Confidencial

Confidencial

EDCM

Entusiasmo de Bono por un recordado político: “No hay nadie como él”

39653_bono.jpg

Al hilo del centenario del nacimiento del profesor Tierno Galván, los medios de comunicación han dedicado grandes espacios este jueves a recordar la figura de quien sigue siendo el alcalde más recordado de Madrid. Algunos de estos medios han hablado con el expresidente de Castilla-la Mancha, José Bono, para rememorar lo que fue y significó Tierno Galván, de quien el político de Salobre fue un cercano colaborador en los tiempos en que se fundó el PSP, partido que acabaría integrado en el PSOE gracias, entre otras cosas, al empeño que pusieron en ello gente como el propio Bono.

En una entrevista de El Español, Bono ha expuesto su rotunda admiración por el “viejo profesor” y ha desvelado algunas interesantes anécdotas que definen el carácter “guasón” e inteligente de Tierno Galván, “una especie extinguida”, según el político castellano-manchego. "Entré en política a través de él, y lo traté como profesor y como persona. Él no sabía conducir y fueron muchas las veces en las que, con el Mini de Encarnita, su mujer, lo recogía en la calle Ferraz, donde vivía, para llevarlo a desayunar a la cafetería Viena y después al despacho de Marqués de Cubas, 6, donde teníamos la oficina".

También cuenta Bono que cuando perdieron las elecciones en Albacete en el año 1977, “recuerdo que volví todo apurado a pedir en Madrid la unidad con el PSOE y a decir que no podíamos seguir restando votos a una opción que podía y debía ser mayoritaria. Me decía que no me preocupase, que yo había tenido muchos votos, si no en cantidad, sí en calidad. ¡Y yo pensaba que eran más bien por caridad!”.

Pero, ¿qué queda de Tierno Galván en la actualidad? Según el expresidente castellano-manchego, Tierno “pertenece a la saga de los socialistas de la inteligencia. Tenía un componente de acción que hacía que no pudiera ser considerado un intelectual puro. Su nombre trae a la memoria otros, como el de Giner de los Ríos o Julián Besteiro. Los tres fueron profesores universitarios, intelectuales, demócratas y de izquierdas. Su figura hoy se echa en falta por lo que tenía de caudal de conocimientos. Era una verdadera enciclopedia del saber”.

Bono considera que Tierno “tenía unas capacidades oratorias y persuasivas que no he visto superadas nunca, salvo en momentos puntuales por Felipe González”. Quizá por ello “producía una atracción entusiasta no sólo entre quienes le votaban sino entre los demás, que lo respetaban. Es una especie ya no en peligro de extinción sino extinguida en la izquierda. Y no hay nadie como él”.

COMPARTIR:
TAGS: