16 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
Confidencial

Confidencial

EL DIGITAL CLM

El excelente y gran esfuerzo de Soliss en el homenaje de lujo de Toledo a Bahamontes

Federico Martín Bahamontes, el domingo en su homenaje. Fotos: Óscar Huertas
Federico Martín Bahamontes, el domingo en su homenaje. Fotos: Óscar Huertas

El pasado domingo fue un día muy especial para Toledo pero sobre todo para el gran exciclista Federico Martín Bahamontes, que vivió junto a muchos toledanos y con la alcaldesa, Milagros Tolón, y Soliss a la cabeza, una jornada histórica de reconocimiento que por fin hacía justicia a la hazaña de haber sido el primer español en ganar el Tour de Francia en el año 1959. Un día precioso en el que Toledo se volcó con Bahamontes y, como informó EL DIGITAL, le ofreció el homenaje definitivo que se merecía y que incluye una espectacular escultura de bronce a tamaño real realizada por el artista Javier Molina e instalada en el Paseo del Miradero.

La jornada, sin duda, mereció la pena y el resultado fue impecable, tanto por la organización, como por la asistencia de público y autoridades, la repercusión social y mediática y el excelente trabajo realizado por Soliss, la mutua castellano-manchega que dirige con acierto Pedro Barbé, y su Fundación como impulsores y organizadores del homenaje con el apoyo del Ayuntamiento toledano y el equipo de gobierno de Milagros Tolón. Además de tener la iniciativa y promover esta bellísima jornada en honor de Bahamontes, Soliss financió íntegramente la escultura dentro de la segunda edición de su Premio Julio Pascual y corrió con los gastos de la jornada, demostrando su generosidad y buen hacer ante el sobresaliente éxito de un acto que hizo muy feliz a Bahamontes, como reconoció el propio excorredor, apodado el Águila de Toledo.

SolissBahamontesInt690But

Como dijo en su intervención el director de la Fundación Soliss, Eduardo Sánchez Butragueño, el domingo se rindió homenaje en Toledo no sólo al ganador del Tour de Francia, sino también a la persona, un toledano muy especial que es ejemplo para muchos por sus orígenes humildes y su capacidad de esfuerzo y firme voluntad. La leyenda de Bahamontes se hizo más grande el domingo, dentro y fuera de Toledo, y no cabe duda de que el enorme trabajo realizado por Soliss tiene gran parte de responsabilidad en ello. Una gran idea, una bella iniciativa y un resultado excelente para rendir un merecido homenaje a un toledano ilustre y grande.  

COMPARTIR: