Confidencial

Confidencial


EDCM

Un alcalde de Castilla-La Mancha monta un cine para pedir que el autobús pase por su pueblo

Monreal de Llano es un pequeño pueblo de la provincia de Cuenca donde regularmente viven 60 vecinos. Todos ellos luchan como muchas localidades de la llamada 'España vaciada' para mantener vivo su pueblo.

Pero no siempre esta lucha es fácil. Monreal del Llano lleva varios años sin autobús de línea regular que permita a sus vecinos poder desplazarse a Cuenca o Madrid para hacer gestionar o acudir al médico, por ejemplo.

Para mantener viva esta reivindicación, a su alcalde Fernando Martínez se le ha ocurrido una original idea: convertir la marquesina de su pueblo en un cine de verano que durante los fines de semana del mes de agosto proyecta películas de estreno.  "Es una manera de protestar por la situación que tenemos y al mismo tiempo de proporcionar a mis vecinos una posibilidad de ocio en el pueblo durante este mes”, asegura.

No obstante, Martínez subraya que éste no es el uso que quiere para la marquesina por lo que avisa que “seguiré peleando por el autobús, porque un buen transporte público es fundamental para mantener un mundo rural vivo, con habitantes y también es imprescindible para que las personas mayores puedan moverse y viajar”.

Tras muchas gestiones, el alcalde Monreal del Llano ha conseguido una 'parada a demanda,' una modalidad que también se ha implantado en otros lugares de la provincia y que según el edil crea descontento y confusión entre los usuarios por tener que depender de contactar telefónicamente con la compañía de autobuses para que pasen por los pueblos. A ello se suma que no es una salida resolutiva cuando se presentan emergencias.

“Un autobús lleva a quien quiera ir a Madrid hasta Tarancón. Allí tiene que acoplarse al horario de los autobuses que salen de esa estación, pero es imposible ir y volver en el día, porque el regreso es muy pronto”, explica el alcalde. “¿Cómo puede alguien llevar a cabo alguna gestión o ir al médico a Madrid si llega a las 13:00 horas, por ejemplo, y se tiene que volver a las 15:00 porque ya no hay otra manera de llegar al pueblo?”

Mientras tanto, y a la espera de una solución, Martínez asegura que las reivindicaciones no pararán. Pensando ya en el mes de septiembre, asegura que “igual nos planteamos hasta hacer teatro”.

Compartir
Update CMP