Confidencial

Confidencial


EDCM

García-Page ganaría posiciones cambiando el cuello de las camisas

Emiliano García-Page Emiliano García-Page

El diario La Razón ha publicado este fin de semana un curioso ranking de los presidentes autonómicos en el que no se valora su capacidad de gestión, su influencia política o su labor frente a la pandemia del coronavirus. En este caso, y en plena crisis sanitaria, económica y política, se han ido a algo más superficial y frívolo, lo cual, en cierta forma, es de agradecer. El periódico de Marhuenda ha decidido quiénes son los presidentes territoriales más elegantes o los más ordinarios. A Page le han situado  más cerca de estos últimos que de los primeros, aunque con potencial para mejorar.

Argumentan que "a los políticos les cuesta mucho entender que la ropa es un mundo de información, que es nuestra mejor carta de presentación", como dice la periodista Carmen Duerto, uno de los miembros del jurado de este curioso certamen del que también han formado parte los diseñadores Juan Avellaneda y Josué Martín Torralba, la estilista Mayte de la Iglesia y el autor del artículo, José Luis Díez-Garde.

En esta "lucha" de estilo ha resultado ganador absoluto el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, gracias "a un estilo depurado que siempre resulta amable". Contra todo pronóstico en segundo lugar ha quedado María Chivite, que consigue una segunda plaza y es la que más alabanzas ha recibido: "Es una mujer que ha entendido toda la información que hay en la ropa", dice uno de los jurados. Por contra, Isabel Díaz Ayuso, se va a la novena posición del ranking, con opciones de subir porque "gustan los guiños que hace con sus trajes".

A la cola de la tabla, en el área de los desarrapados, está el socialista Javier Lambán, presidente de Aragón. Por partidos políticos ganan los presidentes "populares". El jurado considera en términos generales que "todavía hay mucho camino que recorrer".

Mientras, al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, un político al que se le aprecian sus buenas dotes para la comunicación, le han situado en el puesto número 12, señalando al respecto que "una de las cosas que más le han penalizado al presidente castellano-manchego han sido los cuellos que emplea para sus trajes. Debería buscar modelos algo más pequeños que se ajustarían mejor a su silueta. Con eso seguro que subiría a una posición más destacada de nuestro ranking". En cualquier caso, Page queda por encima en elegancia de presidentes como Miguel Ángel Revilla (Cantabria), Alfonso Fernández Mañueco (Castila y León). Guillermo Fernández Vara (Extremadura), Francesca Armengol (Baleares) y por supuesto Tximo Puig (Valencia). Y eso a pesar del cuello de las camisas.

Compartir