Confidencial

Confidencial


EDCM

Repaso de una diputada a las “miembras” socialistas de las Cortes regionales

Úrsula López, diputada de Cs por Ciudad Real, ayer en el pleno de las Cortes de CLM Úrsula López, diputada de Cs por Ciudad Real, ayer en el pleno de las Cortes de CLM

El pleno de este jueves de las Cortes de Castilla-la Mancha ha sido movidito, como casi siempre. Todos los partidos políticos tienen magníficas intenciones y hacen propuestas para mejorar la situación de la Comunidad, pero difícilmente se ponen de acuerdo de forma unánime para llevarlas a cabo. Esta vez algo se adelantó en ese sentido al aprobar por unanimidad la Ley de Medidas Urgentes para la declaración Proyectos Prioritarios de CLM.

En la sesión de la mañana destacó el líder de la oposición, Paco Núñez, con sus propuestas para hacer frente de la crisis del coronavirus y sus consecuencias sanitarias, económicas y sociales, ofreciendo medidas tan “inéditas” que el debate parlamentario fue por un camino y él por otro distinto, sobre todo al proponer la creación de un órgano en la cámara en el que se de entrada a cien colectivos de la región. O sea, un Twitter parlamentario “en el que pueda intervenir toda la sociedad civil de Castilla-La Mancha”.

Esa fue una de las cosas, entre otras, que llamaron la atención de esta sesión veraniega en plena crisis sanitaria por el rebrote del coronavirus. Otra fue la intervención de la diputada ciudadrealeña de Ciudadanos Úrsula López, que por lo directo o por lo irónico dio un repaso en toda regla a las diputadas de la izquierda por el uso y abuso del lenguaje inclusivo y por olvidarse, a la postre, de lo que de verdad importa en la lucha por la igualdad.  

López Fuentes pidió al Gobierno regional un plan estratégico de conciliación laboral y familiar pactado con todos los partidos y los agentes sociales y dotado con financiación suficiente. “La conciliación es una asignatura pendiente”, dijo la diputada, y lamentó que “no es de recibo que en pleno siglo XXI haya tantas mujeres que todavía tienen que elegir entre desarrollar una carrera profesional u ocuparse de la crianza de sus hijos”.

La diputada naranja, que también es médico en ejercicio, explicó que “las mujeres no queremos ser heroínas, simplemente queremos medidas justas para facilitar la conciliación”. Para ella, “la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres no se consigue diciendo ‘portavozas’ o ‘‘miembras’, sino con medidas sensatas y valientes que realmente contribuyan a resolver problemas y establecer condiciones justas”. En ese sentido recordó que actualmente los puestos de las viceconsejerías, direcciones y secretarías generales están ocupados por mujeres solamente en un 31%.

Y su voz sonó como un mazazo cargado de ironía cuando preguntó mirando hacia la bancada de la izquierda: “¿No tienen nada que decir las ‘miembras’ del grupo socialista?”.

Compartir
Update CMP