Confidencial

Confidencial

EDCM

Una de las cajas de Castilla-La Mancha estudia su fusión con otra gran entidad

Unicaja y Liberbank, grupo en el que se integró Caja Castilla La Mancha, exploran nuevas posibilidades de futuro conjunto en lo que sería la primera gran fusión del sector financiero español desde hace años, si exceptuamos lo ocurrido con el Banco Popular,

Ambas cajas medianas llevan semanas negociando una posible alianza, según ha publicado El Confidencial, apremiadas por el Banco Central Europeo. No sería la primera vez que hablan con vistas a llevar adelante una operación corporativa, pero reconocen que la presión del BCE está siendo clave en esta ocasión.

En todo caso las conversaciones están paralizadas por el momento a la espera de que mejore el panorama bursatil debido a que sería necesario convocar una ampliación de capital.
 
Las conversaciones, según ED, se llevan a cabo al más alto nivel de las dos cajas: el equipo de Manuel Menéndez, consejero delegado, en el caso de Liberbank, y Braulio Medel, presidente de la Fundación Unicaja, máximo accionista del banco malagueño.

 

La entidad resultante de la fusión sería, de llevarse a cabo definitivamente, la sexta mayor de España, con una cuota de mercado de cerca del 4%. La unión tiene sentido por complementariedad geográfica y por las sinergias que podrían obtenerse en servicios centrales y regiones donde coinciden. Unicaja tiene mayor presencia en Andalucía y Castilla y León; Liberbank es líder en Asturias, Cantabria, Extremadura y Castilla-La Mancha.

Según Credit Suisse, la fusión supondría una mejora de la rentabilidad del grupo resultante de dos puntos porcentuales.

Tanto Unicaja como Liberbank están en todas las quinielas de posibles fusiones desde hace meses, junto al resto de cajas medianas. "Tanto el BCE como el Banco de España quieren uniones entre grupos poco rentables", concluye El Confidencial.

COMPARTIR:
TAGS: