Confidencial

Confidencial

EDCM

Una proyección electoral de un periódico serio provoca carcajadas en CLM

 

El diario catalán La Vanguardia, todavía reconocido como un periódico serio pese a los profundos cambios en la línea editorial que ha experimentado en los últimos tiempos, ha publicado este martes una proyección de los resultados de las últimas elecciones andaluzas sobre el resto de regiones españoles que es realmente llamativa, al menos en el caso de Castilla-La Mancha, donde 24 horas después todavía se oyen las carcajadas de los que han conocido la información.

Dice el periódico del conde de Godó, en un artículo titulado "El socialismo arriesga su victoria más estéril", que "el desenlace electoral de Andalucía ha convertido las encuestas en unos oráculos de dudosa fiabilidad", en lo cual estamos todos de acuerdo. Partiendo de que "la incapacidad de predecir la eclosión de Vox y el derrumbe de la izquierda en los comicios andaluces podría repetirse en los pronósticos para las elecciones autonómicas del 26 de mayo", terminan pensando, no sabemos por qué, que "sin embargo, las dificultades para elaborar una predicción fiable podrían llevar también a sobrevalorar el voto a Vox".

En todo caso se muestran convencidos de que "los comicios andaluces revelaron algunas pautas que pueden ser útiles para diseñar futuros escenarios electorales". A la luz de las pautas que se derivan de dichas elecciones, "es posible construir un vaticinio para las próximas elecciones autonómicas tomando como base los resultados territoriales de las elecciones legislativas del 2016". Sobre esa base y aplicando la nueva correlación de voto a derecha e ­izquierda, ha elaborado las proyecciones para el 26-M en las seis comu­nidades autónomas en las que ahora gobierna la izquierda, entre ellas Castilla-La Mancha.

De esta forma, la proyección del diario catalán deja el futuro gobierno de Castilla-La Mancha en el aire, con una pérdida considerable de votos del PSOE y el hundimiento total del PP. La solución quedaría en manos de Cs, que podría dar el gobierno al PSOE de Page o a un tripartito del PP, Ciudadanos y VOX, en un escenario en el que los "populares" y los morados estarían empatados en número de diputados.

Según La Vanguardia, "la clara ventaja en votos que obtendría un tripartito formado por el PP, Cs y Vox apenas se traduciría en escaños, pues la ley electoral impuesta por Cospedal en la anterior legislatura penalizaría la fragmentación del sufragio conservador y dejaría a los ultras con solo tres escaños. Además, la mayoría raspada del bloque de centro y derecha (17 diputados frente a los 16 del PSOE y Podemos) coexistiría con una potencial mayoría alternativa, formada por PSOE y Cs".

Lo más llamativo e increíble de esta proyección es que le da al PSOE tan solo 11 diputados, mientras que Podemos obtendría 5. PP y Ciudadanos tendrían 7 cada uno y VOX no pasaría de 3. Aún aceptando que es una proyección matemática sobre los resultados reales de las elecciones andaluzas, lo cierto es que se antojan imposibles. Lo más imposible es que Podemos obtenga cinco diputados, pero también resulta muy difícil pensar que el PSOE baje a 11 y el PP empate a 7 con Ciudadanos. No es raro que los bloques derecha-izquierda mantengan resultados parejos en Castilla-La Mancha, como ha sido casi siempre. Lo extraño es el reparto de escaños que han hecho dentro de cada bloque.

COMPARTIR: