Confidencial

Confidencial

EDCM

Un hecho muy llamativo que ha logrado Page y que no se alcanzaba en Castilla-La Mancha desde Bono

El presidente Emiliano García-Page en una imagen de Óscar Huertas
El presidente Emiliano García-Page en una imagen de Óscar Huertas

En estos días navideños y con el 2019 recién estrenado son habituales las informaciones sobre las audiencias televisivas, las cuotas de pantallas de la Nochevieja, en especial el tramo de las uvas y el cambio de año, y los programas más vistos en las distintas cadenas. En EL DIGITAL CLM hemos venido informando de todo ello, con atención especial a los datos de Castilla-La Mancha Media, la televisión autonómica que en esta ocasión consiguió doblar con las campanadas los datos del año anterior en el especial presentado por Mariló Leal, Lucía Escribano y Carlos Macías.

Pero hay un dato especialmente significativo que todavía no es muy conocido y que tiene su relevancia también desde el punto de vista político: el discurso navideño del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, emitido el pasado 31 de diciembre, obtuvo un altísimo seguimiento, desconocido en los últimos años y realmente llamativo. La intervención de Page cosechó un share del 15,7 por ciento, algo muy poco habitual y con el que se da una circunstancia cualitativa interesante: el porcentaje de seguimiento en la televisión de Castilla-La Mancha es el mismo que a esa hora estaba viendo el programa "Estando contigo", lo que supone que la audiencia "aguantó" fiel el cambio de ritmo del entretenimiento al informativo, pasando por el discurso del presidente de la Junta.

Esta circunstancia televisiva imprime un carácter especial al presidente castellano-manchego, ya que sitúa a García-Page en un nivel de audiencia en su comunidad autónoma que sólo obtienen habitualmente en sus respectivas cadenas los presidentes regionales de territorios autonómicos con un marcado carácter nacionalista. El discurso navideño de Page es el segundo más visto desde que existe la televisión autonómica en Castilla-La Mancha: el único año en el que el discurso presidencial tuvo más audiencia en la tele regional se remonta a 2003, cuando era presidente de la Junta José Bono. Ni José María Barreda ni María Dolores de Cospedal tuvieron datos tan altos.

El presidente García-Page cosecha así un éxito televisivo muy significativo en los medios públicos regionales.

COMPARTIR: