Confidencial

Confidencial


EDCM

Page se recupera cuando acaba uno de los años más intensos de su vida

Emiliano García-Page, presidente de CLM, en uno de sus últimos actos públicos antes de suspender su agenda oficial Emiliano García-Page, presidente de CLM, en uno de sus últimos actos públicos antes de suspender su agenda oficial

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, suspendió el pasado viernes su agenda pública debido a los problemas de salud que se le han acumulado en un año marcado por la crisis provocada por la pandemia de coronavirus y por sus propias dolencias personales.

Hay que estar hecho de otra pasta para poder sobrellevar como gobernante las consecuencias de un tsunami sanitario que se ha llevado por delante la vida de miles de personas, una gran parte de ellas mayores. Es verdad que el gobernante debe soportar como nadie este tipo de situaciones y estar preparado para hacerles frente sin desmayo y sin que se note que le afecta. Que eso va implícito en su sueldo. Pero también es cierto que la capacidad de aguante puede tener un límite si a los problemas circundantes se le suman las situaciones adversas propias.

Ese ha sido el caso del presidente castellano-manchego, que durante meses ha tenido que hacer frente a la pandemia -y sigue haciéndolo- en su calidad de máximo responsable de la gestión política de la región, viviendo semi aislado en el Palacio de Fuensalida durante los peores momentos de la crisis y soportando sus dolencias provocadas por tres hernias discales y un dolor intenso que le obligan a medicarse fuertemente. Y aún habría que añadir a todo ello otras cuestiones personales y familiares, como el hecho de que su madre esté enferma y haya necesitado hospitalización durante un tiempo. 

Page no ha dejado en ningún momento de cumplir con sus obligaciones. Se podrá decir de él cualquier cosa, pero no que flojeé a la hora de trabajar. Es incansable y cansa al equipo que tiene alrededor. Pero la situación ha llegado a un punto en que ha sido necesario hacer un paréntesis para someterse a nuevas pruebas médicas y a remediar el estado de descompensación de tensión que sufría los días inmediatos a la suspensión de su agenda oficial. Durante el fin de semana ha recibido numerosas muestras de apoyo y cariño, empezando por las de sus propios consejeros y cargos del PSOE en Castilla-La Mancha.

Fue precisamente su número dos en el partido, Sergio Gutiérrez, quien dio a conocer de forma más detallada el parte de dolencias de Page después de desearle "mucho ánimo, presi".  El propio Gutiérrez explicaba que "son ya muchos meses intentando que tú salud no hiciera mella en la agenda en la lucha contra la COVID y todo tiene un límite. Muchos no sabrán que llevas meses con mareos fuertes por una tensión muy elevada y descompensada, que se te acumulan tres hernias discales que te obligan a medicarte fuertemente y que aún así no has fallado ni un solo día en la lucha contra la pandemia". Explicaba también que "algunos han utilizado la enfermedad" para "hacer daño" al presidente regional, cosa que se ha podido ver a lo largo de estos meses, y no por lo que se ha publicado en los medios tradicionales sino por lo que se ha vertido en las redes sociales y por lo que muchos han comentado profusamente en privado.

"Mejórate pronto. Te necesitamos", concluía Sergio Gutiérrez. Según fuentes del Gobierno, Page está mejor y se está recuperando. Por muchas razones, este año 2020 va a quedar en su recuerdo como uno de los más intensos de su vida.

Compartir