Confidencial

Confidencial


EDCM

La diputada de Ciudad Real que anticipó hace 20 días lo ocurrido ayer en el Congreso

Rosa Romero, presidenta de la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados Rosa Romero, presidenta de la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados

Es una de las diputadas nacionales de Castilla-La Mancha que más se está visibilizando por ser la presidenta de la comisión parlamentaria más activa en este tiempo de coronavirus, por el trabajo que realiza, por su presencia activa en las redes sociales y por su buena relación con los medios. Nos referimos a la diputada ciudadrealeña y exalcaldesa de la capital manchega Rosa Romero.

No solo ha logrado sobrevivir en el Congreso al pos Gobierno del PP de Mariano Rajoy, durante el cual ejerció de vicepresidenta cuarta de la Mesa de la Cámara Baja, sino que ha ganado relevancia en la actual legislatura tanto a nivel parlamentario como dentro del PP de Pablo Casado a nivel nacional. Ello se debe, entre otras cosas, al ejercicio de su cargo como presidenta de la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso, que por las circunstancias de crisis sanitaria que padecemos es una de las más activas y la que más seguimiento tiene de los medios de comunicación. Romero fue de las primeras en el Congreso que ordenó que se guardara un minuto de silencio al inicio de cada comisión por las víctimas del Covid-19 cuando en el partido del Gobierno se resistían a hacerlo, significándose en ese sentido la propia presidenta de la Cámara, Maritxel Batet.

Rosa Romero modera la Comisión de Sanidad sin estridencias ni salidas de tono por lo que los debates se han desarrollado hasta el momento con normalidad democrática y sin que sean noticia por otra cosa distinta a los sensibles asuntos que se tratan.

La diputada ciudadrealeña también es vocal de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica. Fue en este órgano parlamentario donde vaticinó hace casi veinte días lo que ocurrió ayer en el Congreso, al ser rechazado el dictamen de medidas sociales para la reconstrucción propuesto por el Gobierno del PSOE-Podemos

Fue el pasado día 3 de julio cuando Rosa Romero advirtió que al Ejecutivo “se le llena la boca estos días con la palabra consenso y pacto, pero luego traen un texto que ataca la libertad de elección educativa de los padres y deja fuera a dos millones de alumnos de la escuela concertada”.

Subrayó que “la educación pública y la concertada conviven en el sistema educativo español y cumplen un servicio esencial en materia educativa”, por lo que rechazó la “vieja propuesta de la izquierda de enfrentar lo público con lo privado”. También reprochó al Gobierno que en materia educativa quisieran dejar fuera a los centros de educación especial que necesitan de su apoyo.

Aseguró igualmente que “hoy en España hay más desigualdad, más pobreza, más paro y las familias tienen menos oportunidades, por lo que ahora más que nunca hay que proteger a los más vulnerables”, que es en lo que se centran las propuestas del PP.

Por estas cuestiones anticipadas por Rosa Romero no salió adelante ayer el dictamen de medidas sociales para la reconstrucción, al que se opuso el PP, mientras que se aprobaba por la mínima -con un solo voto de diferencia- el de propuestas destinadas a la reactivación económica. Los otros dos bloques de propuestas -sanidad y política europea- fueron aprobados por amplia mayoría gracias a la suma principal de PP y PSOE.

En su cuenta de Twitter, Romero dejaba constancia de estos hechos tras la decisión del Congreso de este miércoles: "Hoy ha caído la propuesta de políticas sociales del PSOE y Podemos gracias al trabajo y defensa férrea del @GPPopular, siempre a favor de una educación pública y concertada. Hoy gana la libertad de elección de los padres y pierden las políticas sectarias".

 

Compartir
Update CMP