Confidencial

Confidencial


EDCM

Una comisaría de Policía de la región encabeza un ranking nacional con muchas incógnitas

Comisaría de la Policía Nacional de Albacete Comisaría de la Policía Nacional de Albacete


El senador designado por las Cortes Valencinas Carles Mulet García, y en representación del Grupo Parlamentario Izquierda Confederal, que integra a varios partidos como Compromís, Más Madrid, Geroa Bai o Cataluña en Comú, presentó el pasado mes de febrero una pregunta al Gobierno sobre las denuncias registradas en los últimos diez años por posibles casos de tortura en las comisarías de la Policía Nacional.

El día 2 de este mes de mayo ha respondido el Ejecutivo de Pedro Sánchez a través de la Secretaría de Estado de Relaciones con las Cortes y Asuntos Constitucionales. Para nosotros hubiera pasado desapercibida la respuesta si no fuera por un dato que atañe directamente a Castilla-La Mancha, y más concretamente a Albacete.

Dice el Gobierno que en la relación de denuncias que adjunta en la respuesta al senador valenciano, se identifica "cada uno de los expedientes grabados en el registro en función de la unidad de adscripción de los funcionarios policiales de ese Cuerpo denunciados, con independencia del lugar, unidad o administración donde se presentara la denuncia, y sin que tal registro presuponga la realidad de los hechos ni la responsabilidad de los agentes denunciados".

Pues resulta que la provincia en la que se han registrado el mayor número de denuncias por supuestas torturas en las comisarías desde el año 2009 hasta el 2019 ha sido en Albacete, y más concretamente en la comisaría de la capital. En el anexo del informe del Gobierno hay al menos veinte referencias a Castilla-La Mancha y todas ellas centradas en Albacete capital, excepto una de Hellín. Solo esta comisaría tendría más denuncias en estos diez años que todas las comisarías de Madrid juntas, que apenas suman siete, y casi tantas como en el conjunto de las provincias de Andalucía, donde han contabilizado 25 denuncias. Y por supuesto más que en regiones como Castilla y León, donde solo hay una denuncia.

No conocemos el motivo de esta desproporción de denuncias entre Albacete y el resto de provincias de Castilla-La Mancha, en las que no ha habido ni una sola reclamación por esta causa. Ni tampoco sabemos el trámite ni la resolución que han tenido posteriormente.

Los datos están ahí, recién sacados a la luz. Ahora corresponde saber si dichas denuncias tenían alguna base cierta y y las razones por las que Albacete encabeza el ranking de comisarías denunciadas.

Compartir
Update CMP