Confidencial

Confidencial

EDCM

Daño político y personal de su partido a un alcalde toledano por algo que no se ha explicado todavía

Alberto Virseda, alcalde de Polán


VOX es un hervidero estos últimos días en la provincia de Toledo debido a los rumores y los correos anónimos que corren por las redacciones de los periódicos y que prácticamente nadie ha publicado por tratarse precisamente de eso, de escritos sin firma con graves acusaciones y en general sin datos concretos que las avalen. Se habla de corrupción dentro del partido de Santiago Abascal en la provincia de Toledo y se compara con casos gravísimos y muy conocidos ocurridos en los últimos años en la política española, cosa que no tiene mucho sentido y que en ningún caso se demuestra en estos anónimos difundidos con el único objeto de hacer daño.

También hay acusaciones de nepotismo por la evidencia de la composición de la lista a las Cortes regional por la provincia de Toledo, pero se mezcla con todo lo demás para dar la impresión de que nada funciona en este partido y de que todo es un cúmulo de despropósitos por lo ocurrido en pueblos como Seseña o Argés. Al final pagan justos por pecadores y se termina poniendo en duda a la mayoría de los candidatos, que sin tener nada que ver con los entresijos y las decisiones de la dirección nacional del partido podrían ver reducidas sus expectativas electorales. Sobre todo por los comentarios que se están vertiendo en redes sociales y en Whatsaap, precisamente los canales de los que se ha servido VOX para hacerse un hueco amplio en la política nacional.

Es en medio de estas circunstancias adversas del partido verde en Toledo en el que se ha producido la anulación de la candidatura de VOX en Polán, un hecho que dio a conocer EL DIGITAL CLM y al que se le ha dado menor relevancia de la que merece. El hecho de que se anule una candidatura después de ser aprobada por los órganos del partido, ser proclamada y publicada en los boletines oficiales correspondientes es algo inédito en democracia.  En el caso de Polán han argumentado que la lista publicada no era la misma que se había aprobado en principio. Lo cierto es que si no existiera el deseo expreso de Madrid de eliminar dicha lista en ningún caso hubiera recurrido a ese argumento para echarla abajo. Es seguro que hay otras razones, pero no se han explicado todavía.

El resultado es que el actual alcalde de Polán y cabeza de lista de VOX hasta que se ha anulado la candidatura, ya no puede presentarse a las elecciones municipales de su pueblo, donde lleva dos legislaturas gobernando y donde probablemente habría vuelto a ganar porque el balance de gestión que presenta es más que favorable. No se puede asegurar nada, pero en Polán había un convencimiento general de que Alberto Virseda podía ganar las elecciones de nuevo y seguir gobernando, ya fuera en solitario o con el apoyo de alguno de los partidos del centro derecha, PP o Ciudadanos, en los cuales ha militado antes de recalar en VOX. Sin cargo interno en VOX a nivel provincial pero con la experiencia acumulada de estos años de gobierno, Virseda ha ayudado a otros compañeros a formar listas en pueblos de la zona cuando se lo han pedido y ha contribuido a la elaboración de sus programas electorales.

Pese a que recurrió la anulación de la candidatura, la Junta Electoral ha terminado dando la razón a la dirección nacional de VOX, con lo que este partido no tendrá candidatura en Polán. De esta forma, Virseda no concurrirá a las elecciones ni sus seguidores en la localidad podrán votarle. No le han dejado capacidad de reacción.

La verdad sobre lo sucedido se conocerá con el tiempo. Habrá que ver entonces si el daño político y personal que se le ha hecho a este alcalde toledano estaba justificado.

COMPARTIR:
TAGS: