Confidencial

Confidencial

EDCM

El desvarío de Ecologistas en Acción de Toledo y su odio cerval a Puy du Fou

2019/07/03/111438_111022_humoto.jpg

Como ya ha informado este diario, Ecologistas en Acción Toledo ha exigido al Ayuntamiento de la capital castellano-manchega que no permita utilizar fuegos artificiales en el parque temático sobre la historia de España Puy du Fou, ya que se encuentra en una zona de riesgo cercana a donde se producía un incendio el pasado viernes que ha afectado a unas 1.600 hectáreas de encinar y a una parte de terreno urbano en los términos municipales de Toledo, Guadamur, Argés y Albarreal de Tajo.

Ha sido un incendio pavoroso que todo Toledo siguió muy de cerca minuto a minuto porque el denso humo, e incluso las llamas, podían verse desde una gran parte de la ciudad y porque el fuego afectaba a las viviendas de las urbanizaciones de La Bastida y Montesión. El incendio provocó también una impresionante y ejemplar movilización de los ciudadanos a favor de los animales de la perrera municipal llevándoles agua y comida y acogiéndoles en sus casas. 

Ecologistas en Acción ha lamentado el incendio y ha pedido que se depuren responsabilidades, pero sobre todo ha aprovechado las circunstancias de forma oportunista para volver a la carga contra el parque de ocio e historia Puy du Fou, poniendo de relieve una vez más el odio numantino que acumulan contra este proyecto. Los responsables en Toledo de la organización ecologista, una muy digna ONG que lucha por la defensa de nuestro patrimonio y riqueza natural, le hacen un flaco favor a la entidad a la que representan. Se retratan con este asunto y hacen sospechar que detrás de tanta inquina, después de que los tribunales y la generalidad de la sociedad toledana hayan fallado en su contra, hay intereses espurios que no se atreven a confesar.

No es normal que exijan que se prohíban los fuegos artificiales en el parque temático porque se encuentra a poca distancia del lugar en el que se ha producido el incendio del fin de semana. Es la misma distancia, o más, que la que hay desde La Peraleda y jamás en 30 años se les ha ocurrido a los de Ecologistas en Acción pedir que se eliminen los fuegos artificiales de las ferias toledanas en plena canícula de agosto. No muy lejos de los terrenos de Puy du Fou y en un espacio natural de igual riqueza medioambiental, en Guadamur, se quema cada año la colección de pólvora más grande de la provincia, y tampoco se ha opuesto nunca Ecologistas a que se siga quemando. En realidad son muy ocasionales los incendios que provocan los fuegos artificiales, pese a que los hay en todos los pueblos y ciudades de España al menos una o dos veces al año y la mayoría de ellos cuando más calor hace y los pastos están más secos.

Decir que "las administraciones deben predicar con el ejemplo para ser creíbles, y en este sentido, en Toledo, lo primero que deben hacer es anunciar ya que no será posible usar fuegos artificiales en Puy du Fou" es una indecencia absoluta. Si pidieran eso mismo para cualquier pueblo de la zona les correrían a gorrazos. Y con razón. Pero no, lo piden solo para Puy du Fou, el enemigo público número uno para los dos dirigentes en Toledo de Ecologistas en Acción. La pena es que hay mucha gente de buena fe que les cree, aunque se retraten de esta manera tan pueril y malsana.

COMPARTIR: