Confidencial

Confidencial


EDCM

El PP de Paco Núñez ni se plantea expulsar del partido a Cospedal

Tras la petición de la Fiscalía de imputar en el caso Kitche a la expresidenta de Catilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, han sido varios los portavoces socialistas que han pedido al PP y a Paco Núñez que den de baja en el partido a la política albaceteña. El PSOE incluso lleva tiempo pidiendo que le quiten los “honores”, en referencia al cargo de presidenta de honor que supuestamente ostenta en el PP de Castilla-La Mancha.

La pregunta recurrente a Paco Núñez en sus comparecencias ante los medios de los últimos días no cambia: “¿Va a dar de baja a Cospedal en el partido?”. La respuesta de Núñez es que en las circunstancias que estamos a causa de la pandemia de coronavirus y sus efectos sobre la sanidad y la economía, ese es un tema en el que no entra porque está en manos de la justicia. Entienden en el PP castellano-manchego que hasta el momento no se ha demostrado nada contra Cospedal, que ni siquiera se la ha imputado y que en circunstancias como estas hay que dejar actuar a los tribunales. En cualquier caso, en la dirección de los "populares" castellano-manchego ni se han planteado la posibilidad de dar de baja a Cospedal como militante del partido. Tampoco le quitarán el cargo de presidenta de honor porque no lo tiene.

Si finalmente fuera imputada, la decisión sobre su militancia en el partido la tomaría la dirección nacional al tratarse de alguien que fue número dos en el ejecutivo de la organización. El PP de Castilla-La Mancha ejecutaría el trámite de baja si Cospedal mantiene aquí su afiliación, pero la orden se firmaría en Génova 13.

De hecho, Pablo Casado ha proclamado estos días que habrá mano dura en el PP si se confirman las acusaciones del caso Kitchen, aunque según fuentes del partido no bastará con la mera imputación de los implicados para que se tomen medidas internas contra ellos. Según OK Diario, que cita fuentes próximas a la Fiscalía, en un primer momento se barajó la posibilidad de llamar al expresidente Mariano Rajoy en condición de testigo, pero el avance de la instrucción ha descartado esa posibilidad. Sólo en caso de que apareciesen nuevas pruebas o testigos clave se daría ese paso.

Distinto es el caso del ex ministro del Interior, Jorge Fernández-Díaz, y la ex secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. Según el citado diario, “el instructor planea imputar a estos dos ex cargos del partido tras la petición realizada por la Fiscalía Anticorrupción”. En ese sentido afirman que las pruebas aportadas por la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional sobre la implicación del ex ministro, son rotundas: “El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional tiene material suficiente para aceptar la solicitud del Ministerio Público”. Sin embargo, advierten, no ocurre lo mismo con Cospedal: “En este caso los investigadores no han aportado suficientes pruebas que supongan una futura condena”, tal como ha contado Carlos Cuesta en OK Diario. Que no haya suficientes pruebas para condenarla no quiere decir que no vaya a ser imputada próximamente por el instructor del caso, tal como ha pedido la Fiscalía.

Compartir
Update CMP