Confidencial

Confidencial


EDCM

El ejemplo del consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha que deberían dar también otros políticos

La incertidumbre y el miedo suscitados en muchos ciudadanos en torno a la vacuna de AstraZeneca exige, además de información rigurosa y contrastada, una buena dosis de ejemplaridad por parte de los dirigentes políticos en todas las escalas, respetando siempre, por supuesto, los protocolos y calendarios de vacunación y los tramos de edad que correspondan en cada caso. Por esta razón nos ha parecido muy acertada y oportuna la imagen pública del consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, recibiendo este sábado la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca en el Hospital de Ciudad Real, dentro de su turno en el grupo de edad de 56 a 65 años.

La actitud del consejero Fernández Sanz al recibir públicamente esta vacuna contra el Covid lleva implícita una notable ejemplaridad y contribuye a restar inquietud entre la población frente a los temores suscitados en las últimas semanas en España y en otros países, un ejemplo necesario que sería muy bueno que pudieran ofrecer otros políticos españoles y castellano-manchegos. Es lógico que los ciudadanos tengan dudas ante las informaciones que han surgido con las dosis de AstraZeneca y por eso es muy positivo y está lleno de sentido que dirigentes como el consejero castellano-manchego de Sanidad, que además es médico, difundan públicamente su imagen recibiendo esta vacuna.

Animamos, por tanto, a todos los políticos de Castilla-La Mancha, en todos los niveles, a que, siempre dentro de sus turnos de edad y respetando en todo momento las precauciones y cautelas sanitarias que sean necesarias, mantengan igualmente esta actitud de ejemplaridad que ha mostrado Fernández Sanz y despejen dudas y temores en torno a las vacunas de AstraZeneca. Ya sabemos que esta marca no está indicada para todo tipo de personas ni grupos de edad, y que por tanto no todos los políticos están en disposición de recibirla, pero sí sería necesario que se hiciera públicamente en aquellos casos que sí están indicados y les corresponda por turno y protocolo.

Compartir