Confidencial

Confidencial


EDCM

La exsuperconsejera María Luisa Araújo, nombrada por el Gobierno de Sánchez para un alto cargo nacional

María Luisa Araújo es la nueva presidenta de la Oficina Independiente de Regulación y Supervisión de la Contratación María Luisa Araújo es la nueva presidenta de la Oficina Independiente de Regulación y Supervisión de la Contratación

Vuelve a la actualidad una de las políticas más relevantes de la historia de Castilla-La Mancha, la exvicepresidenta y exconsejera de Economía y Hacienda de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha María Luisa Araújo. El Gobierno de Pedro Sánchez la ha nombrado ahora presidenta de la Oficina Independiente de Regulación y Supervisión de la Contratación (OIReScon), el organismo supervisor de los contratos públicos.

El nombramiento se ha hecho por el procedimiento de libre designación tras una convocatoria pública después de dimitir de este cargo el pasado mes de junio María José Santiago, que denunció la falta de medios e independencia de este organismo y publicó un severo informe en relación con las contrataciones de emergencia de las Administraciones durante el estado de alarma.

El BOE de este sábado ha publicado el nombramiento de María Luisa Araújo Chamorro como presidenta de la OIRESCON, el organismo creado tras la última reforma de la Ley de Contratos del Sector Público y destinado, entre otras funciones, a vigilar los contratos públicos.

Araújo, funcionaria de carrera, fue desde el año 2000 consejera de Economía y Hacienda del Gobierno de Castilla La Mancha. Primero en el ejecutivo socialista de José Bono y luego en el de José María Barreda. Con este último llegó a ser además vicepresidenta desde 2007. Estuvo en el cargo hasta 2011 con el cambio de Gobierno en la comunidad, que pasó a manos del PP y de María Dolores de Cospedal.

En enero de 2019 fue nombrada asesora ejecutiva del director general de la Policía Nacional, el albaceteño Francisco Pardo. Aparte de su sólida formación en Ciencias Económicas y Empresariales, tiene una enorme experiencia en gestión tras su paso por distintos cargos de alta responsabilidad en la administración pública.

Durante su mandato como consejera de Hacienda, cargo en el que estuvo durante once años consecutivos, Araújo obtuvo importantes logros y acumuló gran poder e influencia como vicepresidenta del Gobierno de Castilla-La Mancha. También hay algún borrón considerable en su gestión ya que en los finales de su etapa la región adquirió una fuerte deuda, coincidiendo con la crisis económica de 2008; fue intervenida Caja Castilla La Mancha y quebraron proyectos auspiciados por su gobierno como el del aeropuerto de Ciudad Real. 

Compartir