Confidencial

Confidencial


EDCM

Guerra total de dos emblemáticas empresas de la región, con denuncias por medio

Hay una fuerte marejada en las relaciones de dos grandes y potentes empresas del sector del vino de Valdepeñas, con las organizaciones agrarias más representativas por medio y en línea con una de ellas.

El empresario ciudadrealeño Félix Solís fue citado por la Fiscalía de Ciudad Real el pasado 15 de enero como investigado tras una denuncia presentada en Julio por ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha solicitando la apertura de diligencias de investigación, así como por la denuncia presentada en agosto por la Asociación Vitivinícola de Valdepeñas (AVIVAL) y el grupo de Bodegas Vinartis, S.A., propiedad del empresario José García-Carrión. Lo que más ha sorprendido es el número de organizaciones agrarias que participan en la denuncia, en coincidencias con uno de los máximos competidores de Solís.

AVIVAL y el Grupo de Bodegas Vinartis han denunciado al empresario Félix Solís Yáñez y a Félix Solís S.L. por la presunta comisión de delitos continuados de estafa, de publicidad engañosa y de falsedad en documento oficial, tal como recoge OK Diario, digital al que la empresa Félix Solís, S.L., ha remitido un comunicado en el anuncia acciones legales, denuncia una campaña difamatoria y acusa a los denunciantes de haber emprendido una “ofensiva comercial y de competencia desleal”, abriendo una batalla en el seno de la Denominación de Origen Valdepeñas, que se reunirá el próximo 14 de febrero.

En la fundamentación de los hechos de la denuncia presentada contra Félix Solís en agosto, los denunciantes destacan que “desde hace unos años, tanto “VINARTIS” como AVIVAL” están teniendo fundadas sospechas de que la compañía denunciada (Félix Solís) está comercializando y vendiendo fraudulentamente a los consumidores vino tinto con la denominación de origen Valdepeñas, etiquetado como “Casa Albali”, “Los Molinos”, “Viña Albali” y “Diego de Almagro”, embotellado con las correspondientes contraetiquetas y precintos de Denominación de Origen, con las categorías de crianza, reserva y gran reserva, cuando, en realidad, su contenido no se corresponde con esas calificaciones, como se acredita con el presente escrito de denuncia”.

La denuncia explica el fraude y sustenta la necesidad de investigar los hechos por las incongruencias existentes entre los tipos y volúmenes de litros de vino comercializados en 2018 bajo la Denominación de Origen Valdepeñas con los datos declarados oficialmente. Para demostrarlo aportan un informe pericial en el que se concluye que «resulta evidente que Félix Solís ha declarado al Consejo Regulador de la D.O. Valdepeñas vino joven que sin embargo ha sido etiquetado y comercializado como vino criado (Crianza, Reserva y Gran Reserva)».

En un comunicado de Félix Solís tras la información publicada este lunes por OK Diario sobre las sospechas de los agricultores, la empresa denunciada explica que «la denuncia de las asociaciones ASAJA, COAG, UPA y Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha toman como base una campaña difamatoria» de García-Carrión. Y dice que «las graves acusaciones responden a una ofensiva comercial y de competencia desleal» y que «presenta datos inciertos o tergiversados».

«Tras la denuncia genérica de las Asociaciones Agrarias que forman parte del Consejo Regulador se han abierto inspecciones por parte de la Consejería de Agricultura a los distintos operadores de la Denominación de Origen Valdepeñas», apunta la empresa denunciada. Explican que no se nos ha comunicado “incidencia alguna contando todos los procesos tanto de etiquetado y contraetiquetado como de tratamiento de nuestros productos” y anuncian que «Félix Solís S.L. va a tomar acciones legales contra J. García-Carrión», y que «en afán de transparencia se pidió ya al Consejo Regulador la iniciativa de contratación de una empresa especializada que efectúe análisis de trazabilidad» de los vinos.

Las asociaciones agrarias, según OK Diario, han acusado a Félix Solís de bloquear las propuestas de acuerdo planteadas en el seno del Consejo Regulador de la D.O. Valdepeñas para dar transparencia al mercado. De hecho, dicen que el Consejo Regulador lleva más tiempo sin reunirse de lo que permiten los estatutos. Los agricultores pretenden identificar en todas las contraetiquetas oficiales de la D.O. Valdepeñas el tipo de vino y añada comercializada, como se hace en el resto de las Denominaciones de Origen.

Compartir