19 de octubre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
Confidencial

Confidencial

EDCM

El feo asunto de los "falsos obreros" del hospital de Guadalajara salta a medios nacionales

El alcalde de Guadalajara, Antonio Román, es uno de los dirigentes del PP de Castilla-La Mancha que ha puesto en más serios aprietos al presidente de la región, Emiliano García-Page. Y no tanto por tirar del argumentario del partido, como hacen la casi totalidad de portavoces de los "populares", como por denunciar irregularidades de gran calado que afectan a la ciudad de Guadalajara y que el primer edil considera que no se resuelven por culpa de Page. Fue el caso del desalojo de los vecinos del número 1 de la calle Laguna Quebrada y lo han sido siempre las obras del Hospital, además de otras cuestiones de relevancia.

La última denuncia de Román que afecta a Page es muy seria y nadie se atrevería a hacerla si no la tuviera suficientemente documentada y probada, aunque en política nada es imposible. El caso es que la historia del alcalde de Guadalajara sobre los "falsos obreros" que llevaron al hospital de Guadalajara, con motivo de una visita de Page, para dar la sensación de que las obras se están haciendo con normalidad ha saltado a medios nacionales. OK Diario se hacía eco este miércoles del asunto ofreciendo como única versión la de Antonio Román, quien ha anunciado que pedirá explicaciones al Gobierno de Castilla La Mancha por lo que considera que es "una farsa inadmisible".

Los hechos ocurrieron el pasado 18 de julio, cuando el presidente de Castilla-La Mancha visitaba las obras del Hospital de Guadalajara. En esa visita, según el alcalde alcarreño, se trasladó a más de 100 obreros de empresas que no están trabajando en el hospital. Se les puso un chaleco, se les filmó en un vídeo para, acto seguido, divulgar las imágenes y dar la sensación de que las obras de construcción del hospital no están paradas.

Cuando García-Page se fue, los obreros se fueron también. Dice OK Diario que así lo han confirmado privadamente las propias empresas y trabajadores, que no quieren desvelar su identidad por temor a las posibles represalias del Gobierno de Castilla-La Mancha.

Y es que en realidad las obras del Hospital llevarían paralizadas desde hace 3 años. Román asegura que ha podido comprobar personalmente que "el día que Page vino al Hospital se trasladó a más de 100 obreros de empresas que no están trabajando en el Hospital y se les puso un chaleco”. Sostiene que “me lo han afirmado las propias empresas y trabajadores...".

 

COMPARTIR: