Confidencial

Confidencial

EDCM

El grupo chino que quiere comprar Incarlopsa y el desmentido de la empresa

48891_incarlopsa.jpg

El grupo chino Kam Fung Group está en conversaciones para comprar Incarlopsa, interproveedor cárnico de Mercadona, en un movimiento que valoraría la empresa castellano-manchega en 1.000 millones de euros.

Según ha informado Reuters , está a punto de cerrarse el acuerdo para la compra del 95% de la compañía, controlada por la familia Loriente Piqueras y que tiene aproximadamente 200 millones de euros en deuda. La familia mantendría el resto de acciones.

En Mercadona han confirmado la operación, asegura Vozpópuli, aunque remiten a su interproveedor. Precisamente desde 2015 Incarlopsa ha sufrido un proceso de cambio de propietarios tutelado por la empresa de Juan Roig y destinado a especializar más sus procedimientos con la división en tres compañías.

La empresa cárnica, con sede en Tarancón, produce salchichas, jamón y otros productos del cerdo. En 2017 ganó 75 millones de euros. Se valoraría al precio de 16 veces ebitda y sería la última gran compra de un grupo chino en España, un grupo concretamente que no tiene experiencia en cárnicos sino en inversión inmobiliaria.

Kam Fung sumaría una nueva presencia del capital chino en el sector agroalimentario español. Los orientales ya están presentes en bodegas (Marqués del Atrio), así como en la propia distribución a través de Grupo Miquel.

El grupo con sede en Hong Kong habría planteado la posibilidad de formar un consorcio con el gestor de fondos chino, Huarong Asset Management, de propiedad estatal. Sin embargo, el escrutinio al que somete Beijing a las operaciones de sus empresas fuera de China hará que probablemente la gestora nacional no forme parte de la operación.

Esta no es la primera vez que un grupo chino se interesa por Incarlopsa, ya que, según cita Reuters, el conglomerado Fosun International también estuvo, el año pasado, en conversaciones para la compra de una participación relevante en el grupo español. La negociación se frustró por desacuerdos en torno a la valoración y otros términos de la operación.

Incarlopsa desmiente: "Son maniobras de presión"

Incarlopsa ha enviado un comunicado después de conocerse la información a través de Reuters. En él, desmiente estar en ningún proceso de venta:

"Ante las distintas informaciones aparecidas hoy en diferentes medios sobre la valoración y venta de nuestra compañía, INCARLOPSA desmiente, en lo que a ella le corresponde, las informaciones publicadas.

INCARLOPSA -como es natural por el volumen y posicionamiento de la empresa en el sector- recibe y escucha a todos aquellos que se interesan por la compañía y por eso se siente muy orgullosa del interés que está despertando, en los últimos meses, entre diferentes grupos internacionales (chinos, rusos, norte-americanos...).

Las informaciones aparecidas sobre la venta o valor de la compañía sólo las podemos entender como maniobras de presión para influir en la posición de los accionistas. Desde INCARLOPSA queremos transmitir que este tipo de informaciones no van a cambiar nuestra agenda de trabajo ni nuestro compromiso con seguir apostando por la máxima calidad y el mejor precio, dentro de los más altos estándares y excelencia en todos los procesos, para seguir garantizando a nuestros clientes los máximos niveles de calidad y seguridad alimentaria".

COMPARTIR: