Confidencial

Confidencial


EDCM

Hilarante y surrealista parodia de Fernando Simón de un castellano-manchego

Joaquín Reyes caracterizado de Fernando Simón Joaquín Reyes caracterizado de Fernando Simón

Fernando Simón es sin duda una de las personalidades destacadas del año del Covid-19 en España. Tan amado como criticado, es uno de los rostros más populares del panorama mediático nacional. Por eso no son extraños los memes, las parodias y los chistes que tienen como protagonista al director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.

El humorista albaceteño Joaquín Reyes ha querido terminar el año en El Intermedio realizando su última parodia de Zanguangos con Fernando Simón. Y le ha salido redondo. Aún tratando con mucho cariño al personaje, desliza algunas críticas que no se les escapan a nadie y sin necesidad de hacer sangre.

Reyes, muy bien caracterizado, tiene momentos descacharrantes: "Soy el referente de la nueva masculinidad, por una parte, soy muy tío, pero también lloro viendo Los puentes de Madison porque Meryl Streep y Clint Eastwood no cumplen la distancia de seguridad...".

"También soy icono pop de 2020", señala antes de destacar que "como si no tuviera yo bastante con intentar salvarnos de una pandemia sin precedentes como para que encima me metan en medio de la batalla política".

Y recuerda con sorna que "estoy aquí porque me puso Rajoy y fui yo el que le recomendó andar rápido para mantenerse en forma". También reconoció que "ni pincho ni corto, soy un médico, un científico, un técnico".

Reyes-Simón también intenta explicar la curva de contagios sin mucho éxito y que "me parece una chorrada que se hayan hecho camisetas con mi cara". Ironiza con la forma correcta de lavarse las manos para evitar contagios: "El tiempo recomendado es el estribillo de una canción, yo lo hago con La Bilirrubina –de Juan Luis Guerra-".

También queda con Calleja para "hacer un pack multi aventura, pero sin salir de Madrid, somos personas responsables, vamos a poner una tirolina de una torre Kio a la otra...", explica jocosamente.

Una parodia muy recomendable, como casi todas las de Joaquín Reyes.

Compartir