15 de septiembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
Confidencial

Confidencial

EDCM

Duros ataques a un destacado alcalde de la región por decir lo que no ha dicho

"El feminismo y el fascismo son lo mismo según el alcalde del PP de Guadalajara". Así titulaba este lunes un periódico nacional el polémico asunto sobre el alcalde de la capital alcarreña, Antonio Román, al que desde sectores de la izquierda se le está atacando por decir, según ellos (y el periódico al que nos referimos), que feminismo y fascismo son la misma cosa. Las declaraciones de Román se produjeron en un pleno del ayuntamiento de Guadalajara celebrado la semana pasada en el que se debatió una iniciativa del PSOE que intentaba llevar a cabo una moción sobre la violencia de género. Por ella, se instaba al Pleno a aprobar que se refuercen las medidas del Pacto de Estado contra la violencia machista. 

"Yo no soy feminista ni tampoco machista", aseguró el alcalde Antonio Román y dijo que 'ismos' le daban miedo: el comunismo, el fascismo y el feminismo. A partir de ahí, con la difusión en redes sociales del vídeo con la intervención de Román, se produjeron numerosas críticas contra el alcalde aventadas sobre todo por diversos portavoces del PSOE o de su entorno. 

Sin embargo, el propio periódico que titulaba que según Román "feminismo y fascismo son la misma cosa", en el cuerpo de la noticia contaba que el alcalde "ha cometido un desliz en el Pleno que se celebró el pasado viernes en la localidad. Llegó a comparar al feminismo con el fascismo, argumentando que le asustaban todos los -ismos. Además, volvió al tópico de comparar machismo y feminismo". Es decir, el periódico reconoce que comparó una cosa con la otra, pero en ningún caso dijo que fuera lo mismo. En realidad ni siquiera la comparó, dijo simplemente que no le gustan los ismos y que él, personalmente, no es feminista ni machista: "Yo defiendo al ser humano y lo defiendo porque defiendo la igualdad de oportunidades de todas las personas".

Posteriormente, en declaraciones a Europa Press, Román negaba tajantemente que hubiera comparado fascismo con feminismo y se ratificaba en sus palabras contrarias a los 'ismos', donde incluye fascismo, feminismo y franquismo, y en defensa de la no discriminación de nadie. "En ningún momento he dicho nada parecido, sino que no me gustan los 'ismos' y que no me declaro feminista, como no me declaro fascista ni comunista, ni amigo de dictaduras, y hay algunos que sí se sienten muy cómodos con dictaduras como Maduro"

Según Román, el candidato del PSOE a la alcaldía de Guadalajara, Alberto Rojo, quiere "retorcer" sus declaraciones en base al entorno de precampaña electoral tras incidir en que lleva muchos años política, "y siempre he defendido la igualdad por los derechos". "Y no acepto, en ningún caso, que traten de imponer; creo en la no discriminación a nadie ni por cuestión de género, origen, ideología, religión u orientación", ha dicho.

El candidato del PP ha dicho también que lo que hizo en el pleno fue proponer al Grupo Socialista que aceptara una enmienda a una moción que había sobre violencia de género en la cual se pedía que se cumpliera el Pacto de Estado impulsado por el PP contra la misma y que no se utilizara todos los temas vinculados con esta parcela con fines partidistas. "Creo que hay que educar, sensibilizar y luchar contra la violencia y proteger a las víctimas y también a los menores", ha dicho.

Román ha apuntado, además, que también dijo que no creía en la superioridad moral de la izquierda "que se creen supremacistas en aspectos relacionados con la mujer, con la igualdad y con el medio ambiente" cuando hay partidos de centro derecha como el suyo que defienden la igualdad, a la mujer y también el planeta.

Por todo ello, Román insiste en que no tiene que rectificar nada como le pedía Rojo sino que se ratifica en su pensamiento, "y la manipulación de mis palabras que quieran hacer algunos, es responsabilidad suya". Quienes conocen a alcalde guadalajareño saben que puede ser cualquier cosa menos extremista. Así lo ha demostrado a lo largo de su dilatada carrera política.


COMPARTIR: