Confidencial

Confidencial


EDCM

Un general de Toledo se adhiere al polémico manifiesto de los militares retirados

César Muro Benayas César Muro Benayas

El polémico manifiesto de los militares retirados, en el que se acusa al Gobierno de poner “en grave riesgo la unidad de España y el orden constitucional”, ha sido firmado por un teniente general de Talavera que dirigió la Academia de Infantería de Toledo durante un periodo de tres años.

Se trata del general retirado César Muro Benayas. Nacido en 1954 en Talavera de la Reina, ingresó en el ejército en 1970 y ascendió a teniente en 1974. Estuvo destinado en diversas Banderas y en la Brigada Paracaidista, en el Estado Mayor de la Fuerza de Acción Rápida, en la Dirección de Enseñanza, Instrucción, Adiestramiento y Evaluación y en la Guardia Real. En 2005 fue nombrado director de la Academia General de Infantería de Toledo y de 2008 a 2011 fue Comandante General de Melilla. En julio de 2011 fue nombrado jefe del Mando de Canarias. Entre septiembre de 2012 y mayo de 2015 fue el jefe de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Tanto la llamada Declaración de militares retirados ante la situación actual de España como las sucesivas adhesiones que se han sumado a ella hasta llegar a 614 el miércoles, han ido apareciendo en los últimos días en la web El Correo de España.

Otro general que supuestamente lo habría firmado es José Mena Aguado, pero lo han negado rotundamente en su entorno, a pesar de que su nombre aparece entre los militares retirados que se han adherido al manifiesto. El propio Mena, según Vozpópuli, ha dejado claro que comparte el contenido del escrito "al igual que millones de españoles", pero niega que se haya adherido al manifiesto. Este teniente general retirado es conocido por su discurso en la Pascua militar de 2006 contra el proyecto del Estatut catalán siendo jefe de la Fuerza Terrestre. Mena aprovechó la festividad del 6 de enero de aquel año para pronunciar una alocución en Sevilla, en la que apostó por una intervención castrense en caso de que los independentistas sobrepasasen los límites políticos marcados. José Bono ostentaba la cartera de Defensa y el general conquense Félix Sanz Roldán era el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad). La salida de tono se saldó con un decreto un arresto domiciliario de ocho días del general Mena y se le pasó a la reserva, para la que le faltaban unos días, de manera forzosa.

Otro militar, considerado el principal ideólogo del manifiesto, Juan Antonio Chicharro Ortega, presidente de la Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF) y primo del secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, también se las tuvo que ver con Bono cuando éste ostentaba la cartera de Defensa. Duró poco como segundo jefe de la Comandancia General de la Infantería de Marina porque al asumir Bono el cargo de ministro le cesó. Chicharro tuvo que esperar unos años, hasta junio de 2006, a que Bono dimitiera y el siguiente titular de la cartera, José Antonio Alonso, también del PSOE, lo catapultó a lo alto del Cuerpo como general de división y comandante general de Infantería de Marina (COMGEIM), el máximo rango que se puede alcanzar en el cuerpo, sólo por debajo del Almirante de la Flota.

Compartir