18 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
Confidencial

Confidencial

EDCM

El influyente político de Castilla-La Mancha que se fue una noche, ha vuelto a su trabajo y hasta ha borrado su Twitter

2019/08/14/115433_garciamolina.jpg
José García Molina

Parece que José García Molina no quiere saber nada más de la política después del batacazo electoral que se llevó el pasado 24 de mayo en las elecciones autonómicas, cuando Podemos se quedó fuera de las Cortes de Castilla-La Mancha. El ya ex secretario regional de la formación morada, que asumió sin dudarlo la responsabilidad del fracaso y anunció su dimisión durante la misma noche electoral, desapareció por completo desde ese mismo instante de la vida pública castellano-manchega después de cuatro años con un altísimo protagonismo debido a la influencia política que le otorgó la aritmética parlamentaria, gracias a la cual llegó a ser vicepresidente segundo del Gobierno de Castilla-La Mancha desde agosto de 2017 hasta julio de 2019, cuando el socialista Emiliano García-Page conformó su nuevo Ejecutivo ya sin la necesidad de contar con Podemos. 

Desde aquella fatídica noche electoral del 24-M, García Molina no ha intervenido en un solo medio de comunicación y ha limitado sus publicaciones en las redes sociales al ámbito estrictamente personal, algo que hace muy de cuando en cuando. De hecho, en los últimos días han desaparecido todos sus mensajes en la red social Twitter, donde su actividad política había sido muy intensa durante los últimos años, gracias en buena medida a un eficiente equipo de comunicación de Podemos Castilla-La Mancha. Ahora es imposible recuperar uno solo de los 'tuits' publicados por el usuario @josegarmolina, que sin previo aviso ha dejado en la estacada a sus 9.707 seguidores.

En el perfil 'tuitero' de García Molina, además, ya no hay ninguna referencia a su pasado político y se define, únicamente, como Profesor Titular de Pedagogía Social en la Universidad de Castila-La Mancha (UCLM). Y es que, tras un parón de cuatro años para dedicarse al parlamentarismo y a la acción de gobierno, el ex secretario general de Podemos Castilla-La Mancha ha vuelto a su vida anterior en Talavera de la Reina (Toledo). Allí, en la facultad de Ciencias Sociales, García Molina impartirá durante el curso 2019/2020 las asignaturas "Pedagogía Social I" y "Acción Educativa con Infancia y Adolescencia", además de encargarse del "Practicum I" de los alumnos del grado de Educación Social, según consta en la página web del centro universitario.

A García Molina, sin duda, no se le puede criticar no haber sabido retirarse a tiempo de la política ni carecer de salidas fuera de ella. Si acaso, se le puede criticar por la manera tan abrupta que ha elegido para marcharse. En Podemos Castilla-La Mancha todavía son muchos los que le reclaman explicaciones sobre su gestión al frente del partido. Pero no parece dispuesto a darlas. "Ha sido un placer y un orgullo compartir reflexiones, opiniones y decisiones durante este tiempo. Ahora es tiempo para otras gentes y otras cosas. Seguiremos compartiendo cosas en las redes, menos en las virtuales y más en las carnales", escribió el día después de los comicios autonómicos en su perfil público de Faceebok. Éste, por ahora, sigue abierto pero sin movimiento desde hace dos meses.

COMPARTIR: