Confidencial

Confidencial

EDCM

El mejor favor a Page como candidato a las primarias se lo ha hecho Blanco, su rival

En el debate de primarias que mantuvieron ayer en la sede regional del PSOE los candidatos Emiliano García-Page y José Luis Blanco primó sobre todo el aburrimiento, los largos mensajes medio leídos del aspirante al título, la poca pasión, las frases hechas y la falta de un rival con enjundia a la altura del actual secretario regional de los socialistas castellano-manchegos. Page no es que ganara el debate, es que en realidad no lo hubo y por lo tanto no necesitó emplearse a fondo para dejar clara su superioridad en todos los aspectos: Menos nervioso, mejor conocedor de la realidad del PSOE y de la región, más claro en las ideas, menos demagogo, más agresivo y más rival. Blanco no entró a ninguno de los trapos que le puso Page porque fue a hacer su discurso, que era el que llevaba preparado y fue leyendo poco a poco con más o menos fortuna.

Desde el primer momento, en el entorno de Page sabían que Blanco le estaba haciendo el gran favor de enfrentarse públicamente a él con tan poco bagaje y con un discurso que, pretendiendo apoyar al presidente del gobierno socialista de la región, era semejante en algunos aspectos al de la oposición en las Cortes del PP. Y esa fue precisamente una de las ideas en las que más insistió Page contra Blanco. Esa y el hecho de que el alcalde de Azuqueca fundamentara el debate en el resquemor derivado de las primarias nacionales. Le lanzó varios tarascazos a los que no respondió, como cuando dijo Blanco que había oído que la región iba a perder grandes sumas de los fondos europeos. Luego no pudo explicar dónde lo había oído ni qué fondos eran esos. No respondió en ningún momento a las críticas de Page ni se defendió de ninguna de las puyas que le lanzó. Por eso no hubo debate.

En el asunto de la bicefalia también salió Blanco mal parado ya que después de defenderlo en base a que con este sistema es como mejor resultado había obtenido el PSOE en Castilla-La Mancha, Page, tras expresar que era una simple excusa para decir que le apoyan cuando en realidad lo único que quieren es sustituirle, le preguntó si Pedro Sánchez tendría que renunciar a la secretaría federal para poder ser candidato a la Presidencia del Gobierno. En ese sentido Page fue muy claro al anunciar que defenderá a Sánchez como único candidato a las primarias.

Si el resultado del debate se va a reflejar en las urnas de los socialistas del próximo sábado, Page tiene ganadas las primarias con bastante holgura.

Nota final: Ismael Barrios, director de la radio de CMmedia, cumplió perfectamente con su papel de moderador. Lástima que no hubiera debate.

COMPARTIR: