Confidencial

Confidencial

EDCM

Orlena de Miguel reparte leña en todas direcciones y deja una sola vía al PP de Paco Núñez

Orlena de Miguel (Foto: captura CMMedia)

En el PSOE de Castilla-La Mancha y en el Gobierno regional están contentos con la magnífica entrevista que ayer le hizo la periodista Sonia Trigueros en el informativo de la mañana de CMMedia a la portavoz de Ciudadanos en la región, Orlena de Miguel. Contentos pese a que la dirigente naranja repartió estopa a diestro y siniestro y fue bastante crítica con la gestión del ejecutivo de Emiliano García-Page. Pero lo que llena de alegría a los socialistas castellano-manchegos es que Ciudadanos establezca una clara diferencia entre Andalucía y Castilla-La Mancha y que la que se supone que va a ser la candidata a la Junta no se muestre proclive a establecer un pacto de gobierno con el PP y Vox en caso de que se diera esa posibilidad. Todo el mundo cree tener claro a estas alturas que el partido de Albert Rivera ha pagado la cuota de “derechismo” en Andalucía y que necesita pactos más a la izquierda para centrar su imagen. El caso de Castilla-La Mancha puede venirle al pelo en el mes de mayo.

Orlena de Miguel ha suspendido la gestión de Page al frente de la región, siendo ésta una de las primeras conclusiones de CMMedia en el artículo publicado en su web sobre la entrevista. Más dura aún fue con Podemos ya que se tomó a risa su papel en el Gobierno de Page: “¿Podemos está en el Gobierno de Castilla-La Mancha? En lo único que lo hemos notado es en el millón y medio que nos cuesta, alguna declaración altisonante y poco más”. Y tampoco fue benévola con el PP al poner en duda a su candidato, Paco Núñez: se le ha vendido como algo fresco, ha dicho, pero “es la misma línea, calcada, de Cospedal”.

Al ser preguntada si entran en el Parlamento pero no pueden gobernar, ¿pactarían con todos, incluido eventualmente Vox, como en Andalucía?, De Miguel explicó que “Andalucía es bastante diferente a Castilla-La Mancha. Allí, el PSOE llevaba casi 40 años de gobierno, se creía que el poder era suyo, y era una de las regiones más corruptas. Eso tenía que cambiar” ha dicho de Miguel. “En Castilla-La Mancha la situación es distinta. Hemos tenido gobiernos del PSOE y del PP, más del primero, y la única constante que hemos visto aquí es que no ha servido de mucho: estamos, con respecto a España, en el mismo lugar y con los mismos problemas que hace diez años: el agua, la sanidad que no funciona…, queremos romper esa dinámica, no dejar todo como estaba”.

Albert Rivera dijo que hace dos días que Ciudadanos no apoyaría a Pedro Sánchez, pero podría apoyar a Emiliano García-Page, Javier Lambán o Guillermo Fernández Vara, por considerarlos más moderados. A este respecto, De Miguel ha dicho que el espacio para construir siempre está en el centro, y es muy amplio, particularmente en Castilla-La Mancha. “Es ahí donde podemos llegar a consensos”.

El PSOE ha tomado buena nota de las palabras de De Miguel, siempre en clave positiva, porque de las mismas se deduce que Ciudadanos tiene mejor disposición a pactar con los socialistas que con los populares. Al menos es lo que ellos creen. Y no parece que vayan descaminados, ya que a tenor de lo escuchado Orlena de Miguel solo le deja un camino a Paco Núñez para ser presidente de Castilla-La Mancha: Que la suma de sus escaños y los de Vox les den mayoría absoluta.

COMPARTIR: