Confidencial

Confidencial

EDCM

El nombre y los oscuros motivos de las dos personas que quieren cerrar la exposición anti-pederastia en Toledo

El artista toledano Fernando Barredo 'Loc' nada más ser agredido en su casa

 

Hacía muchos años que una exposición no levantaba tanta polvareda en Toledo y en Castilla-La Mancha. En ella puede verse una figura de un sacerdote rodeado de niños de varias edades, desnudos y unidos al religioso mediante cadenas. 'Pederoclastia', como se llama la muestra con la que el artista toledano Fernando Barredo, alias 'Loc', denuncia en el Círculo de Arte de la capital regional los casos de abuso sexual hacia niños producidos en la Iglesia, ha provocado una intensa división de opiniones sobre su conveniencia y legalidad. La asociación ultracatólica Abogados Cristianos, incluso, ha solicitado la retirada de la misma porque "imita los ornamentos propios del culto católico con figuras de niños en actitud sexual explícita", lo que a su juicio atenta "contra los sentimientos católicos". El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Toledo, de hecho, ha incoado diligencias previas para tomar una decisión al respecto.

Lo más sorprendente del caso es que a dicho procedimiento judicial ha solicitado incorporarse como acusación popular un ciudadano particular del que hasta ahora poco se conocía, ni su identidad ni los motivos reales de su decisión. Según ha podido saber EL DIGITAL, se trata del empresario Manuel Francisco Milagros Vázquez Jaen, que está representado por el abogado Guillermo Alfonso Pérez-Reyes. Lo llamativo es que ambos conocen muy bien a Barredo, ya que fueron compañeros en Podemos Castilla-La Mancha en los albores del partido político en nuestra comunidad autónoma. Las relaciones entre ellos no pudieron ser peores (con acusaciones de compra de votos en las primarias por medio) y todo acabó de una manera muy violenta: el letrado Pérez-Reyes y su hijo fueron detenidos por estar presuntamente vinculados con la tremenda agresión que el artista toledano sufrió al abrir la puerta de su casa a un falso mensajero cuya única intención era propinarle una brutal paliza que le provocó varias facturas.

El propio Fernando Barredo, en su perfil de la red social Facebook, ha escrito: "Creo que este personaje quiere ejercer acusación popular, lo que no sería tan patético si no fuera porque él y el abogado que le asiste son los dos imputados como presuntos autores intelectuales de las graves lesiones que me produjo un sicario hace dos años, que la Policía Nacional y la prueba de su ADN identificaron con un hijo del segundo". Por lo tanto, no sería descabellado pensar que el interés de Manuel Francisco Milagros Vázquez y Guillermo Alfonso Pérez-Reyes en torno a la exposición 'Pederoclastia' no tiene nada que ver con los límites del arte sino embarrar al máximo la figura del autor de la misma, contra el que mantienen una animadversión manifiesta que incluso ha sido televisada en directo en programas matinales a nivel nacional.

El abogado Pérez-Reyes ha explicado a la agencia Efe que el Código Penal establece que es delito de corrupción de menores la exhibición de genitales de menores aunque no sea explícita y se represente a través de imágenes figuradas. 'Loc', por su parte, defiende ante EL DIGITAL que los niños encadenados a la figura del sacerdote son "maniquís aexuados".

El artista toledano, en defensa de la libertad artística y de expresión, está aguantando por ahora las presiones recibidas contra 'Pederoclastia', que ya han alcanzado incluso carácter internacional después de que el "Observatorio de la intolerancia y de la discriminación contra los cristianos en Europa" haya denunciado en su página web la existencia de la exposición, de la que ya se han hecho eco varias publicaciones católicas en el extranjero. Veremos cómo acaba este asunto puesto que todo hace indica que tiene ingredientes más allá de la denuncia artística.

COMPARTIR: