PSOE y VOX, mientras que en Albacete ganaría el PSOE con dos diputados frente al PP (1) y VOX (1).

En total hay 20 escaños en juego en Castilla-La Mancha para el Congreso de los Diputados.

Si se extrapolaran estos resultados a las elecciones autonómicas, el PP y VOX podrían formar gobierno con mayoría absoluta. Por el momento es un ejercicio inútil porque los resultados del PSOE en las autonómicas suelen mejorar respecto a las generales y además es un escenario distinto en el que los candidatos son un factor con un peso mucho mayor en los electores. Asimismo, en las autonómicas el número de escaños a repartir es mayor, un total de 33.

En cualquier caso, si el resultado de las autonómicas tuviera alguna similitud con la encuesta de las generales de ABC de este lunes, la clave estaría en Ciudadanos y Podemos. Si estos dos partidos sacaran algún diputado Page lo más probable es que seguiría gobernando pactando con alguno de ellos ya que sería difícil que la suma de PP y VOX les diera en ese caso mayoría absoluta. Si fuera así, Page también podría gobernar sin pactar, por mayoría simple. Si, por el contrario, los escaños de las Cortes regionales se repartieran exclusivamente entre el PSOE, PP y VOX el gobierno podría quedar en manos de la derecha.

COMPARTIR: