Confidencial

Confidencial

EDCM

Una encuesta demoledora para el PSOE le da un alegrón a Page, pero sólo a él

2019/02/06/87870_page.jpg
Emiliano García-Page

Antonio Martín Beaumont, director de Es Diario, es uno de los periodistas nacionales que más sabe sobre la vida interna del PP. También es un experto en Cospedal, e incluso llegó a escribir un libro sobre ella. El periódico de Beaumont suele ser muy crítico con el Gobierno socialista de Castilla-La Mancha y en más de una ocasión ha publicado asuntos sensibles sobre la gestión del Ejecutivo de García-Page. En su columna de este miércoles en La Razón, diario del que es colaborador habitual, habla de una “una demoledora encuesta interna” realizada por el PSOE tras la debacle andaluza cuyos resultados apuntan a que los socialistas “solo podrían mantener el poder en Castilla- La Mancha a partir de mayo”.

Así de rotundos serían los datos del sondeo que ha conocido Beaumont y que tendría asustado al PSOE: “Pedro Sánchez recibió semanas atrás los resultados de una encuesta interna demoledora que circula ya como una losa entre los principales dirigentes afines al presidente. Nada que ver con el paradisiaco CIS de José Félix Tezanos. Los datos demoscópicos, al poco de terminar las elecciones en Andalucía saldadas con una debacle sin precedentes del antaño todopoderoso socialismo andaluz, ya fueron digeridos `con prudencia´ por la Ejecutiva Federal y se extendió una sensación de fin de fiesta en la cúpula del PSOE”.

Cita fuentes próximas a Pedro Sánchez para asegurar que el presidente “está convencido de que el Partido Socialista ganará las municipales y europeas –que serán la lista más votada en muchas comunidades autónomas– pero también sabe que, enfrentado a la aritmética de representantes, la alternativa post-electoral de PP, Cs y Vox podría dejarlo sin apenas poder territorial. Sería en realidad una especie de «pago con la misma moneda», ya que hay que recordar que en 2015 el PP fue el partido más votado en diversas comunidades si bien fue desalojado sobre todo por la pinza entre PSOE y Podemos”.

El presumible descalabro de Podemos corroído por sus guerras internas y la entrada en escena de los de Santiago Abascal (VOX), “con una fuerza inédita en un partido tan joven”, los que han visto la encuesta temen que “únicamente Emiliano García-Page tendría la capacidad de retener Castilla-La Mancha frente a un hipotético acuerdo del centro-derecha”. El resto de los presidentes autonómicos podrían ser descabalgado y ni siquiera Guillermo Fernández Vara conservaría el gobierno de Extremadura.

Recuerda Beaumont que Pedro Sánchez se presenta ahora como único depositario del voto útil contra el pacto de las derechas, lo cual sería una política de vuelo corto “casi tan cuestionable como el llamamiento al miedo de que viene la derecha que ha comenzado a enarbolar machaconamente Pablo Iglesias”. Frente a eso, “entre los barones socialistas se impone la estrategia de acercarse a Ciudadanos ahí donde sea posible, por mucho que exista ahora la orden en contra desde Ferraz. A esos candidatos socialistas autonómicos, y probablemente a muchos otros en los municipios, no les queda más remedio que apostar por campañas muy personales que intenten contrarrestar el desgaste del sanchismo, tal como está haciendo Page de forma ostensible en Castilla-La Mancha. Ayer por última vez.

Por nuestra parte tan solo tenemos que apostillar que los nervios en la región están a flor de piel y que, pese a las encuestas, ni siquiera los socialistas de Page se salvan de esta sensación de no tener ni idea de qué va a pasar el próximo mes de mayo.

COMPARTIR: