15 de diciembre de 2019
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google+
Buscar
Publicidad Suscripción al boletín
Confidencial

Confidencial

EDCM

Lo que está pasando con Cospedal y el PP de Paco Núñez

2019/11/05/125201_cospedal.jpg
María Dolores de Cospedal

Tal como contábamos ayer en este espacio Confidencial, en el entorno de la expresidenta del PP de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, se comenta que se siente molesta por el trato que recibe de algunos de los que trabajaron con ella en la región y ahora tienen responsabilidades en la dirección del partido. Era el rumor que flotaba en el aire y que con la entrada en campaña se había acentuado al constatarse que la que lo ha sido todo en el PP, tanto a nivel regional como nacional, no aparece en ninguno de los actos de la campaña electoral, mientras que otros dirigentes que igual que ella dieron un paso al lado y dejaron la política sí lo hacen. Rajoy, sin ir más lejos.

En ese sentido a Cospedal le pasa lo mismo que a Soraya Saenz de Santamaría, que no se deja ver en los actos del partido en el que siguen militando. No se sabe si la dirección nacional las invita a las convocatorias de campaña. Lo que sí nos consta es que a Cospedal la llamaron para invitarla al último mitin de Pablo Casado en Toledo o al paseo de Rajoy del domingo por el Casco Histórico. El propio Paco Núñez se ha encargado de ello y en ambos casos Cospedal ha declinado la invitación porque tenía comprometida la agenda para esas fechas con antelación.

Según han comentado fuentes informadas, la relación de Cospedal con la actual dirección regional del partido es "normal" y no hay ningún problema por medio que pueda hacer pensar que se sienta molesta con Paco Núñez o con alguno de los miembros de su equipo.

Lo cierto es que Cospedal tuvo que dejar la política activa por la puerta falsa y por razones que en otros casos apenas tuvieron repercusión. La antigua secretaria general del PP no se sintió arropada por el partido, pese a que había sacrificado su imagen pública dando la cara cuando nadie quería hacerlo y en el periodo más difícil y adverso de la historia de la organización de centro derecha. Ni en Madrid ni en Castilla-La Mancha sintió el apoyo de los suyos. Ahora se siente liberada y encantada de su nueva etapa profesional al margen de la política y poco a poco va recuperando cierta actividad pública, aunque sea con cuentagotas. Igual que recuperará probablemente su sitio en el partido y el reconocimiento público de los suyos. 

COMPARTIR: