Confidencial

Confidencial


EDCM

Page se alinea con un presidente del PP y tuercen el brazo a Illa

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha decidido este lunes adelantar el toque de queda a las diez de la noche en un consejo de Gobierno extraordinario en el que se han acordado otras importantes medidas de prevención contra el Covid-19. Page no solo ha adelantado el horario del toque de queda hasta la hora que le permite la ley sino que ha anunciado que va a pedir al Gobierno nacional y al resto de comunidades que se adelante a las ocho de la tarde, tal como desean en otras regiones y como ha impuesto ya la comunidad de Castilla y León.

De esta forma, el presidente castellano-manchego se ha alineado en la teoría -que no en la práctica- con el de la región vecina, Alfonso Fernández Mañueco (PP), pese a que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, mantenía aún este lunes la idea de recurrir la decisión de Castilla y León pidiendo medidas cautelares al Tribunal Supremo. La posición de Mañueco, Page y otros presidentes autonómicos va a obligar al Ejecutivo de Pedro Sánchez a rectificar y adelantar el toque de queda a las ocho de la tarde.

La idea de Page en estos momentos, según manifestó ayer en el programa Herrera en la Onda y más tarde en una rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, es la de endurecer las medidas de prevención contra la pandemia dado el vertiginoso avance del virus en esta tercera ola, pero sin llegar al confinamiento extremo del mes de marzo pasado. Es decir, defiende un confinamiento contra el virus que permita únicamente salir de casa para trabajar y estudiar. No quiere un cortocircuito integral de todo el país, estar confinados solamente con la exclusión de lo básico y, en definitiva, "permitir trabajar, la formación y luego a casa".

Por el momento se han endurecido las condiciones en Castilla-La Mancha para los próximos diez días. Pasado ese tiempo el Consejo de Gobierno decidirá si se refuerzan aún más o se suavizan, si es que mientras tanto no se toman medidas drásticas para toda España desde el Ejecutivo central.

Compartir