Confidencial

Confidencial


EDCM

Paco Núñez afronta el nuevo año con gran ánimo político y un alto ritmo de trabajo por delante

Paco Núñez, presidente del PP de Castilla-La Mancha, en una imagen de archivo Paco Núñez, presidente del PP de Castilla-La Mancha, en una imagen de archivo

Los que conocen de cerca al presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, saben que es un político animoso y muy trabajador que, pese a los desalientos, le pone siempre muchas ganas a la tarea diaria de dirigir al principal partido de la oposición regional y liderar a su grupo parlamentario en las Cortes autonómicas. Núñez es un dirigente joven pero experimentado que se está encontrando enfrente a un Partido Socialista y un Gobierno regional que, bajo la presidencia de Emiliano García-Page, representan política e institucionalmente a una poderosa maquinaria ante la cual es muy difícil ganar terreno y sobresalir. Sin embargo, el presidente de los populares castellano-manchegos no pierde nunca la cara a la actualidad, mantiene un alto ritmo de trabajo e intenta estar muy conectado con los sectores y colectivos de la región con el objetivo de atender sus problemas y demandas.

El nuevo año llega cargado para Paco Núñez de trabajo y expectativas. Su objetivo, más allá de la atención diaria y cercana a la crisis sanitaria, social y económica del Covid, es impulsar la vinculación del Partido Popular con toda la sociedad castellano-manchega y promover su presencia política y personal en todos aquellos ámbitos que necesitan ayuda para llevar su voz a la vida pública regional y al Parlamento castellano-manchego. A pesar de los tiempos duros que estamos viviendo y de las restricciones impuestas por la pandemia, Núñez ha mantenido en todos estos meses un alto ritmo de trabajo con numerosos colectivos de la comunidad y así espera seguir haciéndolo en este 2021 que, aunque cargado de esperanza por las vacunas, se presenta también como un año complicado en el que la crisis del Covid va a necesitar el esfuerzo de todos y la colaboración institucional entre el Ejecutivo autonómico y la oposición.

La idea de Núñez, pese a la intensa labor de “oposición a la oposición” que despliega el PSOE regional, es profundizar en el entendimiento con el presidente Page, apoyar todos los proyectos que sean buenos para la región y mantener, eso sí, un fuerte nivel de crítica política a la gestión del Gobierno regional en aquellos asuntos que el PP entiende que fallan o son mejorables en la gestión socialista. Paco Núñez es un optimista nato, o eso dicen algunos de sus colaboradores, y confía en que su trabajo sea bueno para Castilla-La Mancha y también para su partido, con el que quiere recuperar el poder en la Junta de Comunidades. Las encuestas electorales que se vienen publicando en las últimas semanas, y que hablan de un progresivo crecimiento del PP a nivel nacional, son un motivo más de ánimo para un político que, como Paco Núñez, tiene mucha confianza en su trabajo y en el proyecto político de los populares que lidera en España Pablo Casado.  

Compartir