Confidencial

Confidencial


EDCM

La Fundación nacional del PP que preside Adolfo Suárez ficha a un exdiputado de la región

Jesús Rodríguez Camaño Jesús Rodríguez Camaño

El presidente nacional del PP, Pablo Casado, anunció a primeros de septiembre la creación de la nueva fundación del partido, Concordia y Libertad, que preside Adolfo Suárez Illana, excandidato "popular" a la Presidencia de Castilla-La Macha. En aquella campaña electoral Suárez Illana tuvo como mano derecha y principal colaborador a Jesús Rodríguez Camaño, "Chule", que ejerció el cargo de jefe de gabinete durante el tiempo que permanecieron juntos en la región, entablando una estrecha amistad que ha perdurado y se ha afianzado con el tiempo. Rodríguez Camaño, que fue un destacado diputado regional y años más tarde formó parte del gobierno autónomo de María Dolores de Cospedal como director general de Promoción Institucional, se ha incorporado esta semana a la Fundación Concordia y Libertad con el objetivo de ayudar a Adolfo Suárez a ponerla en marcha y su posterior organización, un ambicioso reto que vuelve a unirles en un proyecto nacional de máximo interés.

Fue en Ávila donde Casado anuncio la creación de Concordia y Libertad en un acto en el que rompió el protocolo y le dio la palabra al que sería responsable de la fundación, Suárez Illana, hijo del expresidente del Gobierno fallecido en 2014. Suárez Illana reivindicó el valor de la Transición, de la que su padre fue protagonista, y prometió que la Fundación servirá para contrastar ideas y promover proyectos siempre con respeto a ese legado.

Pablo Casado define al presidente de la nueva fundación como un "patriota comprometido con el futuro de España y depositario del mejor legado de libertad y concordia, que diseñó y culminó su padre". La fundación Concordia y Libertad acogerá a los mejores expertos españoles y europeos para debatir sobre los nuevos retos, económicos, sociales y políticos a los que se enfrenta España, generar así las mejores ideas y conformar una agenda ambiciosa, reformista y transformadora, pero sensata y responsable.

Adolfo Suárez Illana ha asumido la presidencia de la fundación como un "compromiso" y asegura que la principal tarea de un político debe ser "ilusionar a su pueblo", por lo que ha apuesta, frente al "derrotismo", por "construir un futuro mejor" y "no permitir que ese futuro se construya al margen nuestro". Para llevar a cabo esos objetivos cuenta desde ahora con una de las personas más cercanas: el toledano Jesús Rodríguez Camaño.

Compartir
Update CMP