Confidencial

Confidencial

EDCM

Un médico del Sescam ha acabado 9 días en la cárcel y fugado durante unas vacaciones en Italia

2019/08/12/115282_fotonoticia_20160313130318_800.jpg

La Cadena Ser contaba este lunes la complicada situación judicial en la que se encuentra Luis Enrique Paredes, médico del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) que ejerce en la localidad toledana de Illescas. De origen peruano, desde hace 25 años se siente plenamente integrado en nuestro país junto a su familia. Fue en 1993 cuando llegó a España huyendo de la persecución por parte de las autoridades de Perú a consecuencia de haber atendido en el hospital en que trabajaba a miembros de la organización terrorista Sendero Luminoso. Aquí, las autoridades españolas le concedieron asilo y, posteriormente, la nacionalidad. Sin embargo, en 2013 se enfrentó a una petición de extradición cursada por Perú a través de Interpol. Al tratarse de un supuesto caso de terrorismo, el doctor fue detenido en 2013 y el caso acabó en la Audiencia Nacional, que un año después rechazó esa petición, considerando que no se puede entregar a alguien a un país por los mismos motivos por los que se le ha concedido asilo.

Así, Luis Enrique consideraba definitivamente cerrada su aventura judicial. Sin embargo, el médico del Sescam no estaba en lo cierto. Tal y como ha informado la Cadena Ser, "esta vez han sido unas vacaciones en coche por la costa mediterránea de Francia e Italia las que han acabado con Paredes pasando una semana encarcelado en aislamiento y huido de la Justicia italiana". Cuando estaba en Génova, a través de su registro en el hotel, la policía italiana lo localizó y detuvo de madrugada, poniéndolo en aislamiento. El juez consideraba que había riesgo de fuga por su falta de arraigo en Italia, a pesar de que el acusado sí tiene una vida estable en España.

Asistido desde el principio por el consulado español en Génova, Luis Enrique, que pasó nueve días en prisión, quedó el pasado viernes en libertad con restricción de movimiento. Es decir, tenía que permanecer en la ciudad italiana hasta que Perú aportara la documentación del caso -tienen legalmente 90 días para hacerlo- y se decidiera si le permitían volver a España a la espera de la resolución definitiva. A pesar de esa prohibición, Paredes ha decidido volver a España, aunque eso suponga huir de la Justicia italiana. "Lo he meditado mucho", ha dicho el doctor en el programa 'Hoy por Hoy' de la emisora de Prisa. "El trato fue muy denigrante, la situación de aislamiento, sin poder hablar con nadie, sin ropa, fue terrible una semana en esta situación", ha contado.

Luis Enrique es consciente de que ha pasado a tener una situación judicial compleja pero confía en que España no le entregue por una situación ante la que la Audiencia Nacional le exoneró. Este mismo lunes tenía previsto personarse ante un tribunal en nuestro país para informar de que está aquí y de que su intención no es huir. El caso le persigue desde hace 29 años.

COMPARTIR: