Confidencial

Confidencial


EDCM

La mejor imagen que se ha visto en Castilla-La Mancha en mucho tiempo

Todo ha ido mejor en Castilla-La Mancha a partir de la llegada del Ejército para hacer frente a las consecuencias de la histórica y gran nevada con la que hemos empezado el nuevo año. El temporal ha azotado con fuerza a numerosas zonas de España, pero ha castigado especialmente a las comunidades de Castilla-La Mancha y Madrid, con una importantísima repercusión en la vida cotidiana de las personas y las ciudades y problemas que todavía no terminan de resolverse. La presencia de la Unidad Militar de Emergencias y otros efectivos del Ejército en diversos puntos de Castilla-La Mancha, Toledo capital entre ellos, ha supuesto un alivio en lo material y una inyección de ánimo en lo moral, además de una importante contribución para ayudar en las tareas de limpieza y recuperar lo antes posible la normalidad.

EjercitoNieveEn2021JavierRuiz

Ver a los militares en las calles y plazas de nuestros pueblos y ciudades trabajando de forma continuada e incansable ha sido, sin duda, la mejor imagen que se ha visto en Castilla-La Mancha en mucho tiempo: una imagen de colaboración, de solidaridad, de cercanía con la sociedad a la que se sirve, y de esfuerzo para combatir los efectos del temporal y ayudar a los ciudadanos en todos los problemas ocasionados. La gente ha agradecido este gran trabajo al servicio de todos que ha realizado el Ejército durante largas jornadas a lo largo y ancho de Castilla-La Mancha y con ciudades que, como Toledo, han sufrido durísimas consecuencias por la nieve y aún hoy tratan de recuperarse de este azote inesperado de la meteorología. El esfuerzo de todos y cada uno de los efectivos que han participado en estas tareas por toda la comunidad castellano-manchega ha servido, además, para aproximar al ciudadano a la institución militar y reconocerse en ella como parte esencial de la nación y un eje imprescindible de los valores que reconoce nuestra Constitución.

ToledoEjercitoEne2021TrabajandoNieve

Esta labor del Ejército ha sido, por tanto, de ayuda y presencia, pero también de cercanía y conexión emocional con la sociedad, que siempre recordará esta gran nevada de los primeros días de enero de 2021 y el trabajo de los militares en las calles para mejorar la vida de la gente y paliar los desastres producidos. Gracias, por todo, al Ejército y a todos sus efectivos por este apoyo que supone una imagen que está entre lo mejor de la sociedad española, entre lo mejor de un país que atesora grandes valores y tiene un lado bueno monumental e imprescindible.

Compartir