Confidencial

Confidencial

EDCM

Un conocido excargo del PP de la región, cesado al frente de una empresa pública

2018/12/20/82919_alejandroballestero.jpg

La llegada del PSOE al gobierno nacional tras la moción de censura a Rajoy ha supuesto la salida de cientos de cargos de empresas públicas que habían sido designados por el PP. La purga no cesa, como bien ha señalado El Confidencial, diario que ayer daba cuenta de la última de ellas. El cesado en este caso ha sido el toledano Alejandro Ballestero de Diego, exdiputado popular y presidente desde 2013 de Sainsel Sistemas Navales, una filial propiedad de Navantia(51% del capital social) e Indra (49% restante) en la que ya llevaba un buen número de años.

Ballestero ha firmado su finiquito este mismo miércoles, según fuentes al tanto de la situación de la empresa. El cese se produce pese a que Sainsel, dedicada a la construcción y puesta en marcha de sistemas de navegación marítima, ha logrado sanearse bajo el mandato de Ballestero. Todos coinciden en que ha llevado adelante una buena gestión de la sociedad.

Las cuentas que presentó la compañía en el año de su llegada fueron negativas, con unas pérdidas de más de 113.000 euros, según consta en las cuentas depositadas en el Registro Mercantil. Un año antes, en 2012, Sainsel también incurrió en números rojos. Sin embargo, ya en 2014 se logró darle la vuelta a la situación y acabar con beneficios. Unos números que han ido creciendo hasta este 2018, cuando se prevé cerrar con más de 1.200.000 euros en ganancias. El resultado, como se ve, es espectacular, pero no ha impedido la sustitución de Ballestero.

En cuanto a la facturación, esta se ha multiplicado por cinco en los últimos años, hasta llegar a los 11 millones de euros. Además, la cartera de pedidos, el aval de superviviencia de la empresa en el medio plazo, es nueve veces superior que cuando el ejecutivo recién cesado llegó a la compañía.

Además de contar como clientes con sus accionistas Navantia e Indra, Sainsel provee a la Armada Española y en los últimos años años ha conseguido firmar contratos con Airbus Military, Salvamento Marítimo, el Gobierno de Kenia, Australia y otras firmas del sector alemanas.

La situación es diametralmente opuesta a la de su matriz, Navantia, donde consolida sus resultados. La empresa que gestiona los astilleros cerró 2017 con casi 300 millones de euros de pérdidas. 

Como recuerda El Confidencial, hasta su llegada a Sainsel, Ballestero había sido diputado nacional del Partido Popular por Toledo de 1996 a 2011. Además, fue vicesecretario general del PP de Castilla-La Mancha de 2005 a 2008, aunque ejerció de secretario general. Fue portavoz de la comisión de control de RTVE, portavoz adjunto de Interior y miembro de otras comisiones, como la de Política Social, Empleo y Reglamento. Fuera del ámbito político, imparte clases en el Instituto de Empresa (IE) como profesor del programa superior de Lobby y Advocacy y fue consejero de la empresa Zinkia Entertainment (Pocoyó) o Salesland, según hace constar en su perfil profesional de LinkedIn.

Este último cese de presidente a un cargo de empresa pública se une a la larga lista de ejecutivos vinculados al PP que han sido sustituidos desde la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa por otros de la órbita del nuevo Gobierno socialista. Este es el caso de Aena, REE, Renfe, Adif, Correos, Paradores, RTVE, la agencia EFE, la propia Navantia, Tragsa o la SEPI, entre otras.

COMPARTIR: