Confidencial

Confidencial


EDCM

La decisión fuera de lo habitual del número dos de Ciudadanos en CLM

Alejandro Ruiz Alejandro Ruiz

Este lunes se ha conocido la nueva composición de la dirección regional de Ciudadanos, en la que sigue al frente la diputada albaceteña Carmen Picazo en su calidad de coordinadora del partido en Castilla-La Mancha. Nada tiene que ver este organigrama con el que diseñó en su momento el primer máximo responsable del partido naranja en esta Comunidad autónoma, Antonio López. Han cambiado los tiempos, las caras y las formas.

De esta nueva dirección destaca el abandono de la Secretaría de Organización por parte del guadalajareño Alejandro Ruiz, a quien sustituye una persona de su confianza, María Dolores Arteaga. Lo de Ruiz ha sido una sorpresa anunciada porque ya dijo en su momento que daría un paso al lado para dedicarse plenamente a su labor parlamentaria en el grupo de Cs de las Cortes autonómicas, del que es presidente.

Lo de Alejandro Ruiz es una decisión singular sin apenas precedentes en la vieja política de los partidos tradicionales, en los que nadie renuncia a los cargos orgánicos si no es por fuerza mayor. En su caso ha dejado de ser número dos de Ciudadanos en Castilla-La Mancha por propia voluntad, sin miedo a no estar en el principal órgano de decisión cuando se elaboren las listas para las elecciones nacionales, regionales o locales. Es decir, sin miedo a perder poder dentro de la organización. Y seguramente no lo pierde puesto que como presidente del grupo parlamentario seguirá siendo referente del partido y uno de sus cargos más influyentes, aunque haya renunciado al poder interno.

Insistimos en que no es habitual el paso dado por Alejandro Ruiz. Tan poco habitual como que un político de sus características se haya dado de baja también en la redes sociales. Lo hizo primero con Facebook y Twitter, donde era bastante activo; este fin de semana ha borrado su perfil de Instagram. Nada de todo eso le quitará ya tiempo para centrarse en el trabajo como diputado regional y presidente de su grupo en las Cortes, en el que radica el núcleo real de poder y representación de Ciudadanos en Castilla-La Mancha.

Compartir