Confidencial

Confidencial


EDCM

Las elecciones de la UCLM apuntalan un liderazgo que debe facilitar la gestión

José Julián Garde, nuevo rector de la UCLM José Julián Garde, nuevo rector de la UCLM

Luis Arroyo Zapatero no solo fue el primer rector de la Universidad de Castilla-La Mancha, el que puso en marcha un organismo con toda su estructura atomizada en campus provinciales y locales, sino que también ha sido hasta el momento el más popular y carismático. Un verdadero líder en un ámbito donde casi nadie se deja liderar.

Miguel Ángel Collado, durante sus dos mandatos, no ha llegado a gozar ni de esa popularidad ni de ese liderazgo, y sin embargo ha sido un magnífico gestor que ha tratado por todos los medios, incluso enfrentándose a los poderes establecidos, tanto del PP como del PSOE, de mantener el grado de inversión necesario en la Universidad y preservar así la independencia y los proyectos de enseñanza y de investigación. Que haya perdido las elecciones no quiere decir que haya fallado en su labor al frente de la UCLM durante estos últimos años. Simplemente, como ya dijimos en un Confidencial anterior, se enfrentaban dos buenos candidatos, que habían trabajado en el mismo equipo hasta hace cuatro días, y uno de ellos iba a perder. Por eso ha estado bien que Garde haya tenido palabras de reconocimiento hacia la figura de Collado tras las elecciones.

Unas elecciones cuyos resultados han apuntalado un claro liderazgo por el amplio apoyo que ha obtenido José Julián Garde. Él mismo lo ha entendido perfectamente al explicar que "hemos conseguido aglutinar el estado de ánimo de las personas y esto es otro tipo de liderazgo, un liderazgo que es el responsable de los resultados de anoche", afirmó en la rueda de prensa del viernes unas horas después de ganar en las urnas. El nuevo rector de la UCLM ha creado ilusión en la comunidad universitaria e incluso fuera de ella -como también apuntó el viernes- porque ha sabido conectar con los potenciales votantes con una campaña electoral en medios, y sobre todo en redes, que ha estado muy por encima de la de su adversario, al margen de otras consideraciones y acciones que ha llevado a cabo.

Garde esta preparado, por experiencia y profesionalidad, para afrontar esta nueva responsabilidad con garantías de éxito y con un fuerte respaldo que debe hacerle el camino más fácil y llevadero. Ahora, como ya ha anunciado, toca transformar el programa electoral en "programa de Gobierno" con 10 grandes retos, 298 acciones y otras ocho más vinculadas a un nuevo modelo de gobernanza, y todo enfocado a "personas, misiones y desafíos de futuro". Su éxito será el éxito de la Universidad de Castilla-La Mancha. Lo que todos deseamos.

Compartir